Conocimiento de la existencia de Dios Hume

Share Button
metafísica Hume:
El objetivo general de la filosofía d Hume fue aplicar el método experimental d la física d Newton al estudio d la naturaleza humana, pues consideraba q la ciencia del hombre es el saber fundamental. Con este fin aborda el estudio d la mente y el conocimiento humano. Según Hume, todos los conocimientos d la mente humana son Percepciones, q pueden ser d 2 clases: impresiones e ideas. Las Impresiones se presentan ante nuestra mente con nitidez, fuerza y viveza, Mientras q las ideas se caracterizan por su debilidad e imposición. Todas las Ideas son, en último término, copias de impresiones, d modo q aquellas q no lo son carecen d validez. No obstante, algunas ideas Complejas surgen d su asociación mediante la imaginación por la semejanza, la Contigüidad espacial y la relación entre causa y efecto. Esta explicación Empiristadel origen d las ideas Conduce tanto a la negación d la existencia d ideas innatas como un claro Nominalismo, pues toda idea es copia d impresiones particulares. Por otra parte, Hume reduce todo el conocimiento a 2 clases: el q tiene como objeto relaciones de ideas y aquel q trata sobre cuestiones d hecho.
Las proposiciones q expresan relaciones entre ideas son independientes D lo que en realidad existe, se fundamentan en el análisis d las ideas q contienen, y son necesarias, ya que su negociación implica una contradicción Lógica. Este tipo d juicios pertenecen a la lógica y matemática. Las proposiciones q expresan cuestiones d hecho se refieren a lo q existe, Se basan en la experiencia, es decir, en las impresiones, y son contingentes, Pues su negociación no entraña ninguna contradicción. Sin embargo, hay proposiciones acerca de las cuestiones de hecho que no Están presentes en los sentidos. Según Hume, dichas proposiciones sólo pueden Fundamentarse en la relación de causa y efecto. Este vínculo consiste en la Idea de una conexión necesaria entre dos hechos sucesivos y contiguos en el Tiempo. Ahora bien, no se tiene impresión alguna de la impresión de tal Conexión, sino simplemente de la sucesión constante entre dos hechos. Así que La idea de conexión carece de validez. Por otra parte, toda predicción se basa En la inducción o generalización, la cual se apoya a su vez en la suposición de Que la naturaleza se comporta uniformemente. Sin embargo, como este supuesto se Conoce precisamente por la inducción, se cae así en un círculo vicioso, y, en Consecuencia, la predicción carece en realidad de justificación. Por tanto, Nuestro conocimiento de hechos futuros, así como el de las relaciones causales, Es una mera creencia irracional cuya certeza deriva simplemente de la costumbre O hábito de haber tenido en el pasado las impresiones de dos hechos sucesivos.Una consecuencia de esta crítica de la noción de causalidad es la Imposibilidad de afirmar la existencia de 2 cosas externas que sean la causa de Nuestras impresiones, porque solo conocemos las percepciones y no es tampoco Posible inferir a partir de ellas la existencia de una realidad exterior Recurriendo a la idea de causa. El Empirismo radical de Hume conduce, pues, a Un fenomenismo que implica a su vez un escepticismo moderado, ya que niega que El conocimiento humano pueda ir más allá de la mera existencia de percepciones. El Empirismo de Hume supone también una crítica de los demás conceptos De la metafísica, entre los cuales se encuentra la noción de impresiones e Ideas. En su opinión, suponemos ideas de substancias corpóreas exteriores como El soporte de los conjuntos de impresiones para poder explicar así por que Estas se presentan unidas ante la mente con certeza. Sin embargo, no tenemos Impresión de dichos sustratos, sino simplemente de una colección de impresiones. Por consiguiente, la idea de sustancia material carece de validez. En cuanto a Dios, no tenemos impresión ninguna de Él, ni tampoco Resulta posible demostrar su existencia utilizando la idea de causa, puesto que Dicha carece de fundamento empírico. En primer lugar, no es positiva una Demostración a priori porque la existencia es una cuestión de hecho, y, por Tanto, carece de sentido sostener que un ser existe necesariamente. En segundo Lugar, tampoco resulta correcta la prueba del designio a partir del orden del Universo, ya que, entre otras razones, dicha prueba se basa en una analogía o Semejanza muy débil entre la relación del hombre con sus obras y la relación de Dios con el universo. Por último, la existencia del mal parece incompatible con Un Dios personal, bueno y perfecto. Respecto a la religión, Hume opina que Tiene su origen en el sentimiento de temor ante la muerte y del deseo de una Vida futura. La crítica humeana de la metafísica se extiende asimismo a la idea de Una sustancia espiritual o alma. Según Hume, la idea de yo no es válida, pues No procede de impresión alguna. En realidad, la mente se reduce a un simple Conjunto o de proposición que se suceden temporalmente. La existencia de un yo O sustancia espiritual idéntica a sí misma y permanente es también un mero Objeto de creencia, que se explica gracias a la memoria de percepciones Anteriores.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *