Caracteristicas del superhombre de nietzsche

Share Button


La crítica marca la obra de Nietzsche. Critica que en la cultura europea se hayan establecido unos valores que se oponen a la vida, a los instintos; pues dice que en la antigüedad existía una relación entre la tendencia racional y la corporal, pero que hubo un momento en que se rompió, y se optó por la vía estricta de la razón. Critica por lo tanto los 3 aspectos de la cultura europea (moralreligión y filosofía)
, cuyos valores ve como síntomas de decadencia
En primer lugar, en su crítica a la moral, distingue 2 tipos:

  • la moral de los Señores:
    Impulsa los valores de la fuerza, como el poder, el placer, o la grandeza.
  • la moral de los Esclavos:
    Prevalecen los valores de la debilidad, como el dolor, la humildad o la compasión.

Lo que Nietzsche critica es una moral concreta:
La establecida hasta ahora en la historia de la humanidad (moral de los esclavos). Culminada en los movimientos sociales de la revolución francesa, la considera antinatural porque se opone a los instintos de la vida, que son lo más real que conocemos. Su origen lo encuentra en el platonismo, ya que dice que lo bueno (mundo ideal) está “más allá” de esta vida, y desprecia la que conocemos. Además, critica que al establecer este orden moral (drama entre el bien y el mal), se ha dado por hecho que un ser externo controla nuestro mundo, impulsando los valores de los débiles, tales como la humildad.

En cuanto a la religión (partiendo de que ninguna religión ha contenido jamás ninguna verdad porque todas parten del miedo y de la necesidad), Nietzsche critica en concreto a la religión Cristiana, porque ha invertido los valores de la antigua Grecia y Roma, inventándose un mundo ideal que desvaloriza el mundo terreno:

  • concibe el cuerpo como algo sospechoso, olvidando los instintos.
  • fomenta los valores de la moral de los esclavos.
  • centra el pecado en la posesión de un cuerpo, convirtiendo la vida en un pecado sin remedio, y por lo tanto estropeándonos la existencia.

En resumen: concibe a Dios como un obstáculo para la vida.

Por último, critica a los filósofos tradicionales (desde Platón)
Por no haber sabido pensar, por haber necesitado inventar otro mundo (el ideal) y desprestigiar el nuestro (dice que la filosofía ha sido teología)
, por considerar el ser como algo estático, fijo, inmutable y abstracto. Según él, ese mundo de las ideas no existe, pues es el único realmente estático, muerto. Y es por eso que admira a Heráclito, por reconocer que este mundo nuestro es cambiante, y a Hegel, por pensar que toda la realidad está en permanente devenir dialéctico.


Nietzsche analiza la historia del hombre y observa la siguiente evolución en cuanto a la presencia de Dios:

  1. Renacimiento


    El antropocentrismo, el hombre comienza a pensar por sí solo.
  2. Racionalismo


    La razón es el fundamento de todo, aunque garantizada por Dios.
  3. Ilustración


    El poder lo tiene el pueblo, no Dios.
  4. Positivismo


    El saber está en la ciencia, los Dioses no importan.

Y de aquí deduce que entre todos, hemos matado a Dios de inanición (por falta de quehaceres). Como consecuencia, el hombre empieza a vivir por primera vez. Ya no tiene que soportar el peso de la trascendencia, los pilares que han sostenido la cultura de Occidente se han derrumbado. Y lo hemos hecho casi sin darnos cuenta, sin una revolución que haya marcado un cambio. Ahora incluso hay quienes buscan un sustituto, en ideas como la patria, ante las que poder sacrificarse.

Este proceso Nietzsche también lo representa en su metáfora de las 3 transformaciones:
El hombre ha sido un camello que ha soportado cargas, pero que tras transformarse en león ha roto con lo establecido (ha matado a Dios), y tras esto, se ha convertido en niño, un creador y destructor sin conciencia de culpa capaz de construir sus propios valores.

Una vez muerto Dios, ya no tenemos un algo o un alguien para quien hacer las cosas.
Y ese estado de suspense, de reciente vencimiento de los supremos valores, de momentánea desorientación, esa consecuencia propia de la ausencia de valores, se conoce como Nihilismo.
Es el estado posterior a la destrucción e irremediablemente anterior a la creación.

Ahora que podemos crear una nueva moral, Nietzsche propone una basada en el proceso natural del hombre: 

la vida

Tratando de alcanzar un punto intermedio entre las tendencias de Dionisios (la vida, el exceso, el cuerpo) y Apolo (la razón, la medida, el alma), opta por la exaltación de la vida sin buscar más explicaciones a su por qué. Debe primar la moral de los señores, siguiendo los instintos.

Nietzsche propone por tanto que construyamos una moral que nos lleve a dejar de ser el hombre que hemos sido hasta ahora, miserable e inacabado, y que pasemos a ser ultrahombres.
Éste es el ser creador (niño) que sigue su propia moral, un ser fuerte a la altura de este mundo, que no se rebaje, que cumpla suspromesas.

Define al ultrahombre con 7 características:

  1. Ansia de vivir


    Se preocupa por la vida, sin traba ninguna.
  2. Superación


    Ha superado la moral tradicional cristiana.
  3. Superior


    Dice sí a las jerarquías entre los hombres.
  4. Valores


    Ha roto con la jerarquía de valores tradicional.
  5. Tierra


    Lo que le importa es lo terrenal, no la trascendencia metafísica.
  6. Poder


    Tiene el deseo de dominar, de ser señor y no esclavo.
  7. Retorno


    Ama tanto su vida que aceptaría volver a vivirla infinitas veces.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.