Teoría del filósofo gobernante Platón

Share Button

LA TEORIA POLITICA DE LA EDAD ANTIGUA: PLATON


Antes de desarrollar la antropología de la Edad Antigua, que en mi caso he escogido la Teoría del Hombre de Platón, quiero hacer una breve referencia a la vida, contexto, estilo literario, obra e influencias del autor.Platón vivió entre el siglo V y IV, formó parte del circulo de Sócrates y fundó la Academia. Vivió las Guerras Medicas así como la Liga de Delos, las Guerras del Peloponeso y los Treinta Tiranos. Para entender la política, hemos de acudir al famoso Mito de los Metales, que está en La República. También para entender su política nos referiremos a las leyes y políticas. La República nos plantea una utopía política. La teoría de Platón intenta describir la Idea del Estado, y por eso, uno de los temas centrales será la justicia en el Estado. Por ello, la justicia será el eje central de su teoría política, pues Platón considera que la polis sufre del mal de la injusticia. Esto convierte a Platón en uno de los primeros utopistas de la historia. Platón defiende en esta utopía que el gobierno debe de caer en manos de los filósofos para evitar la ineptitud de muchos de los políticos de su tiempo. Su concepción de la justicia y de la sociedad estará basada en su antropología. La justician tiene un carácter individual (la virtud pone orden y armonía en las tres partes del alma), del mismo modo, la justicia se encargará de establecer el orden del conjunto y la armonía entre las distintas partes de la sociedad platón considerará que, como las ideas, la sociedad ha de ser jerarquizada. Siguiendo la antropología, en cada ser humano ha de predominar un tipo de alma concreta. Al igual que el alma, la sociedad ha de estar dividida en tres partes. Cada una de las partes ha de cumplir sus funciones y relacionarse con las demás. Como expresó en su antropología, el criterio de selección de los distintos individuos se basará en la preeminencia de cada una de las almas. Por ello, cada individuo será educado según sus capacidades (temperamento) y así podrá ocupar un lugar concreto en cada una de las tres clases de sociedad. Cada individuo ocupará su lugar propio, atendiendo a las necesidades de la polis, pues los ciudadanos han de estar al servicio de la sociedad.

La jerarquización de la sociedad se establecerá en tres niveles: productores, guardianes y gobernantes. Los productores proveen de bienes materiales a la población y son el sustento económico de la sociedad. Se caracterizan por el deseo de satisfacer sus necesidades más corporales y egoístas. Podrán tener propiedad privada. Deberán ser guiados por la virtud de la templanza. La ambición de estos por ampliar el territorio, provocara choques violentos con otras ciudades. Será necesaria la existencia de guardianes que estarán entregados totalmente al bien común. Han de estar privados de todo tipo de bienes materiales y propiedad privada. Su virtud característica será la fortaleza o valentía. Los gobernantes serán una minoría selecta y procederán de la clase de los guardianes. Han de buscar el bien común, pues su propio interés deberá coincidir con el bien del Estado. Este nivel ama el conocimiento de las ideas, de allí que sean filósofos, por ser conocedores de los modelos (eidos), podrán hacer leyes y aplicarlas a los ciudadanos. No pueden tener familia ni propiedad privada y la virtud que debe predominar en ellos debe de ser la sabiduría. En el famoso Mito de los Metales, Platón afirma que los gobernantes están modelados con oro, los guardianes con plata y los productores con hierro y bronce.

Del mismo modo que en su antropología, Platón aplicaría también las cuatro virtudes morales al Estado. La prudencia o sabiduría es la virtud racional, por lo que se debe asignar a los gobernantes. La valentía es la virtud de los guardianes. La templanza de be de estar presente en los productores y ha de extenderse al resto de las clases. Por último, la justicia será la virtud encargada del perfecto funcionamiento de las distintas clases sociales, a saber, que los gobernantes sean sabios, los guardianes valientes y todos moderados.

En Platón es imprescindible tratar de la educación, pues esta representa el mecanismo que la política exige como selección  de los individuos. Siguiendo a Sócrates, la educación no será aprender, sino recordar las ideas que ya sabíamos, pero habíamos olvidado (teoría de la reminiscencia). La educación es un mecanismo para discernir el tipo de alma que predomina en cada uno, es decir, su vocación potencial. Por ello, la educación es el único medio de selección. Tendrá un sentido integral que deberá incorporar tanto formación física como intelectual. Y desde el espíritu elitista de platón solo podrán gozar de la educación los encargados de funciones defensivas y rectoras.

Debo terminar mi exposición de la teoría de política de Platón exponiendo las formas de gobierno que Platón considera más oportunas, considerando aquellas que son más valiosas y en oposición a las más perjudiciales. No olvidemos que el proyecto político de Platón esta formulado en contra del relativismo de los sofistas, aspirando a lograr un modelo intemporal del Estado. Platón preferirá en primer lugar a la monarquía, que consiste en el gobierno de un hombre egregio o varios, los cuales rigen la ciudad conforme a la sabiduría. Gracias a este régimen reinara un equilibro perfecto entre todas las clases sociales. En segundo lugar, la timocracia. En este sistema, como degradación del anterior, se mezclaran las diferentes clases sociales con predominio de la militar. Siguiendo la escala de mejor a peor, Platón situara la oligarquía, en la que se darán dos clases contrapuestas: una minoría que se siente mejor que las demás, que acapara dinero y posesiones; y otra formada por una multitud empobrecida. La democracia está situada por Platón en el penúltimo lugar. Para este filósofo, la democracia es un sistema corrupto. En este sistema, los demagogos terminan por dirigir los destinos del pueblo. Por último se encuentra la tiranía, donde en medio del desorden, prevalecen los más violentos que se apoderan del mando y suprimen por completo la libertad. En las Leyes (del periodo de la vejez), Platón expone una cantidad enorme de leyes estrictas y rigurosas para impedir que hubiera la más mínima corrupción.

Para finalizar con mi exposición, voy a comentar brevemente la vigencia y actualidad de la teoría política de Platón. Autores como Karl Popper han afirmado que esta teoría es el germen de las doctrinas totalitarias. Russell la califico como la teoría política que está en la base de las dictaduras comunistas. Hildebrand la asocio con el nazismo. Otros pensadores resaltaron sus aspectos positivos, Tomas Moro y Campanella. En la filosofía de Ortega y Gasset encontramos mucho de la doctrina de Platón, en especial cuando defiende que el poder debería de estar en una minoría cualificada frente a una mayoría no consciente, manipulada y no cualificada, propio de las democracias. La crítica actual hacia la corrupción de la clase política, nos debería llevar a reconsiderar la crítica de Platón a los sistemas democráticos.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.