Teoría del conocimiento Platón

Share Button

El texto que hay que comentar pertenece a República, que es probablemente la obra más célebre de todas las escritas por Platón. Se cree que su redacción se prolongó a lo largo de veinte años, desde 390 hasta 370 a.N.E. El interlocutor principal del texto es Sócrates, a través Del cual Platón expresa sus propias ideas. Aunque los temas centrales son Inicialmente el de la naturaleza de la justicia y después la exposición de su Filosofía política, en República se recogen las principales doctrinas Platónicas sobre la realidad, el conocimiento

LA ONTOLOGÍA: LA CONCEPCIÓN DE LA REALIDAD

Introducción: dos realidades o mundos que Para él existen (el mundo sensible y el inteligible) y que componen la Realidad. Esto se ve reflejado en su teoría de las Ideas, donde encontramos la concepción de la realidad de Platón.

-El mundo sensible, en el que nos Encontramos ahora, es cambiante, imperfecto y aparente. Es el mundo de las Sombras y apariencias que Platón sitúa al final de la caverna en la que Inicialmente todos estamos prisioneros. En este mundo hay multiplicidad de Objetos que son copias de una única idea y que están sujetas al cambio por no Ser plenamente reales sino tan solo copias imperfectas de lo real. En el mundo Sensible a un nivel incluso inferior al de las cosas materiales, se encuentran Las imágenes que son copias imperfectas de las cosas. Por este motivo Platón Menosprecia a los creadores de sombras, a los artistas como los poetas, Pintores, escultores…, pues su actividad les sitúa en lo más profundo de la Caverna.

-El mundo inteligible o mundo de las Ideas, está formado por entidades inmateriales, perfectas y eternamente Inmutables de las cuales se crean las copias imperfectas que son los objetos. Las ideas son el fundamento del ser. Platón también señala que hay una Jerarquía de Ideas en la que la Idea del Bien actúa como principio unificador De todas las Ideas.

LA EPISTEMOLOGÍA: LA CONCEPCIÓN DEL CONOCIMIENTO

Los ojos, metáfora del conocimiento Racional propio del Alma, ya tienen vista pero debe ser dirigida hacia el Objeto adecuado y esto debe ser enseñado al resto.

Según la teoría del conocimiento de Platón, el Alma ya conocíó las esencias cuando preexistía en el mundo de las Ideas, antes de su uníón con nuestro cuerpo.
Por eso la educación no consiste En adquirir conocimientos: no aprendemos nada nuevo, solo recordamos aquello Que ya aprendimos en el mundo de las Ideas, y que se encuentra de alguna manera Escondido en nuestro interior. La educación, el estudio, consiste en Proporcionar luz a lo que tenemos dentro de nosotros. Nuestro problema según Platón es que no sabemos dónde dirigir nuestra mirada y, para recuperar lo que Ya aprendimos, debemos dirigir nuestra vista por medio de la investigación y el Estudio.

Platón, divide y jerarquiza nuestro Conocimiento de manera paralela a lo que hizo en su concepción de la realidad (comentada en el punto anterior). El nivel inferior del conocimiento es la Opinión o doxa, que es un conocimiento inseguro y cambiante, pues no trata Sobre lo necesario, sobre lo que no puede ser de otra manera. La opinión está Formada por la creencia en lo que nos manifiestan los sentidos (las cosas que Captamos por medio de los sentidos), y, a un nivel todavía inferior, por la Imaginación, creadora de meras conjeturas (las sombras de esas cosas). La Ciencia nos proporciona un conocimiento racional, seguro, permanente y Universal. A su nivel inferior Platón lo llama “pensamiento discursivo”, propio De las matemáticas. El nivel superior del conocimiento es el de la inteligencia O dialéctica. La educación, a través de la dialéctica, dirige nuestro Conocimiento hacia las Ideas y hacia su cumbre, la idea de Bien que debe “servir como modelo».

LA EDUCACIÓN

En el estado ideal, quienes hayan de gobernar Deben trascender el mundo sensible. Por eso, Platón se pregunta en República Por las disciplinas que han de estudiar los jóvenes que deberán formarse para Esa tarea, y ofrece todo un plan de estudios que debe seguir el filósofo-rey. Para ello busca disciplinas que sean útiles a los guardianes-auxiliares o Guerreros (pues los futuros gobernantes habrán de ser guerreros antes de Gobernar) y que, sobre todo, sirvan para despertar el intelecto. Pero estas Disciplinas pueden abordarse de dos modos. Cuando se practican para resolver Problemas prácticos y cotidianos no sirven para formar al futuro gobernante, Pues le mantienen en el mundo sensible, pero cuando se estudian teóricamente (como lo hacían los pitagóricos), entonces resultan adecuadas para despertar el Intelecto, pues plantean problemas que no pueden resolverse utilizando sólo los Sentidos. Estudiadas de esa manera, las ciencias propedéuticas sirven para Impulsar a los jóvenes a abandonar su confianza en lo sensible y para despertar En ellos el intelecto y la inquietud que habrá de conducirlos hacia el Verdadero conocimiento, que es el objetivo de la educación que Platón defiende En este fragmento de República. Aquellos que alcancen la última etapa del Proceso educativo diseñado por Platón, constituirían la clase de los filósofos Gobernantes, que deberán dirigir su propia vida y la de la ciudad de acuerdo Con la Idea de Bien.

