El hombre concreto artífice de la historia

Share Button

Tomás de Aquino
Sin duda, el autor más relevante de la filosofía medieval es Tomás de Aquino. En su filosofía confluyen Las corrientes anteriores, pero sobretodo la filosofía aristotélica. No obstante, existen significativas diferencias en su concepción del ser humano con respecto a la concepción de Aristóteles:Para Tomás de Aquino, La finalidad del ser humano ya no será La vida contemplativa, como en Aristóteles, sino La visión beatifica de Dios.El anhelo intelectual del Primer Ser que sosténía Aristóteles se convierte, para Tomás de Aquino, en amor a Dios, como creador del cosmos y de uno mismo. Según Tomás de Aquino, el destino humano está marcado por su alma incorruptible e inmortal, que será sometida a un Juicio Final. Por ello, el ser humano será objeto de una valoración ética para decidir sobre su destino en la verdadera vida, es decir, la vida después de la muerte.La insistencia del periodo medieval en el yo personal será de crucial importancia en la constitución del nuevo paradigma que supone la filosofía moderna. Descartes dará inicio a una nueva época precisamente a partir de la idea del yo. Sin embargo, antes de llegar a Descartes, se produce una verdadera revolución intelectual, que se inicia ya en el Siglo XIV, el Renacimiento.

¿Cómo explicar la existencia del mal en un mundo creado por un Dios bueno?

Según Agustín, toda cosa es buena por el hecho de existir. Estrictamente hablando el mal no existe, lo que designamos con este nombre es la ausencia de un determinado bien, en una naturaleza que debería poseerlo. Por eso los filósofos medievales no tienen entidad positiva alguna, es privación de bien.El mal moral solo se encuentra en los actos de los hombres (criaturas racionales) y depende de un juicio de la razón ya que tales actos morales son libres (admiten la libertad consecuentemente), faltas morales o pecados. Estos proceden del mal uso que el hombre hace de su libertad, el hombre es responsable de ellas no Dios. Sin duda se puede objetar que Dios no debíó dotar al hombre de una voluntad que se equivoca y por tantola libertad comparta riesgo de perderse (de hacer un mal uso de ella).Para Agustín, la sentencia clara de la cultura griega conócete a ti mismo no solo es inoperante sino que además es errónea. El hombre no puede confiar en sí mismo y escucharse a sí mismo como decían los estoicos. Tiene que enmudecer para oír una voz verdadera, la voz de la fe. Las faltas morales o vicios (pecados) sin embargo, son un bien, incluso la condición del más grande de los bienes: la redención, la bienaventuranza, la salvación (si no hubiese habido culpa, no hubiera habido salvación  divina).Ser feliz es el objetivo final de todo ser humano. Para serlo, cada uno tiene que volverse hacia el soberano bien, hacia Dios, pero el hombre ha dado la espalda a Dios para gozar de sí y de las cosas. En esto consiste el pecado, que nada hacía necesario y cuya responsabilidad incumbe exclusivamente al hombre. Como trasgresión de la ley divina, el pecado original ha tenido como consecuencia la rebelión del cuerpo contra el alma, de donde proceden la concupiscencia y la ignorancia. El alma fue creada por Dios para regir el cuerpo pero ahora es regida por él. Orientado hacia la materia se contenta con lo sensible.Orientado hacia la materia, el alma se contenta con  lo visible por no creer en más realidad que la materia, tomándose incluso a sí misma como un cuerpo (exclusivamente material). Esto constituye la tumba del alma, el mal del que tiene que liberarse.Para Agustín, la naturaleza humana desafía cualquier intento de comprensión en una formula única y simple. La contradicción es el verdadero elemento de la existencia humana: el hombre no posee un ser simple y homogéneo. Es una extraña mezcla de bondad y maldad ser y no ser.Por lo tanto, solo hay una forma de acercarse al secreto de la naturaleza humana: la fe.Ella nos muestra que existe un hombre doble (antes y después de la caída). El hombre estaba destinado al fin más alto pero traiciono su posición. Con la caída perdíó su poder y su razón y voluntad se pervirtieron.En este sentido, la independencia del hombre se convierte en la antropología cristiana en su error. Mientras el hombre persevere en este error, no tendrá posibilidad de salvarse pues implica querer igualarse a Dios.De esta manera, Agustín se propondrá alcanzar por medio de la fe, la comprensión de la verdad, esto es, creer para comprender.Hay que aceptar por la fe las verdades que Dios revela y se quiere obtener alguna comprensión de ellas. Sin embargo, para un estoico, el privilegio del hombre y su deber fundamental es defender la independencia y autonomía de la razón. La única cosa que depende del hombre es la razón, el autoexamen. Estas ideas se convierten en el Medievo en el vicio absoluto del hombre, el pecado capital que es la autonomía de la razón.Marco Aurelio dice como representante de la cultura clásica: se tu propio  dueño, no dependas de nada. Frente a la doctrina cristiana de Agustín que dice: el hombre es un ser caído que no se puede valer de su propia razón pues está en un error.En resumen:1 Significa el paso de la antigüedad al Medievo2 Adapta a Platón a sus ideales cristianos3 Rechaza la razón como elemento fundamental del hombre por estar impregnada de errores4 El uso de la razón como pecado capital5 Perspectiva del hombre como ser caído fruto del pecado y hecho a imagen y semejanza de un Dios creador y salvador.6 La presencia y defensa de Dios en toda su filosofía7 La mayor dotación del hombre es la fe.

