Lacan y Descartes

Share Button

comparación existencia esencia De Dios
1. Primera prueba de la demostración de la existencia de Dios: Descartes afirma que la causa de una idea debe siempre tener al menos tanta perfección como la representada por la idea. Por ello, la causa de la idea de una sustancia infinita no puede ser más que una sustancia infinita y la simple presencia en mí de la idea de Dios demuestra la existencia de Dios. 
2. Segunda prueba de la existencia de Dios: puedo llegar a reconocer la existencia de Dios por la misma consideración de la finitud de mi yo. Yo soy finito e imperfecto, como se demuestra por el hecho de que dudo. Pero si fuese la causa de mí mismo me habría dado las perfecciones que concibo y que están presentes y contenidas en la idea de Dios. Es, pues, evidente que no me he creado a mí mismo y que ha debido crearme un ser que tiene todas las perfecciones cuya simple idea yo poseo. Descartes en sus dos primeras pruebas no deja de utilizar el principio de causalidad, para fundamentar la afirmación de que Dios existe. 

3. Hume llevará a cabo una crítica radical del principio de causalidad, tema central de su filosofía y de su crítica a la Metafísica.
El principio de causalidad establece que todo lo que acontece, lo hace en función de una causa. No existe, pues, efecto sin causa. Toda relación causal exige la contigüidad espacial de la causa y el efecto, la prioridad temporal de la causa y la conjunción constante de esta contigüidad espacio-temporal de causa y efecto. Pero esto no basta; es necesario que exista entre la causa y el efecto una conexión necesaria Para Hume, la experiencia es el origen de todo nuestro conocimiento, pero también es el límite del mismo
4. Y si Descartes pretende sostener en base a su argumento ontológico que la existencia de Dios es captada “intuitivamente” por la razón, Hume le responderá que no tenemos “impresión” de Dios. Es una idea compleja elaborada por la imaginación. No sería una idea “innata”, sino “fáctica”.
5. Si no podemos afirmar con totalidad seguridad la existencia de Dios, mucho menos establecer su esencia porque no podemos aceptar que una razón no legitimada para establecer verdades absolutas deduzca de la omniperfección divina su bondad y veracidad. 
6. No sirve aplicar a Dios nuestro código de valores y decir de Él que es bueno y veraz. Y la proposición que establece que Dios es bueno y veraz es metafísica al trascender la experiencia.


Distintos modos de pensar de Descartes:-dudar.-concebir.-entender.-afirmar.-negar.-querer.-no querer.-imaginar.-sentir     porque se puede conocer antes la existencia del cogito que la del cuerpo? Porque la existencia del cogito es una condición necesaria pero no suficiente para aceptar la existencia del cuerpo    porque Descartes elabora la tercera meditación si la prueba verdaderamente demostrativa de la existencia de esta se crea en la quinta? Para demostrar la existencia de un Dios creador de la razón       Importancia/utilidad de la demostración de la existencia De Dios en la epistemología cartesiana? -legitima la razón -elimina la hipótesis del genio maligno-permite superar el solipsismo psicológico -válida el método provisional de descarte
 COMPARACIÓN LA EXISTENCIA Y CONOCIMIENTO DEL MUNDO 1. PARA Descartes, LA CERTEZA DE LA EXISTENCIA DE UNA REALIDAD EXTRAMENTAL SE FUNDAMENTA EN LA CERTEZA DE LA EXISTENCIA DEL ALMA – cogito – Y DE Dios. SÓLO UN Dios OMNIPERFECTO, CREADOR DE LA RAZÓN HUMANA, PERMITE ELIMINAR LA HIPÓTESIS DEL GENIO MALIGNO Y LEGITIMAR DEFINITIVAMENTE LA REGLA DE LA EVIDENCIA GARANTIZANDO LA CORRESPONDENCIA ENTRE EL PENSAMIENTO Y LA REALIDAD EXTRAMENTAL. 2. LO PERFECTO NO PUEDE SER CAUSA DE LO IMPERFECTO. Dios, CREADOR DEL COGITO, GARANTIZARÁ QUE NUESTRA MENTE NO SE EQUIVOCA CUANDO CONCIBE CLARA Y DISTINTAMENTE. LA CAUSA DEL ERROR HUMANO SE PRODUCE CUANDO ESTABLECEMOS COMO VERDADERO AQUELLO QUE ES CONCEBIDO OSCURA Y CONFUSAMENTE POR NUESTRO COGITO IMPERFECTO.  3. SÓLO LO QUE NUESTRA RAZÓN CONCIBE CLARA Y DISTINTAMENTE ES VERDADERO TANTO SI DORMIMOS COMO SI ESTAMOS DESPIERTOS. NUESTRAS IMAGINACIONES SON TAN VIVAS Y PRECISAS EN EL SUEÑO COMO EN LA VIGILIA, PERO NUESTROS PENSAMIENTOS SON MÁS EVIDENTES CUANDO ESTAMOS DESPIERTOS. 4. PARA Hume, NO HAY NINGÚN PRINCIPIO AUTOEVIDENTE. NO TENEMOS IMPRESIÓN DEL YO COMO SUBSTANCIA PENSANTE. LLAMAMOS YO AL CONJUNTO DE NUESTRAS IMPRESIONES PORQUE CONFUNDIMOS SUCESIÓN CON IDENTIDAD. DE TODOS MODOS, SERÍA IMPOSIBLE SUPERAR EL SOLIPSISMO PSICOLÓGICO. NINGÚN RAZONAMIENTO PUEDE PROPORCIONAR CERTEZA. EL ESCEPTICISMO RADICAL ES EL RESULTADO LÓGICO DE APLICAR LA DUDA CARTESIANA.  5. ES, POR TANTO, IMPOSIBLE DEMOSTRAR LA EXISTENCIA DE Dios SIN CAER EN UN CÍRCULO VICIOSO: UNA RAZÓN NO LEGITIMADA DEMUESTRA LA EXISTENCIA DE UN Dios QUE LEGITIMA A LA RAZÓN.6. POR ÚLTIMO, SEGÚN Hume NO TENEMOS IMPRESIÓN DE LA IDEA DE Dios. ESTA IDEA ES PRODUCTO DE NUESTRA IMAGINACIÓN Y LA PROPOSICIÓN QUE ESTABLECE LA EXISTENCIA DE Dios ES UN CONOCIMIENTO SOBRE HECHOS QUE TRASCIENDE LA EXPERIENCIA


