Influencia de santo tomas de aquino en la actualidad

Share Button

Santo Tomás de Aquino es un pensador del siglo XIII, época caracterizada por el resurgimiento cultural de Europa, gracias al auge de las ciudades y del comercio, el florecimiento del arte gótico, la creación de composiciones polifónicas y la fundación de las primeras universidades, también la aparición de las órdenes mendicantes: franciscanos y dominicos( esta última a la cual perteneció Santo Tomás).las novedades generadas por este resurgimiento no impiden que la estructura de la sociedad siga siendo feudal. Históricamente se trata de un período en el cual aparece la idea de una cristiandad universal enturbiada por el enfrentamiento entre el imperio y el papado, enriquecida por los intercambios culturales entre el mundo islámico y el cristiano propiciado por las cruzadas y por la labor de la Escuela de Traductores de Toledo

Este texto pertenece a la obra Suma Teológica. Esta obra inmortalizó a Santo Tomás. El autor mismo la consideraba sencillamente un manual de la doctrina Cristiana para estudiantes. En realidad es una completa exposición, ordenada con criterio científico de la Teología y a la vez un sumario de la Filosofía Cristiana. En la cuestión introductoria «De la Doctrina Sagrada», demuestra que además del conocimiento que proporciona la razón, la Revelación es necesaria también para salvarse, primero porque sin ella, el hombre no puede conocer el fin sobrenatural al que deben tender por sus actos voluntarios y segundo, porque sin la Revelación, incluso las verdades sobre Dios que pueden demostrarse con la razón serían conocidas «sólo por unos pocos, tras mucho tiempo, y con gran cantidad de errores». Cuando se han aceptado las verdades reveladas, la mente del hombre puede explicarlas y sacar conclusiones de ellas. De aquí nace la Teología, que es una ciencia, porque procede de principios ciertos (a. 2). El objeto, o el sujeto, de esta ciencia es Dios; lo demás se considera sólo en cuanto a su relación con Dios (a. 7). La razón se usa en Teología no para demostrar las verdades de la fe, que se aceptan por autoridad divina, sino para defender, explicar y desarrollar las doctrinas reveladas
El texto que esta sujeto a nuestro estudio se encuentra en el artículo 3 de la cuestión 2 de la obra titulada “si Dios existe”. En este primer articulo se expone si la existencia de Dios es evidente en si misma, aquí Santo Tomas se opone al pensamiento de que la existencia de Dios esta impresa en nosotros por la naturaleza, ya que piensa que su existencia es evidente pero nosotros necesitamos recorrer un proceso basado en la razón y en la lógica para aprobar su existencia. De esta forma en el artículo 2 se plantea si Dios existe o no existe; y la respuesta a esta pregunta se encuentra en el siguiente artículo donde se demuestra finalmente la existencia de Dios.



A continuación, analizaremos los distintos pensadores que influyeron en el pensamiento de Tomas de Aquino:

Debemos destacar a Platón ya que influye de manera directa en la filosofía de Santo Tomás; de él toma la idea de participación: las cosas del mundo sensible participan de las ideas del mundo inteligible; lo mismo ocurre con los entes y Dios, participan de Dios. También toma de éste la idea de los grados de perfección, lo cual vemos reflejado en la cuarta vía; así como su concepto de dualismo cosmológico que el Aquinate adaptará a su concepto de Cielo y tierra.
También podemos encontrar la ley tomista de ley natural en Heráclito y en la filosofía estoica.
San Agustín fue otro de los filósofos que influyo a Santo Tomas y su filosofía domino ampliamente el panorama intelectual de occidente hasta el siglo XIII. Las características del agustinismo filosófico son las siguientes: para el agustinismo no hay separación entre la filosofía y la teología, entre la fe y la razón, ambas colaboran en el establecimiento de la verdad; la razón sirve a la fe y la fe ilumina a la razón. Este concepto también es utilizado por Santo Tomas, si bien, este último apostará por la defensa de su independencia, como ya hemos explicado en la primera parte de la síntesis.
San Agustín mantuvo el dualismo platónico separando el alma y el cuerpo. Tesis que también acepta el Aquinate. Según S. Agustín, Dios ilumina la mente humana para que esta pueda conocer la verdad; la voluntad predomina sobre el conocimiento, es decir el bien sobre la verdad, el amor sobre el conocimiento, etc. mientras que para Santo Tomas era todo lo contrario, el entendimiento predominaba sobre la voluntad. Con Aristóteles, afirma que el conocimiento empieza con la experiencia. El primero, desconfiaba de las pruebas físicas de la existencia de Dios, mientras que Santo tomas se basa en hechos empíricos para probar dicha existencia.

