Disertación Nietzsche

Share Button

LOS SENTIDOS Y EL CUERPO


  Nietzsche sostiene que la filosofía ha plantado al hombre en un Nihilismo pasivo que lo ha llevado a rechazar y negar el mundo real, el mundo de las apariencias, de los sentidos y del cuerpo, el mundo material. Desde el origen del pensamiento sobre las relaciones cuerpo-sentidos y alma-razón, los sentidos, como principio sensorial de conocimiento, han sido despreciados y considerados erróneos, el origen del falso conocimiento e incapaces de captar la verdadera realidad.
Incluso el aprecio por los sentidos y el cuerpo se ha comprendido como una conducta inmoral.
Nietzsche considera que la razón, frente a la realidad que nos muestran los sentidos (una realidad plural, aparente, cambiante y en continuo dinamismo) nos fuerza a originar unidad, identidad y eternidad a todo lo que nos muestran los sentidos, aunque tales conceptos no puedan provenir de la experiencia.  El hombre dotado de razón desecha los conocimientos empíricos y prima los de la razón, es decir, se considera a sí mismo como divino, valorando el espíritu y rechazando el cuerpo. Culpa a la razón de negar como válido los conocimientos procedentes de los sentidos, de la concepción de lo corporal como fuente de inmoralidades y de la confusión del mundo real con un mundo inexistente.
Frente a este desprecio de los sentidos y del cuerpo, Nietzsche afirma que no existe un sujeto pensante más allá del cuerpo, que no existe ni el alma ni el espíritu El cuerpo es nuestra realidad biológica, la primera realidad con la que nos encontramos, es voluntad de poder y la pluralidad de fuerzas que confluyen en él y nos llevan a buscar nuevos estímulos, a huir del aburrimientoEs, además, la única forma de enfrentarse al mundo. La concepción de Nietzsche del cuerpo es la concepción de un cuerpo vivo, sensible y activo. Para Nietzsche, los sentidos son instrumentos infalibles de observación, captan fielmente la única realidad, la realidad inestable y cambiante del mundo y nos ponen en contacto con él Nos proporcionan el punto de partido para el progreso científico: la observación. En cambio, la razón nos muestra una realidad alejada del mundo y disfrazada de conceptos


Friedrich Nietzsche nace en 1844 en Prusia, y muere en 1900 fue catedrático de filología griega en la universidad de Basilea. Participó en la Guerra Franco-prusiana de la extrae su rechazo a Alemania y al nacionalismo. Tuvo problemas de salud durante toda su vida y murió de sífilis y con la razón perdida. Tras su muerte  Alemania era uno de los países más industrializados de Europa, gracias en parte a sus relaciones con Inglaterra.  Desde el mundo de la cultura, se busca la ruptura con el orden establecido como se hizo desde los movimientos de vanguardia. La música, la pintura y la poesía provocan a una burguésía decadente y aburrida y aparece un modelo bohemio, que renuncia a vivir conforme a los valores de la sociedad dominante. Este ambiente está plasmado en que las obras de diferentes artistas, como las del francés Toulouse Lautrec. Asimismo, N mantuvo una gran admiración y amistad con el músico Wagner, el cual alcanzó una concepción del drama musical como uníón de todas las artes
.//El Romanticismo es el marco intelectual y filosófico donde se desarrolla el pensamineto nietzscheano. En la segunda mitad de siglo se produjo un fuerte rechazo a esta corriente por parte del materialismo de la izquierda hegeliana y el individualismo pesimista de Schopenhauer, con cuyo pensamiento enlaza el de Nietzsche.
Éste criticaría el materialismo histórico, y especialmente, el socialismo debido a su visión igualitaria, a pesar de la semejanza entre el concepto de alienación religiosa de Feuerbach y el tema nietszcheano de la muerte de Dios, como expresión suma del Nihilismo El s.XIX significa para la filosofía el fin de los grandes sistemas y el surgimiento de nuevos movimientos filosóficos que rechazan la concepción sistemática y especulativa de la filosofía. El positivismo trata la ciencia como el único mecanismo válido de conocimiento criticando duramente a la metafísica también se produce una reacción contra él, pues se toma conciencia de los problemas individuales y sociales que la ciencia no puede resolver Así pues la filosofía de N surge como la filosofía más independiente, original y radical del s.XIX en la cual se desvela el gran problema al que nos somete el lenguaje.