COMPARACIÓN EXISTENCIA Y ESENCIA DE LA RAZÓN. M1. Descartes DE LA DUDA SOBRE LA REALIDAD OBJETIVA DE UNA IDEA CONCLUYE QUE HAY UNA SUBSTANCIA QUE PIENSA.  2. PARA Hume SÓLO TENEMOS IMPRESIÓN DE NUESTRAS IMPRESIONES E IDEAS – CONTENIDOS MENTALES – Y NO PODEMOS ASEGURAR LA EXISTENCIA DE ALGO MÁS – NUESTRO «COGITO» – PORQUE NO TENEMOS IMPRESIÓN DEL «COGITO». 3. PARA Descartes, TENEMOS CONCIENCIA DE NUESTRA IDENTIDAD PORQUE PIENSA SUBSTANCIALMENTE.   4. PARA Hume, ESTA CONCIENCIA DE NUESTRA IDENTIDAD SE BASA EN UNA MEMORIA EN LA QUE NO PODEMOS CONFIAR. 5. PARA Descartes SE PUEDE SUPERAR EL SOLIPSISMO PSICOLÓGICO SI Dios LEGITIMA LA RAZÓN.   6. PARA Hume, DEMOSTRAR LA EXISTENCIA DE Dios SUPONE UTILIZAR UNA RAZÓN QUE PUEDE NO EXISTIR Y QUE NO ESTÁ LEGITIMADA  

COMPARACIÓN ENTRE EL ESCEPTICISMO METÓDICO CARTESIANO Y EL ESCEPTICISMO DE Hume

1. Distinto punto de partida: Descartes está convencido de la existencia de verdades absolutas y de la capacidad de la razón para alcanzarlas. Somete la razón a una dura prueba para demostrar, de una vez por todas, esta tesis. Hume, por el contrario, no parte de prejuicio epistemológico alguno y se dispone a examinar el alcance de nuestras facultades cognoscitivas. 
2. Proceso: el mismo en ambos casos. Ante la imposibilidad de pasar revista, una a una, a todas aquellas verdades que hasta entonces habían sido aceptadas como absolutas, se disponen ambos a no tomar por verdadero todo aquello que pudiera ser falso.
3. Conclusión: el escepticismo metódico cartesiano queda superado por el descubrimiento de una primera verdad – la existencia de la razón – a pesar de la  hipótesis del genio maligno. Hume no aceptará una conclusión tal.
4. Verdad intuitiva de la existencia del “cógito”: tenemos conocimiento intuitivo de la existencia del “cogito” para Descartes, pero Hume lo niega: sólo tenemos intuición de nuestras impresiones e ideas.
5. Conciencia de nuestra identidad:
Según Descartes nos reconocemos por nuestras distintas y sucesivas ideas. Según Hume, Descartes confunde sucesión con identidad y confía inadecuadamente en la memoria.
6. Deducción: Descartes pretende alcanzar otras verdades a partir de la verdad de la existencia de su “cogito”. Hume considera esto imposible porque debería utilizar para ello una razón de la que debemos desconfiar.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *