El filosofo Platón origen de estado formas de gobierno y clases sociales

Share Button
Platón

Para el filósofo el Estado es el campo donde se halla la más perfecta aplicación de las teorías de la

virtud.
Afirma Platón que la virtud moral del individuo no puede ser realizada sino bajo la dirección del

Estado. A este incumbe primordialmente enseñar la virtud, conforme con la idea socrática y, según la cual,

la ciencia del bien y la virtud son una misma cosa.

Para tal efecto, debe constituirse el Estado a modo de copia del individuo mismo. Platón concibe la

naturaleza del hombre bajo la perspectiva de poseer tres almas: la racional, la irascible y la concupiscible,

la sociedad se dividirá en tres clases que pueden ser designadas como: la docente, la defensiva y la

encargada de atender a todo lo material.

A la parte racional corresponde la clase de los pocos que han llegado a la suprema formación del

espíritu. Son ellos los “filósofos” que deben gobernar (arcontes). Su virtud propia es la sabiduría, conocido

es el dicho de Platón “A menos que los filósofos sean príncipes o que los príncipes lleguen a ser filósofos,

no habrá modo de acabar con las calamidades del Estado”.

A los efectos nobles del alma corresponde la segunda clase, la de los “vigilantes”, cuyo oficio es

defender al Estado y el orden contra sus enemigos. Su virtud propia es la fortaleza. Para eliminar entre

estas dos clases los abusos inseparables del disfrute del poder y de la riqueza, Platón suprime para ellas

la propiedad privada e instaura el comunismo, incluso con comunidad de mujeres y los niños como

propiedad del Estado. A dicha clase debe impartirse educación en común.

Por último, a la parte sensual del alma, corresponde el pueblo o la masa de labradores, artesanos,

comerciantes, etc., encargados de satisfacer las necesidades materiales de la comunidad. Estos sí pueden

gozar de la propiedad privada y del derecho sobre los hijos y la familia. Su virtud carácterística es el justo

dominio de los intereses privada o de la templanza. Las buenas relaciones y armónía entre todas las

clases sociales se constituye mediante la justicia.

El ideal platónico del Estado moralizador debía, en vista de su misión, vigilar la conducta del

ciudadano hasta en sus más ínfimos pormenores. Por lo mismo, la educación de éste constituía la máxima

preocupación del primero.

En el libro de la República, Platón presenta los programas de estudio y ejercicios disciplinarios a los

que debían someterse los jóvenes, en la interminable serie de eliminatorias, por medio de las cuales debía

seleccionarse al personal de las diferentes clases sociales.

Los mitos deben ser expurgados de toda escena inmoral antes de ser narrados a los niños. Los

extranjeros deben ser vigilados de cerca, no sea que enseñen costumbres peligrosas, lo mismo los poetas

e inventores de cuentos. Contra los innovadores políticos y religiosos debe procederse con mayor

severidad.

Aristóteles

Parte del principio según el cual el hombre es un ser social por naturaleza y que tan solo dentro de

la sociedad de sus semejantes puede lograr la felicidad. La vida social del hombre comienza en la familia,

ya que esta tiene prioridad sobre el Estado.

El Estado debe preservar la familia intacta y en ninguna forma acepta Aristóteles la abusiva

injerencia que le otorga Platón; aunque plantea un Estado con rasgos de aristocracia similar a su maestro.

Solo deben ser ciudadanos en plenitud de derechos aquellos que puedan consagrarse al ocio libre, a las

actividades nobles y, ante todo, a las actividades de gobierno.

Los cuidados económicos (agricultura, artesanía, comercio, etc.) deben ser confiados a una clase

privada de injerencias políticas o sin derechos ciudadanos. La esclavitud es para Aristóteles una de las

bases de su organización social y sugiere que “por naturaleza, unos hombres nacieron para ser libres y

otros para ser esclavos”.

El fin del Estado, además de la seguridad exterior para el ciudadano y su bienestar económico, es

su educación moral, hecha posible al mayor número de individuos. Justifica al Estado poderes omnímodos

que lesionan los del ciudadano.

Analiza tres formas de gobierno: monarquía, aristocracia y republicana. Concluye que la mejor

forma de gobierno es aquella que se amolda al carácter del pueblo. Si bien, la monarquía es la forma ideal,

el sistema de gobierno más apropiado y realizable es el de una aristocracia de la inteligencia (no del dinero

ni de la sangre) que es equivalente al gobierno de los mejores.

Uso del término “Política”

Antes de Maquiavelo el término tenía que ver con la organización de la Polis, refiriéndose a los

deberes de cada ciudadano, de cada gobernante y de la mejor forma de organización y de gobierno. Con

Maquiavelo el término “Política” será para él la búsqueda constante del poder y de los medios para

mantenerlo.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.