Contexto en que kant escribio su obra ¿que es la ilustracion?

Share Button

¿QUÉ ES LA ILUSTRACIÓN?


Kant se plantea el tema de la ilustración como filósofo ilustrado que era. a pesar de su vida retirada en su ciudad de KÖNISBERG;
kant estaba absolutamente al tanto de lo que sucedía en toda europa. Y era un entusiasta de los ideales ilustrados de libertad y racionalidad; como claras oposiciones a la superstición y la incultura como las causas originarias de nuestra esclavitud. La pregunta central que se hace Kant en este breve obra es qué es lo que entendemos por ilustración. vivimos en este siglo de las luces y debemos averiguar qué se entiende por ilustración. La respuesta fundamental es que es la salida del hombre de su minoría de edad. Ésta última viene dada fundamentalmente por no ser capaz de servirse de la `propia razón. Ser ilustrado es, pues, atreverse a pensar por uno mismo. Sin necesidad de que nadie piense por nosotros. Y es esto, precisamente lo que garantiza nuestra libertad. Pero contamos con un enemigo natural que puede resultar nefasto: la pereza y la comodidad.  Dejamos que otros decidan y piensen por nosotros. Y aquí es donde surgen los problemas. Porque algunos aprovechan la circunstancias para dirigirnos. La situación llega a hacerse irreversible cuando consideramos que es natural al hombre está dirigido por otros hombres. Por ello la ilustración tiene como objetivo liberar al hombre de los grilletes que él mismo se ha impuesto. Todo se vuelve inseguridad y temor porque no estamos habituados a tomar decisiones ni a pensar. Esto es aprovechado por los tutores que nos guían. Y así, permanecemos siempre en ese estado de minoría d edad, a pesar de haberlo abandonado -naturalmente- hace mucho tiempo.Por otro lado, esta situación puede ser aprovechada por gentes no ilustradas que nos prometen eliminar al déspota. La forma es, l´çogicamente la revolución violenta; en lugar de la ilustración. si optamos por la primera estamos intercambiando a los déspotas. Permanecerán los antiguos prejuicios; y aparecerán otros nuevos. Estaremos dominados y no habremos conquistado la libertad; que s´çolo se hace accesible por el libre uso de la razón. Y éste por la salida de nuestra autoculpable minoría de edad. Ahora bien, la única manera de llegar a la ilustración es, al decir de Kant, fomentando y creando la condición de posibilidad de que se de la libertad de pensar en cada momento lo que uno crea conveniente; esto es, poder hacer uso libremente de mi razón. Pero Kant distingue entre dos tipos de razones; o, más bien, dos usos de la razón. Uno es el uso público y el otro el privado. El primero es el que garantiza la posibilidad de la ilustración. En cambio, el segundo será necesario, a veces, restringirlo. Llamamos uso público de la razón al derecho (e, incluso el deber) que un ciudadano puede hacer de su razón de forma pública. Esto es, que la máxima que permite la ilustración es la de «pensad todo lo que queráis y sobre lo que queráis; pero obedeced.» Y en esta máxima se expresa el doble uso de la razón. La obediencia restringe el uso de la crítica; y la instancia a razonar la impele. Esto nos plantea serías reflexiones sobre lo que podríamos llamar la insumisión. La restricción de nuestro uso privado de la razón consiste en que el ciudadano debe desempeñar su cargo aunque no esté de acuerdo con él. Ahora bien, puede y debe hacer un uso público de su razón. Esto es, que puede exponer al público en general sus opiniones sobre la institución en la que trabaje: la educación, la religión, los militares, etc.Esta distinción, como digo es esencial en el pensamiento Kantiano para entender su pensamiento político. Nosotros podemos hacer algunas reflexiones sobre el sentido de la insumisión en nuestro tiempo a la luz de la obra de Kant. Este filósofo ilustrado lo que pretendía era mantener el orden social. si no restringimos el uso privado de la razón podemos caer en el desorden público y algo parecido a la anarquía. Por ello esa máxima tiene dos partes igualmente importantes que mantienen una tensión esencial: razonad y obedeced. a primera vista parece una paradoja; pero lo que se pretende garantizar es la continuidad y progresión lenta pero inexorable de la ilustración.Seguidamente nos encontramos con un análisis interesante sobre algunas consecuencias posibles de la idea de progreso.  Ésta es una de las ideas fundamentales de la ilustración. Los filósofos ilustrados consideraban que la humanidad progresa de una forma definitiva e imparable. el progreso científico técnico, social, demográfico, etc era una evidencia. También lo era que el progreso de la humanidad iba ligado a la progresiva racionalización y el continuo abandono de la superstición. Así pues, no es posible negarse al progreso de la humanidad. En este sentido, Kant sostiene que cualquier intento de crear una institución social inamovible; en la que sus miembros no puedan hacer un uso público de su razón es un «crimen contra la humanidad.» No se puede retener la marcha de la historia porque esta es irrefrenable. Lo mismo sucede con los individuos. Podemos eludir durante un tiempo la ilustración pero al final tendremos que cargar con nosotros mismos. En definitiva, lo que Kant quiere decirnos es que ir en contra de la ilustración es violar «los sagrados derechos de la humanidad». La humanidad, he aquí la analogía tiende a salir de la minoría de edad igual que cualquier persona. frenar este proceso es una contradicción. No podemos no dejar crecer a alguien. Por otro lado, la ilustración se hace irreversible. Una vez que un pueblo haya conquistado su libertad no permitirá la vuelta atrás.Y esto nos lleva, a su vez, a la distinción kantiana entre ilustración y época ilustrada. Se pregunta si vivimos en una época ilustrada y la respuesta es definitiva. No. Ahora bien, estamos en el camino de la ilustración. La ilustración es un proceso. La salida del hombre de su culpable minoría de edad no se da de una vez: es un proceso más bien lento aunque inexorable. Por ello, cualquier entorpecimiento es visto por Kant como un crimen contra la humanidad y sus derechos. Y aquí viene una referencia histórica importante. Estamos según Kant en el siglo de Federico.Se refiere al monarca ilustrado. La condición de posibilidad para que se de la ilustración es la existencia de un monarca ilustrado que apoye la libertad de sus ciudadanos de utilizar públicamente su razón. Y su lema es la máxima comentada más arriba. Razonad pero obedeced.Al final realiza una interesante reflexión sobre la marcha de la humanidad hacia lo mejor.comparando la ilustración con la revolución. LO que se puede predecir, al decir de Kant es que la humanidad camina hacia un fin que se establece con el ideal ilustrado. Por ello, podemos predecir en parte el futuro del género humano. No por artes adivinatotrias; sino por la propia ideade  progreso que es incuestionable en todos los filósofos ilustrados.