La filosofía de Aristóteles había tenido una recepción más lenta en Occidente, especialmente la Metafísica, de la mano de dos filósofos árabes, Avicena y Averroes, que interpretaron los textos de Aristóteles de una manera que era difícilmente compatible con la fe cristiana. Consecuencia de esto es que Tomas toma de Avicena la distinción entre esencia y existencia, y la idea de la contingencia. Lo cual lo vemos reflejado en la tercera vía. Se distancia de Averroes en las tesis de la doble verdad, argumentado que sólo hay una verdad, la verdad procedente de Dios; niega también la mortalidad del alma, así como la eternidad del mundo, ya que estas invalidarían la doctrina cristiana.
Aristóteles: fue el filósofo que mas influyo en la forma de pensar de Santo Tomas, estos son los conceptos más importantes que tomo de él, pero matizados por su concepción cristiana de la realidad:
• Ontología: conceptos de forma/materia, acto/potencia, substancia/accidentes, creencia en la existencia de los universales, de las esencias, conceptos a los que Santo Tomás añade la oposición metafísica esencia/existencia y Dios como fundamento último de la realidad.
• Teología natural: principalmente en la primera, segunda y quinta Vía, o en la concepción de Dios como motor inmóvil, acto puro y forma inmaterial.
• Filosofía de la naturaleza: su descripción del mundo físico es aristotélica (las explicaciones finalistas del mundo natural, o la división del mundo en mundo sublunar y mundo supralunar).
• Teoría del conocimiento: primacía de la experiencia en la fundamentación del conocimiento, aunque éste no se limita a lo dado a los sentidos: podemos conocer las realidades trascendentes (Dios y el alma).
• Antropología: concepción biologista del alma, división tripartita del alma: vegetativa, sensitiva e intelectiva, aunque Santo Tomás defiende con más claridad la inmortalidad del alma espiritual individual.
• Ética: el concepto y la clasificación aristotélica de la virtud, pero añade las virtudes sobrenaturales.
• Política: emplea las ideas de Aristóteles sobre la ley natural, y las completa con la referencia a la ley eterna (ajena al pensamiento aristotélico).
San Alberto Magno influido por Aristóteles es consciente del valor de la investigación empírica como punto de partida de toda filosofía. Establece una clara distinción entre ésta y la teología. La filosofía partiendo de la experiencia, opera con la sola razón, mientras que la teología parte de la revelación divina y con la sola luz de la fe lleva al esclarecimiento de los dogmas revelados. Son ciencias independientes, si bien la filosofía puede ser de utilidad a la verdadera teología. Consciente de la falta de sistematización en el pensamiento cristiano, considera que el aristotelismo puede otorgar a éste parte de esa sistematización. Argumentos que también aparecen en Sto. Tomas.
Apartándose de este modo del planteamiento que San Anselmo de Canterbury usara, para demostrar la existencia de Dios, centrada únicamente en el concepto de Dios y en la afirmación del mismo por medio de su solo pensamiento.
Por otro lado conviene mencionar a aquellos a quienes Tomas de Aquino influye, es decir, cuales serían sus influencias posteriores:
La figura de Tomas no deja indiferente a nadie. Ya muerto, se condena su enseñanza tanto en París como en Oxford. Pero en 1309 se declara su doctrina como norma de la enseñanza católica; su doctrina se generaliza y gran parte de los teólogos agustinianos adoptan su filosofía a través de la exposición que de ella hace Gil de Roma. En el siglo XV surgen grandes pensadores de clara línea tomista: Francisco de Vitoria, Domingo Soto. La Suma teológica va sustituyendo a las Sentencias de Pedro Lombardo como libro de texto en las universidades.
En los siglos XVI y XVII los teólogos y filósofos jesuitas parten de Sto. tomas como plataforma desde la que exponen su propio pensamiento; Suárez es el ejemplo más importante.
Finalmente tras la decadencia que sufre el tomismo en el siglo XVIII y principios del XIX se da un florecimiento de su doctrina impulsada por el Papa León XIII, que llega hasta el presente de la mano de los neotomistas católicos propulsores del humanismo integral.
Su influencia se percibe también en los racionalistas: Descartes utilizará las pruebas tomistas de la causalidad eficiente y la contingencia para la demostración de la existencia de Dios; Leibniz empleará la tercera vía para su afirmación.
Lo vemos también presente de algún modo en el Empirismo ingles respecto de su teoría del conocimiento, dado que parte del conocimiento sensible, siguiendo a Aristóteles, -nada hay en el pensamiento que no haya estado antes en los sentidos-.Sin embargo, Hume y posteriormente Kant no estarán de acuerdo con la aplicación de su teoría de la causalidad más allá de la experiencia.
La filosofía contemporánea desestimará el tema de Dios en sus reflexiones, dando paso al agnosticismo y el ateísmo.
En el siglo XIX un grupo de pensadores italianos, inspiradores de la encíclica de León XIII Aeterni Patris (1879) en la que se defiende el pensamiento de Tomás de Aquino como el más adecuado al cristianismo, marcó la renovación de su pensamiento en lo que se ha dado en llamar neotomismo o neoescolástica. Los principales representantes de la neoescolástica contemporánea son J. Maréchal, J. Maritain y E. Gilson. En la Encíclica, antes citada, «Aeterni Patris», León XIII le declaró «príncipe y maestro de todos los doctores escolásticos» y, en 1880, le designó patrono de todas las universidades, academias y escuelas católicas de todo el mundo.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.