ANTROPOLOGÍA: LA CONCEPCIÓN DEL SER HUMANO

En el texto, el sujeto de la educación es El alma.
Es la que, apartándose de lo que nace (el

mundo sensible), debe dirigirse a la Contemplación del ser y del Bien (el mundo inteligible). Otro de los aspectos Temáticos del texto es, por tanto, la concepción antropológica de Platón.

Según Platón, el hombre es un compuesto de Alma y cuerpo. El alma es inmortal y eterna, y el cuerpo es mortal. El cuerpo, Vinculado al mundo sensible es una especie de cárcel para el alma, que la mantiene Atada como un esclavo en el fondo de la caverna.

La educación supone control y dominio del Cuerpo, y el desarrollo de la capacidad intelectual o racional del alma es lo Que nos volverá a poner en contacto con las Ideas y con la Idea de Bien de la Que se habla en el texto, saliendo de este modo de la caverna y retornando a su Patria, el mundo de las Ideas.

Para explicar la naturaleza del alma, Platón propone el mito del carro alado en su diálogo

Fedro. El alma sería como un carro Conducido por un auriga y tirado por dos caballos, uno bueno y dócil, el otro Ingobernable. Del mismo modo, en el alma humana cabe distinguir una parte Racional (que se correspondería con el auriga) y otra irracional (los Caballos). La parte irracional se divide a su vez en dos: el ánimo y el Apetito. El alma racional (razón) debe conocer la Idea del Bien (objetivo último del conocimiento y la educación, a la que se hace referencia en el Texto) para conducir adecuadamente la vida del ser humano. El alma irascible (ánimo) debe tener el vigor y el tesón necesarios para impulsar al ser humano En la dirección marcada por la razón. El alma concupiscible (apetito) debe ser Moderada para frenar los deseos irracionales que arrastrarían al ser humano Hacia la búsqueda del placer alejándolo de su meta.

Esta visión tripartita del alma (racional, Irascible y concupiscible) entronca con la concepción tradicional en el Pensamiento griego según la cual el alma es lo que da vida y mueve el cuerpo.

El alma se entiende entonces como una Entidad inmaterial afín a las Ideas que constituye la esencia del ser humano y Se halla encerrada en el cuerpo, perteneciente al mundo sensible, como en una Prisión. Liberarse de esa prisión es la tarea del filósofo, y se consigue por Medio de la educación, si bien esa liberación no será definitiva hasta la Muerte. El alma es afín a las Ideas, pero, a diferencia de éstas, no es Inmutable. Se trata por tanto de una entidad intermedia entre lo sensible y lo Inteligible, los dos niveles de la

realidad que constituyen el fundamento Filosófico del texto.

ÉTICA Y POLÍTICA

Platón Considera que el Estado ideal se compone de tres clases rígidamente separadas y Con funciones específicas, en un claro paralelismo con su concepción tripartita Del alma. En primer lugar, los guardianes-filósofos (o el guardián-filósofo) Que ordenan y gobiernan; a continuación los guardianes-auxiliares (los Guerreros, la clase militar) que velan por el mantenimiento del orden y Defienden la polis frente a sus enemigos; y por último la masa de ciudadanos Productores (campesinos, artesanos, comerciantes), cuya misión se limita a Abastecer de los medios necesarios para su subsistencia y las de las clases superiores. Cuándo estas tres clases sociales conviven en armónía, siendo los gobernantes Sabios, los guerreros valientes, y el pueblo moderado, en la polis reinará el Orden y la justicia.

La Polis debe ser dirigida por quienes, después de un largo proceso educativo y Tras sufrir múltiples pruebas y selecciones, hayan llegado a conocer la Idea Del Bien. Los filósofos, una vez contemplada esta Idea la usarán como modelo Para gobernar. Platón distingue cinco tipos de constituciones políticas: Aristocracia, timocracia, oligarquía, democracia y tiranía. De estas, propone Pues la aristocracia, el gobierno de los mejores (no por su origen o posición Social sino por su sabiduría y virtud), como la forma política ideal.


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.