Ética de Nietzsche

Share Button

La Crítica de La Modernidad según
Friedrich Nietzsche

Friedrich Nietzsche nacíó en 1844 murió 1900. Filósofo, poeta, músico. Padre del ateísmo Contemporáneo, porque el  crítica la cultura Y todo aquello que era religioso. Para el no existía la razón absoluta.

Según Kant la Modernidad se caracterizó por plantear metas individuales según el criterio y Voluntad del hombre, y así olvidar por completo los valores y poner en practica La razón y  a la lógica  

     Se trata de un proceso de carácter global que Avanza a ritmos desiguales hasta terminar por configurar la innovadora sociedad Burguesa, el capitalismo y una nueva forma de organización política; el Estado-nacíón.

     Para comprender como se introduce la Modernidad, es conveniente subrayar dos rasgos principales de este proceso:

Su carácter Global y acumulativo (desarrollo de técnicas, conocimientos, instrumentos, Clases, ideologías, instituciones, entre otros).

Su carácter expansivo (proceso que se origina en Europa occidental y luego se propaga como forma Imperialista por todo el mundo)
.


     Por otro lado,  las diversas críticas hechas por Nietzsche son El fundamento para el surgimiento de nuevas ideologías y una nueva manera de Comprender los modelos de la concepción de la sociedad.

    La crítica a la cultura occidental se basa En los errores de la  filosofía griega Que, habría sido la invención del «estatismo del ser» (Parménides) y Del «bien en si» (Platón). La manera griega de ver el mundo, es Interpretada por Nietzsche como un síntoma de decadencia. “Es decadente todo Aquello que se opone a todos los valores del existir instintivo y biológico del Hombre. Se trata de una crítica total a los tres mundos que son creados por el Hombre occidental por el hecho de necesitar a un modelo o guía para el Desenvolvimiento del hombre y que son síntomas de su decadencia: El mundo Racional, el mundo moral y el mundo religioso” (Nietzsche, El ocaso de los ídolos, 1991, p.30).

   Nietzsche desarrolló una ética propia basada En la autorrealización y promulgó una nueva forma de vivir, el Nihilismo, “Acepta la vida y la nada, y vive más allá del bien y el mal. Dios ha muerto” (Granier, ¿Qué sé? Nietzsche, 1995, p.30). Según Tamayo (1998), El Nihilismo, consiste En “la pérdida de la validez de los valores considerados Como supremos, en la falta de meta y de respuesta a la razón de la existencia Humana. Promovíó cinco tipos de Nihilismo: Negativo, La vida no  es el avance sino el más allá, Reactivo, que Rechaza el fundamento divino, Radical, niega que las cosas tienen un «en sí» divino., Activo, es, sencillamente, iconoclasta y Pasivo, donde Impera la debilidad”.

Estaba Convencido que los valores tradicionales representaban, una moralidad creada Por “personas débiles que fomentaban comportamientos como la sumisión y el Conformismo porque, los valores implícitos en tales conductas servían a sus Intereses” (Aubry, El ateísmo hoy, 1987, p.52). Nietzsche afirmó el imperativo ético de crear valores nuevos que debían reemplazar los tradicionales, y su Discusión sobre esta posibilidad evoluciónó hasta configurar su retrato del Hombre por venir, el   “superhombre”. Pero, Según Nietzsche, existen tres versiones del ideal humano: El ideal estético, Donde el ideal humano es interpretado como tragedia, donde se armonizan lo Dionisíaco y lo apolíneo. (Lo dionisíaco representa la embriaguez desenfrenada De vivir, mientras que lo apolíneo representa la armónía de forma y el Resplandor de la belleza).

Según Osborne Y Edney (2002), la filosofía occidental, encabezada por Platón y Aristóteles “reprimíó los planteamientos dionisíacos para ofrecer una visión del mundo apolista. Frente a esto, Nietzsche niega los ideales apolíneos y reclama el triunfo de Los ideales dionisíacos mediante la utilización metafórica del lenguaje como Expresión de la voluntad de poder”. La negación de los ideales apolíneos Implica la negación del principio de individualidad, expresado en el platonismo Por la idea de uno y sustituida en el cristianismo por la idea de Dios. Si Negamos a Dios, negamos al uno, y si negamos la idea de uno, negamos los Ideales apolíneos y afirmamos la multiplicidad dionisíaca, de tal manera que Cada cual pueda expresar su propia verdad y sus propios dioses.

 No obstante, también el ideal científico, que Concibe el ideal humano como sabiduría: el hombre sabio conoce la realidad del Mundo con todas sus miserias, y por eso afirma enérgicamente la vida. Por último, el mayor ideal, el superhombre, donde se integra y sintetiza el radical Cambio de valores que propone Nietzsche.

     De acuerdo con Nietzsche (1991),  las masas  Se adaptan a la tradición, mientras su superhombre utópico es seguro, Independiente y muy individualista. El superhombre siente con intensidad, pero Sus pasiones están frenadas y reprimidas por la razón.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.