Tomás de Aquino

Filósofo medieval del Siglo XIII pertenece a la orden de los dominicos y su concepción del mundo es semejante a la de Agustín de Hipona.Es discípulo de Aristóteles, vuelve a las fuentes de la filosofía griega pero no se desvía en lo fundamental del planteamiento antropocéntrico de Agustín de Hipona y adapta a su maestro al cristianismo. Las mayores diferencias entre ambos son:1Para Tomás de Aquino, la finalidad del ser humano ya no será la vida contemplativa como en Aristóteles, sino la visión beatifica de Dios.2el anhelo intelectual del primer ser que sosténía Aristóteles se convierte en Tomás de Aquino en amor a Dios como creador del cosmos y de uno mismo.3Según T.Aquino el destino humano está marcado por su alma incorruptible e inmoral, que será sometida al juicio final, por ello el ser humano será objeto de una valoración ética para decidir sobre su destino en la verdadera vida, es decir, la vida después de la muerte.Este autor  concede mucho más poder a la razón humana que Hipona pero está convencido de que sin ayuda de la fe ni la gracia, el hombre no alcanzara el camino de la verdad, que es el camino de la salvación.Continúa por tanto la inversión de todos los valores mantenidos en el pensamiento griego: lo que en un tiempo parecíó ser el privilegio supremo del hombre aparece como su máximo peligro y tentación La Razón, que es heteronimia, necesita la ayuda de Dios, lo que constituía el orgullo del hombre. Por lo tanto ahora es su humillación más profunda.En el sistema filosófico de T. De Aquino, el hombre representa una especie de índole muy particular, puesto que en  él, el alma humana que es el último de los seres espirituales, de forma que el hombre es el horizonte y la línea divisoria entre el espíritu y la materia.Según T.Aquino existe una naturaleza huma universal, y por tanto unos fines universales del hombre que son comunes a toda la humanidad y están enraizados en su esencia. En tanto que ser racional, el hombre puede conocer estos fines universales y calcular los medios para alcanzarlos, es decir, el ser humano tiene una serie de inclinaciones o tendencias naturales y puede conocerlas por medio de la razón. El conocimiento de tales inclinaciones permite especificar ciertas normas de conducta encaminadas al pleno cumplimiento de la naturaleza humana. Son las siguientes:1En tanto que sustancia, la naturaleza humana tiene una tendencia a perseverar en su ser, es decir, el deber moral de  autoconservarse. De ahí la condena por parte del pensamiento cristiano como la eutanasia y el suicidio2Además en tanto que animal el hombre tiende a la procreación y tiene ⃗el deber moral de procrear y cuidar de su prole3En tanto que ser racional, la naturaleza humana tiene una inclinación natural a conocer la verdad y vivir en sociedad.


