Critica de Marx al idealismo de hegel

Share Button

HEGEL:


Concepción dialéctica de la historia:


Hegel cree que la historia avanza según leyes racionales y que su sentido último sería la realización de la libertad y de la razón. Estas ideas influyeron notablemente en Marx, quien creyó haber descuerbierto las leyes de la historia no, como hegel, en el proceso de realización de la razón misma, sino en los cambios que se producen en el proceso económico-social; dicho de otro modo, no en la idea sino en la realidad material donde reside el sustrato y la lógica de los cambios históricos.

El espíritu y la historia:


para Hegel, el verdadero sujeto de la historia, el que hace la historia, no es el individuo o la nacíón, sino el espíritu. Pero individuos, naciones y épocas históricas no son más que instrumentos de la actividad racional del espíritu. Para Hegel, el individuo no es nada, ya que está determinado por su época, y la época está determinada por esta razón o espíritu que avanza a lo largo de la historia. En resumen, la historia es el proceso de autorrealización del espíritu, es decir, de la razón y de la libertad, en todas sus formas. La historia es racional. Marx acepta que la realidad es un proceso dialéctico e histórico, pero rechaza el idealismo de Hegel y su tesis según la cual es el espíritu quien hace la historia. Marx es materialista y cree que el sujeto de la historia, el que determina sus cambios, son las condiciones materiales de la sociedad. Pero tanto para Marx como para Hegel, el individuo es algo de muy poco valor, pues está determinado por macroprocesos en la estructura de la sociedad que no puede dominar.


FEUERBACH:


Materialismo:


El materialismo viene a decir que la realidad primera es material.
Feuerbach sostiene que el ser humano es solamente una realidad material o natural inmerso en un orden del mismo tipo.

Según Marx, Feuerbach acierta al poner como sujeto al hombre sensible, real, en oposición al espíritu abstracto del que habla Hegel. Pero mientras que Feuerbach ve lo material como una cosa y no como una actividad o proceso, Marx concibe lo material como un proceso sujeto a un desarrollo histórico.

Alienación:


Feuerbach critica la alienación religiosa. Según Feuerbach el ser humano crea la idea de Dios, pero esta idea acaba separándose de él, convirtiéndose en una creencia que se postula como verdadera. El ser humano acaba sometido a este orden. En este proceso, la realidad humana, o una parte esencial de ella, se ha transferido a la realidad divina, es decir, el ser humano atribuye a Dios carácterísticas que le pertenecían a él y que, ahora, solo podría recuperar sometíéndose a los dictados de la religión. En resumen, para Feuerbach, la religión nos hace menos humanos, nos separa de nosotros mismos, nos deshumaniza, nos aliena.

Aunque Marx acepta este punto de vista, considera que Feuerbach se ha quedado corto porque no ve toda la dimensión del problema. La alienación religiosa tiene su origen en una alienación más de fondo, que es de tipo social y económico. Lo que Marx se propondrá es explicar cómo se produce ese desgarramiento en la estructura económico-social y cambiarlo. Porque la filosofía no tiene para Marx un sentido teórico, sino práctico.


LOS UTÓPICOS:


Se llaman así porque prenden construir comunidades comunistas. Robert Owen propónía el asociacionismo de los trabajadores en cooperativas de producción. Henri Saint-simón tambn propone una sociedad comunitarista con igualdad de derechos. Charles Fourier propone un sist. Comunista basado en cooperativas de propiedad colectiva. Marx los acusa a todos de no científicos. Cree que su propio método, el Materialismo histórico, que parte del análisis económico de la sociedad, es el verdadero método de la ciencia social, frente al socialismo anterior, calificado desdeñosamente de utópico.

LOS ANARQUISTAS:


Para los anarquistas el mayor mal, es el dominio del hombre por el hombre, y el que perpetúa esta situación es el Estado, luego hay que eliminarlo. Es en esta teoría de eliminación de Estado donde Marx no está de acuero, ya que cree que puede ser algo positivo cuando sea controlado por el proletariado.

LOS ECONOMISTAS LIBERALES (LA LLAMADA ECONOMÍA POLÍTICA):


Adam Smith es el fundador de la Economía como ciencia y el gran teórico del Capitalismo.

Las ideas más relevantes de Adam Smith son:

  • El trabajo es la fuente de toda propiedad y riqueza.
  • La riqueza y la prosperidad dependen de la productividad.
  • La productividad depende de la división del trabajo.
  • La vida económica (el mercado) ha de estar regulada por comerciantes y fabricantes. El Estado debe dejar que el mercado se desarrolle sin intervenir en él. Si no hay trabas a que cada uno realice su interés individual, el mercado se regulará a sí mismo.

La crítica general de Marx se centró en lo que llamó plusvalía: es el valor de más que viene de la diferencia entre el valor real o de uso.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.