Elementos de la dinámica cultural

Share Button

Aculturación. Relación Con La Naturaleza Cultura.

Aculturación: es el proceso por el que, cuando dos culturas entran en contacto, una asimila elementos culturales de la otra. Frecuentemente, la cultura más primitiva y simple es la que asimila más elementos de la otra.

Relación con la naturaleza: La cultura es un producto de la libertad humana, de su capacidad reflexiva y de aprendizaje, y de su necesidad de crearse un hábitat propio en el que pueda sobrevivir.

Pero ,a partir de ese momento, la relación entre lo natural y cultural se vuelve problemática. A veces confundimos lo que es producto natural, y lo que es fruto de una determinada cultura.Otras veces los desarrollos culturales amenazan a la naturaleza o la propia identidad humana.

Universalismo Cultural e Interculturalismo

Universalismo Cultural:

Por universalismo cultural se pueden entender dos cosas:

1- La constatación, defendida por muchos antropólogos y sociólogos, de que hay elementos comunes a todas las culturas, elementos que surgirán como consecuencia de la existencia de una naturaleza humana básica compartida por todos los seres humanos.Elementoss denominados universales culturales.

2- La suposición de que hay valores válidos de por sí, deseables por sí mismos, al margen de que formen o no parte de las culturas concretas.

Frente al universalismo caben dos tipos de críticas:

1- Entre aquellos que defienden la existencia de universales culturales, no hay acuerdo claro sobre cuáles sean estos universales.

2- En el supuesto de que haya valores objetivamente válidos para todos los seres humanos, éstos no pueden ser establecidos a priori, porque pueden ser defendidos con intereses particulares.

Interculturalismo:
Es un intento de superar las objeciones al relativismo cultural y el universalismo. El interculturalismo defiende un diálogo entre culturas basado en el respeto mutuo. Este diálogo presupone:

1- Se valora positivamente la diversidad cultural

2- Se rechaza la concepción relativista de las culturas entendidas como cosmovisiones encerradas en sí mismas

3- Solo se aceptan como válidos a priori aquellos valores universales que son necesarios para la existencia del diálogo intercultural.

Identidad Cultural

No debemos confundir la cultura en general, cada cultura concreta tiene una serie de componentes que la identifican y la diferencia del resto, salvo en casos excepcionales, las culturas no constituyen unidades aisladas, sino que están interrelacionadas formando grandes áreas culturales denominadas civilizaciones.

Hoy en día, gracias a los procesos de mundialización o globalización, la zona de confluencia entre culturas abarca el mundo entero.

MITO DEL CARRO ALADO

El alma es como el conjunto formado por un par de caballos alados y su auriga. En el caso de los dioses, los dos caballos son buenos y de buena raza; en el caso de los mortales, uno de los dos es también así, el otro es lo contrario.

Gracias a sus alas, las almas de los dioses se mueven por la bóveda celeste, y salen a fuera, y se detienen sobre ella, hasta que el movimiento de rotación las vuelva dejar en el mismo punto; durante esa instancia contemplan lo que esta fuera del mundo sensible, lo ente, y ese es su festín y su regalo.

Las almas de los hombres, por la dificultad de conducir el carro (uno de los dos caballos es díscolo), difícilmente logran seguir a las de los dioses; apenas llegan a sacar la cabeza fuera de la bóveda del cielo y ver, más o menos; la que logra ver algo, queda libre de sufrimiento hasta la próxima revolución, porque la presencia de lo ente es el alimento para «lo mejor» del alma; pero, si el alma no ha conseguido ver, sino que, por el contrario, en la lucha ha sido derrotada, pierde las alas y cae a tierra, donde toma posesión de un cuerpo, que, por la virtud del alma, parecerá moverse a si mismo. Si, de todos modos, el alma ha visto alguna vez, no será fijada a un cuerpo animal, sino a un cuerpo humano, y según que haya visto mas o menos, será fijada al cuerpo de quien haya de ser una u otra cosa; la de que haya visto más, será el alma de Un amante de la sabiduría o un cultivador de las Musas o del amor; la segunda será el alma de un gobernante obediente a la ley, y así hasta la octava que será la de un sofista, y la novena, que será la de un tirano.

Al final de una vida, las almas son juzgadas y hasta completar un milenio llevan, bajo tierra oen un lugar del cielo , una vida concorde con los merecimientos de su vida terrena. Transcurrido el milenio, volverán a la superficie de la tierra, pero esta vez cada uno escogerá el tipo de vida que quiere, en qué clase de cuerpo ha de ser plantado; así cada uno elegirá libremente según su propio carácter y su propio valor; puede ser que alguna decida ir a parar a un animal: se le concederá porque esa es su decisión.

Ningún alma recuperará las alas antes de diez mil años, a no ser la que se haya mantenido durante tres generaciones sucesivas en el estado de amante de la sabiduría o de la belleza.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.