MARX:


Hablar de marxismo hoy en día puede resultar que sea hablar de algo muerto y profundamente negativo; y que, tal vez, sería mejor olvidar. Bien, pues todo esto está muy lejos de la realidad. Si bien es verdad que los regímenes socialistas del Este han caído, no es verdad que el materialosmo marxista y la concepción marxista y materialista de la historia hayan tocado a su fin. El marxismo no es algo que ha ocurrido en balde; ni sólo ha estado presente en los paises del Este, China y Cuba, sino que también ha calado en las sociedades occidentales, de tal forma que el desarrollo capitalista en éstas ha estado condicionado por las reivindicaciones sindicalistas de los proletarios. De esta forma, podemos hablar de una discusión larga y fructífera entre marxismo y capitalismo

Hoy en día, con la caída de los regímenes del Este se pretende hacer pensar que el marxismo, el comunismo han muerto. Cuando esto no es en absoluto cierto. Podemos decir que lo que ha desaparecido han sido una serie de estados totalitarios y represivos, que se parecen más bien poco a lo que MARX pudiese decir. En el momento en el que empieza la revolución de 1917 fracasó el marxismo. Pero hay que tener en cuenta que el marxismo como metodo de analisis aparece en un momento determinado en la historia, por lo cuál, tendrá sus propias limitaciones teóricas y prácticas. Hay muchos aspectos de la sociedad contemporánea que superan la visión clásica del marxismo.
Pero el Marxismo, como cualquier otra teoría, no es sólo fruto de Marx y Engels; sino que está constituida por un conjunto de teoría elaboradas a lo largo del s. XIX y XX y cuyo núcleo central sería el materialismo histórico de Marx y Eengels.Todas estas teorías son las revisiones marxistas.
y pretenden adaptar la teoría marxista a la situación contemporánea, la cuál es distinta al momento del surgimiento de la teoría original.La filosofia que había en Alemania en tiempos de Marx es lo que se llamó «el idealismo absoluto alemán«
Esta es la filosofia posterior a Kant. Este último había señalado que la metafisica era imposible como ciencia; que no podíamos hablar de Dios, Alma, y Mundo. La filosofía tiene que ser crítica trascendental. Después de KANT hay una serie de filósofos: FICHTE, SCHELLING Y HEGEL que siguen el camino opuesto al kantiano. Hablan del mundo del alma y de Dios; y constituyen la filosofia idealista alemana que comienza con FICHTE y termina con HEGEL. Este último sintetiza todo el conocimiento en Dios o la «idea absoluta»
También hubo otro gran filósofo que siguió la línea kantiana. Estamos hablando de SCHOPENHAUER. que es el padre de la filosofía pesimista moderna.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *