La idea del infinito en la mente

Share Button

3 Concepto de sustancia y sus tipos. Argumentos demostrativos de la existencia de Dios y del mundo

3.1 El concepto de sustancia y sus tipos

Descartes define la sustancia como “ una cosa que no tiene necesidad más que de sí misma para existir. Hablando con propiedad sólo es aplicable a Dios… pero puesto que entre las cosas creadas algunas son de tal naturaleza que no pueden existir sin algunas otras, las distinguiremos llamando a unas sustancias y a otras cualidades o atributos de la sustancia”. Las otras dos sustancias son el alma o mente y los cuerpos.

Con lo cuál tenemos 3 sustancias:

-Sustancia perfecta ( Dios)

-Sustancia pensante ( ALMA, MENTE). Su atributo es el pensamiento y sus modos son los diferentes pensamientos concretos.

-Sustancia extensa (CUERPO ). Su atributo es la extensión y sus modos son las diferentes maneras de aparecer en tamaños, figuras,etc.

La sustancia extensa se caracteriza por ocupar un lugar en el espacio y poderse estudiar de modo geométrico y con leyes matemáticas. Se considera como sus carácterísticas propias o modos lo que se pueda medir o cuantificar. Magnitud, velocidad, figura, volumen, son carácterísticas de los cuerpos que se pueden estudiar científicamente. A esto se le denomina cualidades primarias. Las cualidades secundarias que no pertenecen de forma propia a los objetos son las sensaciones que producen, tales como el color, el olor, el sonido,etc.

La sustancia se puede conocer de modo racional pero no se puede percibir. Lo que se percibe son los modos. A estos conceptos o ideas de sustancia se ha llegado por medio de la comprensión de ideas claras y distintas de las que no podemos dudar. Pero, ¿ qué garantiza la existencia de las sustancias? ¿ Qué pòsibilita la salida de la duda hiperbólica con la que se concluía la duda metódica? La demostración de la existencia de Dios a partir de la consideración de su idea y los argumentos de su demostración.

3.2 Los argumentos demostrativos de la existencia de Dios

Por idea de Dios Descartes entiende “ una substancia que es infinita, independiente, omnisciente, todopoderosa,  y por la cual yo mismo y todo lo demás hemos sido creados”.

Descartes emplea tres argumentos para demostrar la existencia de Dios

A)-EL ARGUMENTO DE LA CAUSALIDAD DE LA IDEA DE SER INFINITO

La teoría de la realidad objetiva de las ideas afirma que las ideas tienen un contenido representativo u objetivo.Todo efecto tiene una causa si queremos explicar de modo racional la realidad, y vemos que además las ideas que aparecen en nosotros tienen que estar producidas por algo. Vemos que tenemos la idea de INFINITO, cuya causa que la produce no puede estar en nosotros al ser personas mortales , seres que nacen y mueren. Por tanto un ser con una realidad superior debe haber creado esta idea. De eso se concluye que Dios como ser infinito que ha producido la idea de infinito tiene que existir. ( INFINITO como existencia y como idea matemática)

B)-EL ARGUMENTO DE Dios COMO CAUSA DE MI SER

Si aceptamos que no puede haber más realidad en el ef3ecto que en la causa y vemos que n la mente tenemos una idea de PERFECCIÓN total, entonces al no poseer la perfección en nosotros es necesario que haya un ser perfecto que haya producido dicha idea de perfección.  Y ese ser tan perfecto como la idea que produce es Dios.

C)-EL ARGUMENTO ONTOLÓGICO

Descartes prueba la existencia de Dios partiendo de la idea misma de Dios. Si consideramos que Dios existe y tiene todas las cualidades y atributos y además la existencia es una cualidad que si falta haría que Dios no fuera un ser perfecto entonces hay que concluir que Dios es un ser cuya esencia y naturaleza, cuya definición, implica que debe existir. Descartes considera que la idea de Dios es la única en la que su definición implica su existencia objetiva , por lo que afirma que “ No puedo concebir nada, que no sea Dios mismo, a cuya esencia pertenezca la existencia”.

3.3 La existencia del mundo

Una vez demostrada la existencia de Dios y reconocida su naturaleza como suma de todas las perfecciones puede afirmarse que su bondad le impide engañar. Si Dios puede engañar ya no es bueno ni perfecto. Por eso su existencia garantiza la veracidad de nuestras ideas. Las ideas claras y distintas escapan por tanto a la duda y la hipótesis del Genio Maligno.  Dios garantiza la verdad de las ideas innatas , las verdades de las matemáticas,etc. La causa del error está en nosotros , porque tomamos por ideas claras y distintas las cosas que son confusas.

Las cosas corpóreas cuya cualidad esencial es la extensión deben existir por tanto , y la demostración racional de la existencia de Dios ha permitido escapar del solipsismo y pasa a fundamentar la existencia de dos planos de realidad vinculados a las dos sustancias: el mundo material o físico y el aspecto mental o del alma.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *