Descomposición de movimiento

Share Button

Tomás de Aquino existencia de Dios:


Para Santo Tomás la existencia de Dios no es un articulo de fe sino un preámbulo de ella y solo es evidente para Dios mismo pero no para la mente humana, que es limitada y no comprende la esencia divina. Por tanto la existencia de Dios debe ser demostrada por la luz natural de la razón. Existen dos tipos de demostraciones, demostraciones «propter quid» que conducen del conocimiento de una esencia a alguna propiedad de esta y demostraciones «quia» que van de los efectos a la causa, permitiendo demostrar la existencia de una causa a partir de los efectos que ella produce. Las demostraciones quia son las cinco vías de Santo Tomás.

1 vía del movimiento: Dios como primer motor:

Los sentidos nos dicen que algo se mueve en el mundo, y esto es movido por otro, y otro que a su vez por otro, o sea que todas las cosas que se mueven tienen una causa que produce el movimiento y esa causa debe ser exterior al ser que esta en movimiento, pero no puede haber una cadena infinita de motores movidos, que seria siempre motores potenciales, entonces no se produciría nunca movimiento, aunque nuestros sentidos nos muestran que existe un movimiento, por lo tanto debe existir al final de una sucesión de motores un primer motor, no movido, Dios.

2 vía de la causalidad eficiente: Dios como causa primera:

Vemos que todas las cosas están causadas por otra y que no puede ninguna cosa ser causa eficiente de si misma. Volvemos a caer en una serie de causas causadas unas por otras y estas por otras hasta el infinito, por tanto es necesario una primera causa eficiente, no causa, Dios.

3 vía de la contingencia: Dios como primer ser necesario:

partimos de la posibilidad que tienen los seres vivos de existir y dejar de existir. Si esto ocurre a todos los seres, llegara el momento en que no existiera ninguno y por tanto la nada. Aunque vemos que algunos seres posibles existen y por tanto deben existir seres necesarios que les hagan posibles aunque estos seres necesarios deben su existencia a otros y caeríamos otra vez en una serie infinita de seres necesarios, por tanto es necesario la existencia de un primer ser necesario, causa de todos los demás, llamado Dios.

4 vía de los grados de perfección Dios como suma perfección:

Vemos que unas cosas son mas perfectas que otras en bonda, verdad y belleza, aunque algo sea mas o menos bello lo decimos por referencia a un ser que posea esa perfección en grado sumo, por comparación con el ser. Existe un ser entonces absolutamente perfecto que tiene todas las perfecciones en grado sumo, es Dios y los demás seres las poseen en menos grado por referencia a el.

5 vía de la finalidad y el orden: Dios como supremo ordenador

Todas las cosas del mundo tienen un orden y una armonía que no es propio de ellas, ya que en muchos casos no son seres inteligentes, entonces debe existir una inteligencia ordenadora que armonice el universo y lleve a todos hacia a la perfección. Este ser, Inteligencia suprema es Dios.

Mente


Igual que ocurre con la sustancia, para Hume es algo de cuya existencia no podemos estar seguros. La mente o el yo es la ficción que crea la razón para atribuir unidad y continuidad a todas nuestras ideas y reflexiones, pero de la cual no tenemos impresión alguna, por lo que cabe dudar de su existencia. Podríamos entenderla como sinónimo de conciencia o pensamiento. Lo que era el nervio central del sistema cartesiano (cogito) se convierte en un objeto oscuro en la filosofía de Hume.

Sustancia

En la tradición metafísica anterior a Hume, y en líneas muy generales, sería un sustrato o soporte de las cualidades sensibles. Sin embargo para Hume es algo inexistente. Para Hume la sustancia sería un invento de nuestro pensamiento, una ficción de la imaginación por la que presuponemos un sustrato oculto más allá de las cualidades que percibimos y que sostiene la multiplicidad de impresiones que nos llegan de los objetosPercepciones:
En palabras del propio Hume, la percepción sería “todo lo que puede estar presente en la mente, sea que empleemos nuestros sentidos, o que estemos movidos por la pasión o que ejerzamos nuestro pensamiento y nuestra reflexión.” Sería, por tanto, todo contenido de nuestra mente, tanto aquello de lo que recibimos una impresión actual como aquello sobre lo que pensamos, o que recordamos.

Idea

En palabras de Hume, es una clase de percepción en la que “reflexionamos sobre una pasión o sobre un objeto que no está presente. Las ideas son las percepciones más tenues y más débiles. Es decir sería el recuerdo o la reflexión ejercida sobre las impresiones, que son las percepciones más intensas y vivas.

Cualidades

Son las propiedades sensibles de los objetos. Para Hume es lo único de cuya existencia podemos estar seguros, pues tenemos una impresión inmediata de ellas: el color, olor, sabor o textura de los objetos nos son dados directamente, sin mediación del pensamiento, y por ello serían los datos primordiales del conocimiento. Las cualidades, la experiencia, es el punto de partida del conocimiento humano.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.