Critica a las idead de sustancia Dios y causalidad Hume.

Share Button

1.2. CRÍTICA DE LA METAFÍSICA TRADICIONAL: CRÍTICA DE LAS IDEAS DE SUSTANCIA, YO Y PRINCIPIO DE CAUSALIDAD

Una vez que ha establecidos los límites del conocimiento Hume someterá a una crítica demoledora a las ideas que eran la base de la metafísica tradicional. Crítica de la idea de sustancia corpórea: La idea de sustancia corpórea (res extensa cartesiana), de sustancia material, Entendida como una realidad en sí, distinta de nuestras impresiones (procedentes de los Distintos sentidos) no deriva de ninguna impresión sensible, luego carece de Fundamento. Respecto del mundo corpóreo sólo tenemos impresiones y la idea de una Realidad externa que está más allá de ellas no se basa en impresión o experiencia alguna. Por eso, la idea de sustancia (ej. La idea de una sustancia naranja) es una Ficción. No existe aunque creamos en ella. Lo único que conocemos es un conjunto de Impresiones: sabor, olor, color, tamaño…) a las que nos referimos con el nombre Naranja. Crítica de la idea de yo: Tampoco del yo (alma, conciencia) como sustancia (res cogitans cartesiana) Existe ninguna impresión como tal. Si buscamos dentro de nosotros mismos lo único Que encontramos son impresiones diversas, distintos estados de conciencia que van y Vienen como escenas de teatro: un deseo, una alegría, una emoción… pero ninguna Impresión referida al yo como totalidad. También en este caso la imaginación finge un yo permanente, idéntico a través Del tiempo, al que atribuimos aquellos estados de conciencia. Pero el yo es otra ficción, No existe aunque creamos en él. Crítica de la idea de Dios Igualmente imposible es demostrar si Dios (res infinita) existe o no porque no Poseemos ninguna impresión que dé lugar a dicha idea, lo que equivale a decir que es Incognoscible. Las pretendidas pruebas de su existencia apelando al principio de causalidad, como veremos a continuación, son imposibles porque este principio sólo se Basa en un hábito y su aplicación queda limitada al ámbito de nuestra experiencia. Respecto al tema de Dios podemos decir que es un agnóstico porque, si bien Negó la posibilidad de demostrar la existencia de Dios, no negó su existencia. Con Relación a las religiones existentes se manifestó como un decidido adversario y las Consideraba imaginarias e ilusorias. No obstante, admitía que la religión es un hecho Social práctico que no debía eliminarse porque tenía utilidad (las creencias y los Prejuicios del pueblo son útiles para mantener las buenas costumbres). Crítica al principio de causalidad: Según el principio de causalidad, todo efecto tiene una causa y además existe Una conexión necesaria entre los efectos y sus causas. Hume critica la legitimidad de Presuponer una conexión necesaria entre lo que llamamos causa y lo que consideramos Su efecto. Es decir, niega que tengamos impresión sensible o experiencia directa de la Vinculación necesaria e invariable entre un hecho considerado causa (el fuego) y otro Considerado el efecto (aumento de la temperatura de un líquido). Para Hume en lo que solemos considerar relaciones causa-efecto se dan las Siguientes posibles impresiones: A) contigüidad: cercanía de causa y efecto. B) anterioridad: de la causa sobre el efecto. C) regularidad: hasta ahora, siempre que ha ocurrido tal cosa, ha sucedido a Continuación tal otra (el fuego siempre ha calentado el café). Pero en ningún momento vemos la conexión necesaria entre lo uno y lo otro (no tenemos ninguna impresión que se refiera a esa necesidad) y, por tanto, no Podemos afirmar con seguridad que tenga que suceder así y no de otro modo y que en el Futuro vaya a seguir ocurriendo lo mismo. Lo máximo que podemos concluir es que Hasta ahora esa correlación siempre ha existido, pero sobre el futuro no me puedo Pronunciar porque no existe impresión o experiencia que lo avale. Según esto, la Causalidad no existe en las cosas, sino en nuestro modo de pensarlas, debido a Nuestra experiencia acumulada. Partiendo de esta crítica del principio de causalidad, Hume negará la posibilidad De obtener un conocimiento universal y necesario en el ámbito de las ciencias de la Naturaleza. Estas ciencias se ocupan de hechos que suceden en la naturaleza, que son Observables. Hume lo expresa diciendo que se ocupan de cuestiones de hecho y sucede Que los razonamientos referidos a las cuestiones de hecho, que se elaboran a partir de la Observación directa o de la memoria, son razonamientos probables. No pueden Pretender ser universales porque se basan en la experiencia. Para que un enunciado sea Universal y necesario debe abarcar pasado, presente y futuro pero los enunciados Elaborados a partir de la experiencia no pueden abarcar al futuro, solo pueden hablar del Pasado y el presente. En realidad, su referencia al futuro se basa en nuestra creencia de Que en el futuro se repetirá lo que hemos observado en el presente y el pasado (donde Hemos creído descubrir una “supuesta conexión” entre hechos, lo que llamamos la Relación de causa-efecto). En cambio, las ciencias formales (geometría, álgebra y aritmética) sí establecen Verdades evidentes, universales y necesarias, porque en su caso la verdad de las Proposiciones se establece al margen de la experiencia, se establece racionalmente sin Necesidad de observación. Estas ciencias se ocupan de relaciones de ideas. En resumen, tanto la idea de sustancia como la de causalidad no son más que el Resultado del hábito psicológico o costumbre y constituyen meras creencias, no Conocimientos basados en la experiencia. No obstante, estas creencias son Fundamentales para nosotros, sin ellas no podríamos desarrollar nuestras actividades Cotidianas  
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.