Marx:


Humanismo: es la doctrina que afirma el valor supremo del hombre: el hombre es un fin en si mismo. Junto a la defensa del humanismo se recogen la libertad la esclavitud y la alineación.

La esencia del hombre: Ser material

El hombre es materialista, ésta es la verdadera esencia del hombre y privar a éste de ella es lo más funesto que puede pasarle.

No terminado

El hombre es un ser dinámico e inacabado por lo que se encuentra en continuo desarrollo hacia su plenitud.

Histórico

El hombre es el protagonista y causante de la historia, la cual es algo abstracto y en cada una de las épocas el hombre va constituyéndola.

La praxis

El hombre debe transformar la realidad. La praxis es la actividad desarrollada por el hombre para transformar la realidad social:

Aspectos fundamentales del humanismo Marxista:Ético

Existe una jerarquía de valores en virtud en la que  el hombre representa el valor absoluto rechazando todo aquello que pueda comprometer su dignidad.

Ateo:

El hombre debe ser artífice de su historia mediante su trabajo, debe confiar en sus propias fuerzas y no en una ayuda de un ser superior ya que esto consiste en la dominación por engaño (religión).

Materialista

El mundo deja de ser un valle de lágrimas y se convierte en un lugar de goce, todo se resuelve en este mundo a nivel de historia y de materia. 8 No existe un paraíso o lugar superior).

Económico

Factor fundamental ya que la historia se explica mediante la economía ya que todo lo demás son alienantes como la religión.

Comunitario

El hombre es solidario con la humanidad. El ser solitario no cuenta pues ha de estar en estrecha relación con todos los hombres de ahí que el proletariado unido traerá la salvación  a la humanidad.

Revolucionario:

Es internacionalista, no nacionalista (proletariado internacional). La obligación del hombre es cambiar la sociedad, es decir, cambiar las estructuras sociales.

Científico

El humanismo se apoya en un análisis científico de la realidad, es decir, la sociedad concreta en la que vive. No hay praxis revolucionaria sin teoría revolucionaria a la vez que la teoría lleva a la praxis. Pero la teoría no es abstracta sino conocimiento científico de la realidad.

I) La concepción del hombre en Marx:

El trabajo es la verdadera esencia humana: el hombre está en continua relación con el medio natural ya que aparte de ser humano también es un ser vivo.  Sin embargo, el hombre se constituye en humano en el acto de transformar la naturaleza al producir su propia vida, esto es el trabajo. Pero Marx no cree en la historia del espíritu y busca el origen de la historia natural del hombre vera en el trabajo en la relación dinámica y dialéctica con la naturaleza, la verdadera «esencia ´´ humana.
Es decir, el hombre produce objetos, con esta fabricación de objetos se crea un mundo, por otra parte si se produjera el mero consumo de alimentos no se crearía nada por lo que sería una destrucción constante.Por lo tanto Marx se opone al idealismo hegeliano y al frustrado materialismo de Feuerbach, un ser activo, práctico y no contemplativo cuyos pensamientos y teorías no dejan de ser una práctica necesaria que surge del trabajo.

