Clasificación de los juicios de Kant

Share Button

Los juicios sintéticos a priori Crítica de la razón pura /sl 2001/


1. Explica el significado de los términos experiencia y causa en la teoría kantiana y/o en la teoría de Hume


La experiencia es para Hume, y la filosofía empirista en general, toda realidad exterior al sujeto y de dónde proviene igualmente todo su conocimiento en forma de impresiones sensibles (que el sujeto elaborará mediante leyes de asociación de ideas).
Kant
coincide hasta cierto punto con él: la experiencia es la realidad externa al sujeto, y de donde procede toda la materia, todo el contenido de su conocimiento captado a través de las intuiciones sensibles, la herramienta de la sensibilidad. Una causa no es para Hume una realidad ontológica. Ni siquiera es una relación natural (si por natural se entiende la forma en que nuestro entendimiento construye las ideas); es una relación filosófica, obtenida de la percepción constante y sucesiva en el espacio y en el tiempo, de dos impresiones sensibles diferentes.Para Kant, por el contrario, la causa es algo real en el mundo fenoménico, en las intuiciones sensibles que recibimos determinadas en el espacio y en el tiempo. Pues en los conceptos y en los juicios que establecen algún tipo de causalidad, dichas intuiciones sensibles, de forma necesaria y a priori, aparecen encadenadas causalmente; de tal forma que sin causalidad (fenoménica) ni dichos conceptos podrían construirse, ni dichos juicios podrían realizarse. La causalidad es una condición que nuestro entendimiento determina de forma necesaria y a priori sobre los fenómenos para poder comprenderlos. Veámoslo con un ejemplo: si podemos decir “la luz se marchó porque el viento tiró los cables”, es porque los fenómenos con los que construimos los conceptos están internamente conectados por un concepto puro, a priori y trascendental, que es el concepto de causalidad. 

2. Explica brevemente el contenido del texto, recogiendo las carácterísticas de los distintos tipos de juicios que se mencionan y, en especial, de los juicios sintéticos a priori

Primer párrafo: Nos encontramos ante un texto de la que es, con total seguridad, la más importante de las obras de Kant: la Crítica de la razón pura. Esta obra intenta estudiar el uso teórico de la razón; en otras palabras: cómo conocemos los seres humanos y cuáles son los límites de dicho conocimiento. Y como el conocimiento se expresa mediante juicios el primer paso que hay que dar es el de saber cuántos tipos de juicios existen. Kant,siguiendo con ello distinciones ya clásicas como las de Hume (cuestiones de hecho/relaciones de ideas), nos dice que existen dos tipos de juicios: juicios analíticos, en los que el predicado está incluido en el sujeto, y basta con analizar éste para obtenerlo (por lo que no aumentarían o extenderían mi conocimiento); y juicios sintéticos, en los que no basta con analizar el sujeto para obtener el predicado, y por lo tanto sí que extenderían mi conocimiento. El ejemplo que pone del primer tipo es “todos los cuerpos son extensos”; del segundo “todos los cuerpos son pesados”; en las próximas líneas volveremos sobre ellos y los comentaremos con más detalle.


Segundo párrafo: En el segundo párrafo del texto Kant va a indicarnos algunas de las carácterísticas particulares de los tipos dejuicios de los que acabamos de hablar. En concreto, le interesa destacar que todos los juicios de experiencia, sinexcepción, son sintéticos (sin excepción añadimos nosotros, porque no dice que todos los sintéticos sean de experiencia,que es una cosa muy distinta, y se comentará igualmente líneas más abajo).Y para confirmar su hipótesis vuelve a los dos ejemplos anteriores. En un juicio analítico como el de “todos loscuerpos son extensos”, basta con analizar el concepto de “cuerpo” para obtener, inmediatamente, la “extensión”, como unpredicado suyo. Basta, dice nuestro autor, con aplicar el principio de contradicción, puesto que sería absurdo ycontradictorio afirmar que un cuerpo no posee extensión (este sería el criterio que impediría que el “alma” fueracorpórea). Hay otros de atributos que también se pueden obtener analíticamente de “cuerpo” siguiendo este principio decontradicción: impenetrabilidad o figura.Vayamos ahora al otro ejemplo: “todo cuerpo es pesado”. El peso, aunque aparece siempre unido a la corporeidad, figura o extensión, como un atributo suyo, no se obtiene analíticamente. En el concepto de cuerpo no se encuentra la “pesantez” (al igual que, siguiendo el famoso ejemplo de Leibniz, en el concepto de “Julio César” no se encuentra el “pasar el Rubicón”). Que la pesantez viene unida a todos los cuerpos es un conocimiento obtenido por experiencia y que aumenta nuestro conocimiento de lo que es un cuerpo. Hasta aquí, pues todo parece muy claro, y poco original con respecto a Leibniz o Hume.Pero en el tercer párrafo va más allá y nos menciona otro tipo de juicios Se refiere a un tipo de juicios que por una parte aumentan nuestro conocimiento, pero por otra son absolutamente necesarios, y por lo tanto, no pueden provenir de la experiencia así que han de ser sintéticos y a la vez a priori. Este ya es un planteamiento kantiano original; original y problemático, podríamos añadir, porque muy pocos filósofos admitirán estos puntos de vista.Kant nos lo pretende demostrar mediante el siguiente ejemplo: “todo lo que sucede tiene una causa”. No es un proposición analítica, como podría ser (no la menciona explícitamente) “todo lo que sucede, sucede en el tiempo”, dado que la “temporalidad” sí que se obtiene, analíticamente, del “suceder”. La causalidad es algo muy distinto, aumenta nuestro conocimiento sobre lo que supone el “suceder algo”, pero además, le impone a lo que sucede una estricta necesidad (ya veremos en la pregunta 3 cómo y por qué; se tratará de un concepto puro del entendimiento): así que se tratará de un juicio sintético a priori. Podemos insistir: se trata de una afirmación muy cuestionable.El conocimiento humano ha de buscar sus principios y su fundamento, en este tipo de juicios. O lo que es lo mismo, el conocimiento que ha de buscar la filosofía y la metafísica, habrá de ser de este tipo.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.