Aspectos positivos y negativos del Nihilismo según Nietzsche

Share Button

Alienación es el proceso mediante el cual el hombre se desrealiza y se convierte en cosa, porque el objeto producido, en el que ha proyectado todo su ser, ya no le pertenece sino que deviene propiedad de otro. Aunque existen diversas formas de alienación, según Marx la alienación fundamental es la económica.  El hombre en su trabajo enajena su energía, su imaginación…por lo que de alguna manera se desposee de algo de sí mismo. En esta actividad enajenadora es en lo que consiste el ser humano: constituye su naturaleza, por lo que no es eliminable porque va en su propia naturaleza. Tal enajenación no encierra en sí misma ninguna connotación negativa o alienante.

La religión aparece como ideología


La religión, según Marx, tiene un origen social: está en estrecha relación con la organización económica y sociopolítica ala que presta estabilidad y justificación ideológica. La ideología religiosa desempeña un doble papel: constituye la justificación de la clase dirigente y es expresión de la miseria del pueblo.

El concepto central de su obra “El nacimiento de la tragedia en el espíritu de la música” es la noción de vida como principio último que se encuentra debajo de todos los seres individuales: la realidad de la vida.
Nietzsche considera la vida como una fuerza pre-moral que subsiste utilizando y eliminando a los individuos, que son puros medios para su realización. La realidad, el ser, es fundamentalmente vida, y la vida es, según Nietzsche, voluntad de poder. Es decir, vistas desde dentro todas las cosas no son más que expresión o manifestación de un fondo primordial que pugna por existir y por existir siendo más. Con ello expresa Nietzsche el principio que rige la vida como totalidad: el ser, la realidad, la vida, no son más que deseo de acrecentarse más, de superar todas las dificultades y no solo de perpetuarse en el tiempo…se trata de una voluntad creadora. Esta nueva ontología que entiende que el ser, la realidad es devenir porque siempre se está haciendo, porque siempre está por hacerse, se enfrenta a la ontología estática que veía una apariencia en el devenir, en el cambio.

Relaciones técnicas de producción


Son las distintas formas de control que los agentes de la producción ejercen sobre los medios de trabajo y sobre el proceso del trabajo en general. Los tipos de control según las diversas formas históricas de producir son: proceso de producción individual, cooperante simple o cooperativo complejo.

Relaciones sociales de producción

Desde el punto de vista social podemos clasificar los agentes en: propietarios de los medios de producción y no propietarios.

El  Nihilismo no es una  doctrina  filosófica  concreta,  sino  un  movimiento  histórico peculiar que describe el destino de la cultura occidental, inaugurada por Sócrates. El Nihilismo toma como objeto lo sucedido con la verdad del mundo suprasensible: se ha revelado como una mentira, como una pura nada. La frase «Dios ha muerto», acuñada por Nietzsche, nos revela la esencia de este pensamiento sobre la historia de Occidente. Cuando  Nietzsche  se  refiere  a  Dios  se  refiere  al  Dios  de  la  religión,  particularmente  del cristianismo, pero también a todo aquello que puede sustituirle, porque  en  realidad  Dios  no  es  una  entidad  sino  una  figura  del pensamiento(idea)10que representa lo Absoluto. Dios es la idea que  expresa  la  realidad  absoluta,  la  realidad  que  se  presenta como la Verdad y el Bien, como el ámbito objetivo que sirve defundamento a la existencia y le da UNsentido. Todo aquello que sirve a los hombres para dar unsentido a la vida, pero que sin embargo se ponefuera de la vida, es semejante a Dios.El  que  ha  muerto  es  el  Dios  monoteísta,  el  Dios  moral de  las contraposiciones  metafísicasentre  bien  y  mal,  mundo real  y  mundo  aparente…  Afirmar  que  «Dios  ha  muerto»  es afirmar  que  los  valores  supremos  se  desmoronan,  que  pierden su valor, que lo que había sido puesto como «ser verdadero» se convierte  en  «nada»;  es  afirmar que  estamos  perdidos,  sin brújula…  en  el  «desierto  de  la  historia».  Se  trata  de  una  experiencia  radical  de  la  finitud,  el convencimiento de la absoluta inconsistencia de la existencia, la falta de respuesta a la pregunta ¿para qué? … En definitiva, la «muerte de Dios» significa el fin de toda creencia en un sentido de la vida. ¿Por qué se ha producido tal acontecimiento? Nietzsche está lejos de pretender presentar la  muerte  de  Dios  como  consecuencia  (efecto  o  resultado)  de  su  propia  crítica  a  la cultura occidental.

Cada  generación  tiene  una  duración  aproximada  de  quince  años,  de  ahí  que  en  un mismo  tiempo,  en  cada  momento  histórico,  coexisten  varias  generaciones.  Según  Ortega, básicamente  coexisten  tres  generaciones:  la generación  emergente la generación  que  está  en  su  plenitud,  la generación  que  va desapareciendo poco a poco por la inexorabilidad del tiempo. Esto lleva a Ortega  a  distinguir  entre contemporáneos y coetáneos. A su vez, en cada generación podemos distinguir dos dimensiones o aspectos: La  recepción  de  lo vivido  por  sus  antepasados. El hombre  es  el  destinatario  de  una  considerable herencia  cultural compuesta  por  una infinidad  de ideas y creencias. El   fluir   de   su   propia   espontaneidad. Cuando hay  rebeldía  ante  lo  recibido es cuando   hay generaciones   polémicas y   es posible  la  innovación. EL RACIOVITALISMO es un término con el que Ortega quiere designar su intento intelectual de superar críticamente el unilateral punto de vista del vitalismo y  el  no  menos  unilateral  del Racionalismo,  asumiendo  lo  que  de  valioso  haya  en  ambas  posturas,  para proponer  una  síntesis  superior.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.