La esencia humana es el conjunto de las relaciones sociales

La antropología de Marx no cae en la especulación sobre el origen de la sociedad porque el hombre se constituye en humano al producir sus medios de vida con la naturaleza.   Por lo tanto Marx recurre al materialismo histórico, es decir, ir a la base natural de las cosas. Esto se resume en: la procreación como la producción de la vida humana propia y social dando lugar a la familia que es la primera relación social además, debido a la fabricación de   los instrumentos para la producción de su vida y la de los suyos, crea nuevas necesidades que traen consigo la cooperación, es decir, el trabajo en sociedad es lo que provocaría las demás relaciones sociales.En resumen Marx apoya la tesis  VI  sobre Feuerbach que es:

La esencia humana no es algo inherente a cada individuo. Es, en su realidad el conjunto de las relaciones sociales.Humanismo ateo:

La antropología de Marx es un Naturalismo y ha sido calificada de materialismo por contraposición al idealismo pero no un materialismo mecanicista sino el dinamismo propio de lo humano y del espíritu entendidos naturalmente. Al ser Naturalismo es ateísmo.

La explicación dialéctica al ser puramente natural ha de excluir toda realidad sobre lo natural

El ateísmo tiene una raíz ética, es la constatación de la secular alineación religiosa del hombre, es decir, si la religión priva al hombre de la posesión de sí mismo y  lo mantiene alienado, es imprescindible la liberación del hombre de sus cadenas religiosas.

II) La dialéctica de las alienaciones:Alineación religiosa

Marx piensa que la religión es un modelo o paradigma de toda forma de pérdida de sí mismo o alineación del hombre. Marx sospecha que la religión es la forma o reducto visible de toda una compleja conciencia ideológica que encubre una realidad social humana contradictoria y desgarrada, es decir, la religión es el opio del pueblo.La crítica de la religión en el estado.
Marx se enfrenta a un vigente estado cristiano el cual tiende a la supresión de la diferencia entre lo público y lo privado.  Determina la justicia públicamente en la sociedad y privadamente en las consciencias. En el ámbito público: Igualdad de los ciudadanos al mismo tiempo que se limita la libertad de enriquecimiento ilimitado( predestinación divina)En el ámbito privado: Interpretando erróneamente la voluntad de Dios impone a los desposeídos una moral de resignaron y aceptación cristiana a la vez que ofrece justificación por la igualdad terrenal entre los hombres. Marx descubre el secreto de la alianza tradicional entre política y religión e iglesia y estado.

La crítica del modo de existencia religioso

Pese a la llegada del estado laico moderno no se logro la eliminación del sentimiento religioso en las conciencias del pueblo. Marx llega a la conclusión de que lo que impulsa al pueblo a la creencia son las inseguridades y la abyección de la criatura ante el creador, juez que salva condena (humildad y sumisión obediente).  Debido a esto, la religión  separa al hombre de la naturaleza porque  tacha de pecado aquello vinculado al instinto natural como la carne o los deseos además de concebir el mundo como un valle de lágrimas y mero transito para la vida eterna.

Alienación

Consiste en la división existente entre la libertad e igualdad de los ciudadanos por el mero hecho de serlo y la situación de desigualdad y dominación en las relaciones laborales privadas que se derivan de la libertad económica.Los principios de libertad e igualdad sirven por tanto de coartada a la desigualdad y dominación en la nueva sociedad industrial en la que se distinguen: Burguésía y  proletariadoLa alienación social:
La burguésía revolucionaria que consigue las libertades ha pasado a ser rápidamente la burguésía liberal de la industrialización. Son burgueses progresistas y emprendedores. Es una clase ascendente que ha abierto un futuro de producción sin límites y con la acumulación de capital acomete las grandes inversiones que inaugura el mercado mundial, pero esta burguésía engendra una nueva clase social en la que desaparecen los gremios para aumentar el proletariado.

Dos clases sociales antagónicas irreconciliables

En Manifiesto Comunista aparece como consecuencia de las frustradas revoluciones del 48 la llamada a la conciencia de clase del mundo obrero con lo que concluye: ‘’ ¡Proletarios de todos los países, uníos!’’Lo que desencadena numerosas revueltas principalmente en Inglaterra y Francia. Sin embargo no consiguen nada pues el estado está dominado por la clase burguesa y se ha convertido en una delegación que administra los negocios comunes de esta clase social.          

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.