Selectividad filosofia locke

Share Button

Locke La Tolerancia:


Fue un filosofo ingles  considerado el padre del empirismo  en el siglo XVII, segunda parte de la edad moderna; época de gran actividad política y represión de la iglesia a través de la inquisición y le llevara a preocuparse por la intromisión de la iglesia en el estado, trata la religión como un asunto privado e individual, que afecta solo a la relación del hombre con dios y no a las relaciones humanas.Para Locke, la intolerancia es un concepto negativo, ya que hace referencia a algo o alguien. Además, en el ámbito religioso siempre existe cierto grado de intolerancia ya que cada una de ellas cree poseer una verdad que excluye al resto, la tolerancia en este sentido consiste en permitir la convivencia del individuo sin obligarle a renegar de sus propias creencias, pero dicha tolerancia desaparece cuando un grupo religioso impone sus prescripciones dogmáticas por cualquier medio.Pero la verdadera libertad religiosa es un derecho que el individuo tiene la libre y expresión de sus creencias.De este modo, se pretendió evolucionar desde la tolerancia hacia la libertad religiosa. En un primer momento se limitó a excluir la coacción de la religión, junto a la libre expresión de las creencias; a lo que le seguirá la Reforma protestante, haciéndose necesaria la tolerancia para restaurar la armonía; para lo cual la razón de Estado aconseja no usar la coacción sobre las creencias, algo que desembocará en la rebelión  del pueblo. También supone una apertura a la idea de San Agustín de que la persecución por motivos religiosos excluye la posibilidad de una vida religiosa auténtica.Toda esta visión y critica de la intolerancia religiosa ejercida tanto por la Iglesia como por el propio Estado aparece en su “Carta sobre la Tolerancia” y está relacionada con la concepción política de Locke que concibe el Estado como una sociedad nacida del consentimiento de los hombres orientada a su supervivencia, libertad y propiedades. Es por ellos que el poder político queda restringido al orden público y la salvaguardia de los bienes civiles.Para apoyar toda esta visión, Locke incluye todo tipo de argumentos. Primero desde el punto de vista político afirma que los males de la sociedad no son producto de la libertad religiosa sino de la intolerancia humana que oprime a la sociedad y desemboca en la rebelión.Desde el punto de vista religioso, el concepto de religión hace referencia a la necesidad de la libertad, y no tiene por qué obligar al individuo a realizar unas ordenes determinados, por tanto, para la salvación es necesaria la sinceridad en la creencia, y de ordenes impuestas, no será posible alcanzar la salvación. Además, no hay testimonio que diga que Dios haya concedido autoridad a ningún hombre sobre el resto.Finalmente, desde el racionalismo, la búsqueda de la verdad requiere la exploración de las diferentes alternativas sin que sea posible que una Iglesia o individuo monopolice la verdad; ya que todos tenemos el mismo instrumento para llegar a la verdad, la razón. Cierra así Locke, una visión que supone la aplicación de unos principios ya definidos por Spinoza trasladados a la religión. 
Locke es un filósofo empirista inglés del siglo XVII y XVIII. Consideraba que la experiencia sensible es la fuente y el límite de nuestro conocimiento. Su filosofía política sienta las bases del liberalismo moderno y defiende los ideales de la burguesía.


El Tema son;las guerras de religión no han tenido su origen en la diversidad de creencias u opiniones, sino en la intolerancia de los papas y la Iglesia, ya que no querían perder el poder político. Las Ideas son:Los conflictos en el seno del cristianismo no han surgido por la diversidad de opiniones, sino por la intolerancia. La segunda las autoridades eclesiásticas de la Iglesia, por avaricia y ansia de poder, han utilizado a las ambiciosas autoridades políticas y a las masas supersticiosas y los han convencido de que se convirtieran al cristianismo. y 3º; de esta manera, se han confundido Iglesia y Estado, dos instituciones diferentes que no deben mezclarse.

Explícalas:

La Carta sobre la tolerancia es una de las obras de mayor influencia en defensa de la tolerancia. En ella, Locke presenta varios argumentos a favor de la libertad de conciencia. Este texto recoge uno de ellos. Locke, consciente de las numerosas guerras que han asolado Europa durante el último siglo, subraya que no ha sido existencia de diferentes creencias lo que ha producido estas guerras, sino la intolerancia. Para él, la causa de esas intolerancia está en el comportamiento de los pontífices de la Iglesia, a quienes califica de avaros con enormes ansias de poder. Estos han utilizado a los políticos ambiciosos y a las masas, convenciéndolos de lo que hay que destruir a quienes mantienen otras creencias. Es, por tanto, la jerarquía eclesiástica la responsable del fanatismo que ha asolado Europa. Locke se refiere a la Iglesia católica, que, para él, es la más intolerante y peligrosa. Según Locke, el problema radica en que los jefes de la Iglesia se han adueñado de un poder que solo es propio de las autoridades civiles, cuando la única medida disciplinaria de la Iglesia ha de ser la excomunión, indica que toda persecución es anticristiana, pues el principio fundamental del cristianismo es el amor, no el odio, por lo van contra. En consecuencia, la libertad de religión exige una distinción entre la esfera civil, que es el Estado, y la que gira en torno a las creencias religiosas; la Iglesia, ambas son diferentes con fines distintos. El Estado tiene como meta asegurar la libertad y defender la propiedad privada de los individuos. La Iglesia busca la salvación eterna y lleva a cabo el culto público de Dios. Para garantizar el respeto a la libertad de los individuos, Iglesia y Estado deben permanecer separados: ni los gobernantes deben intervenir en los asuntos de la fe ni los eclesiásticos en los temas civiles. Como se dice al final del texto, la confusión de ambos ámbitos ha hecho triunfar la intolerancia.

Vigencia:

La raíz de las guerras y los conflictos religiosos no está en la coexistencia de distintas creencias en un mismo país. Solo la intolerancia genera violencia, desde el poder, se quiere imponer una religión como parte de quien se resiste a esa imposición. Los Estados hoy día, son aconfesionales; es decir, admiten las diversas creencias y consideran que los asuntos de religión son propios de la conciencia individual, en la que solo ha de intervenir el propio individuo, a menos que suponga un riesgo para el resto de las sociedad. en nuestro país la Iglesia católica es muy superior a la de otras religiones, y sus opiniones tienen un importante peso en la opinión pública. x ej el aborto, la homosexualidad,..

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.