LA CRÍTICA DE Nietzsche A LOS FILÓSOFOS


Nietzsche piensa que la filosofía tradicional sumíó con una gran mentira a la civilización en un periodo de decadencia del que sólo se podrá salir con la muerte de Dios que supondría desenmascarar esa mentira y entrar en un Nihilismo activo N advierte de la necesidad de filósofos que no necesitan a Dios para garantizar la veracidad del mundo Nietzsche critica el egepticismo de la filosofía metafísica porque aspiraba a alcanzar sistemas de pensamiento que tuvieran validez universal, creía en la monotonía de la verdad, en una verdad inmutable; creó palabras o conceptos carentes de significado a los que dotó de valor eterno y universal y despreciaba el mundo real y cambiante que nos presentan los sentidos y daba credibilidad al mundo suprasensible, eterno, inmutable e inexistente que imagina la razón.
Otro error fundamental es la confusión entre lo último y lo primero, propiciado por el lenguaje, ya que la metafísica se guía por conceptos supremos, generalizaciones vacías de contenido, es decir, abstracciones últimas de aquello real y sensible descrito por las palabras, que son metáforas del mundo, interpretaciones lingüísticas de lo real. Sin embargo, la metafísica parte de estos conceptos, los convierte en causa incausada y causa de todo lo demás. Así, el concepto de Dios surge de un mal uso del lenguaje de la gramática. Pero es más, Nietzsche añade que el lenguaje es metafísico: La necesidad de sujeto para las oraciones y la importancia del verbo ser dan pie a una interpretación substancial de la realidad.
Así como la posibilidad de hablar de distintas cosas utilizando las mismas palabras. Esto llevaba a creer que distintos objetos o distintos individuos compartían esencia, las cuales Nietzsche defiende que no existen. Por tanto, como con el lenguaje le atribuimos ser a las cosas y con los conceptos creemos posible referirnos a lo universal, el lenguaje favorece la creencia en la existencia de esencias y de naturalezas universales./Con todo esto, Nietzsche quiere destacar el error de la duplicación del mundo, uno real y otro aparente, el cual muestra con tesis: -Sólo se ha demostrado la existencia y la realidad de este mundo, terrenal y aparente. El ser verdadero de la metafísica tradicional es una ilusión óptico-moral


El resentimiento y la venganza son el fundamento de la invención de una vida o un mundo distintos a éstos.-La división del mundo es consecuencia de la actividad decadente y apolínea, incapaz de enfrentarse a la verdad, frente a la dionisíaca.Al afirmar una dualidad de mundos, se estaba dividiendo el ser de lo existente y, por tanto, se establecía una escala de grados de existencia. Nietzsche pretendía criticar radicalmente la metafísica occidental y dar paso al Nihilismo, algo funesto, que llega con la muerte de Dios. Es funesto puesto que rompe con todo punto de referencia del hombre y lo deja sólo y sin nada en lo que creer, por lo que tendrá que comenzar a vivir sin dioses y sin absurdas leyes que den la espalda a los impulsos y limiten su desarrollo. Tras este acontecimiento se vislumbra la esperanza de un futuro más libre, un horizonte de posibilidades creativas. La muerte de Dios supone la liberación del hombre. Ahora el hombre vive libre de prejuicios y es inocente, al igual que un niño.
El superhombre representado o identificado en el niño posee su inocencia es capaz de crear su propia vida y de crear valores, y vive fiel a la tierra. Es el primer hombre, libre, natural y dominador. No cree en la igualdad sino en las jerarquías, ya que la igualdad conduce a la moral de los esclavos o del rebaño. Con él se superaría la vieja moral denigradora de la vida.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.