Comparacion marx y platon

Share Button

Política en Platón

Platón intenta construir la ciudad ideal
. Para él, el hombre tiende a vivir en sociedad, y es entonces cuando es capaz de alcanzar el bien. Esa es la sociedad justa para Platón. Es por ello que en la búsqueda de alcanzar el bien, debemos pasar por una política que nos haga vivir a los humanos en comunidad, formando un Estado. La clave de esta sociedad reside en satisfacer todas las necesidadesque puedan surgir al hombre, para lo cual Platón establece tres jerarquíasdistinguidas, en las cuales entraban unos u otros individuos en función de sus cualidades personales y aptitudes:

  • Guardianes


    : símbolo de fuerza y fortaleza, son los guerreros que defienden al pueblo ante posibles ofensivas exteriores, viven separados de la sociedad.
  • Gobernantes


    : símbolo de prudencia y sabiduría, el gobernante es elegido entre los mejores guardianes y es el líder de todos los ciudadanos. Posee una capacidad intelectual y científica que le permite practicar la dialéctica, para lo que debe estudiar las materias propias de la época tal como cálculo o aritmética.
  • Productores


    : símbolo de templanza, está formado por todos los ciudadanos dedicado a la producción y venta al público de sus servicios o productos.

Esta es la sociedad perfecta para Platón, la basada en la propia antropología, el lado irascible, racional y apetitivo del hombre, correspondiéndose con los estamentos. El perfecto equilibrio y armonía entre dichos estamentos nos proporciona la sociedad justa
. Esto es simplemente una organización ideal, un modelo que conforma la utopía platónica, ya que no es posible obtener una sociedad sin injusticias.

Política en Marx

Para Marx, la sociedad ideal es aquella que cumplía con ciertos requisitos como son la inexistencia de la propiedad privada, la sociedad sin clases ni diferencias y la abolición del Estado
. Marx cree que la sociedad totalmente igualitaria es algo posible y que la unificación de todas las clases sociales en una destruirá el poder de las minorías. Para que exista dicha igualdad, Marx cree que es necesario destruir la sociedad privada, de esta manera todo es de todos, pero a la vez de nadie, lo que no conllevará conflictos. Se impondría un sistema basado en cooperativas y comunas que satisficiera a los ciudadanos. De esta forma terminaría la explotación de los trabajadores por parte de los ciudadanos, siendo tratados como fin, y no como un mero medio de producción y beneficio personal.

El Estado, como institución que nos domina, también debe ser echado abajo, al igual que piensan los anarquistas. Así desaparece la discusión política, social o moral, y sólo es discutible la mejora de la sociedad. También debía desaparecer el mercado, fuente de desigualdades sociales. Una vez destruida la sociedad capitalista surgiría la igualdad, la cultura de la participación y la solidaridad común, la utopía marxista, que desembocó en el comunismo que tantas víctimas, violencia y terror ha dejado atrás. La puesta en práctica de dicha utopía resultó ser un peligro global y un gran fracaso para los seguidores de los ideales de Marx.



Comparación

Entre dos filósofos tan separados en el tiempo es fácil distinguir algunas diferencias, aunque no son pocas las similitudes que encontramos entre Marx y Platón.

Ambos pensadores han sido profundamente críticos con la sociedaden la que vivieron e intentaron cambiarla tanto en la teoría como en la práctica. A pesar de la distinta causa que les lleva a luchar por otra sociedad, ambos crean una utopía en la que debe reinar la justicia. Platón propone una sociedad idealista, basada en un pensamiento espiritual. Platón distinguía dos mundos, el que habitan los hombres y el mundo de las ideas donde se encontraba Dios. Marx, que tachaba al resto de filosofías de idealistas, propone una sociedad basada en las necesidades materiales del hombre, huyendo así de abstracciones. Estaba basada en cambios económicos, eliminando así el capitalismo. El fin era salvar a los ciudadanos de la opresión del sistema existente, siempre buscando la sociedad perfecta.

También comparten el objetivo con el que se lleva a cabo una nueva sociedad, satisfacerplenamente las necesidades de los ciudadanos desde la máxima justicia. A la hora de la puesta en práctica, creo que ambos filósofos difieren, ya que Platón crea una sociedad jerarquizada, basada en estamentos fijos, pero no basados en el nacimiento de cada individuo sino en las cualidades. Estos convivirían en completa armonía, lo que lleva a la teoría platónica a la utopía. Es una sociedad basada en la desigualdad entre clases. Para Marx la sociedad no puede poseer clases, ya que crean conflicto entre los ciudadanos e injusticias (utopía marxista).

Otra diferencia clave es que, mientras que Platón intenta dejar atrás la democracia, Marx intenta imponer una democracia justa. La muerte de Sócrates por parte de la democracia griega supuso un punto de inflexión en el pensador. Pero como ya se ha advertido, la gran diferencia temporal de ambos filósofos impide su correcta comparación en ciertos aspectos ya que no es equiparable la democracia griega con la actual.

En mi opinión ninguna utopía es mejor ni peor
. Si bien es cierto que la utopía marxista refleja lo ideal, la no presencia de clases, también lo es que la de Platón se nos asemeja más a la realidad, sin llegar a tales extremos. Ambas nos presentan un mundo ideológico que, por ese hecho, no podemos llevar a la práctica. Sin embargo, el objetivo es el correcto y debemos acercarnos todo lo posible a él, sin caer en la una nueva utopía.

Ésta es la señal de la búsqueda de la sociedad perfecta, lo cual nos hace ver que el hombre no se conforma con lo que posee. Quizás, en la actualidad, haga falta cierto ambiente de renovación que arranque un nuevo cambio social que nos permita sacar adelante la sociedad.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *