RESUMEN DEL mito de la caverna de Platón

Share Button
Gobierno de la ciudad y conocimiento de la verdad. Fue un filósofo griego seguidor de Sócrates y maestro de Aristóteles. República es la más conocida e influyente obra de Platón, y es el compendio de las ideas que conforman su filosofía. Se trata de un diálogo entre Sócrates y otros personajes, como los discípulos o parientes del propio Sócrates. La obra está compuesta por diez libros, y este texto corresponde al VI o VII.// Para Platón la Verdad consiste en el conocimiento de todas las Ideas, que son la esencia de las cosas, aquello que existe real y únicamente. En la filosofía platónica y debido a su teoría del filósofo-rey, tan solo los filósofos pueden gobernar debidamente la ciudad, puesto que son los únicos que conocen las Ideas y por ello, la Verdad. Por lo tanto existe una relación de necesidad entre el conocimiento de la Verdad y el gobierno de la ciudad, de manera que lo segundo no se pude dar sin que antes se dé lo primero.// En lo que concierne a la teoría del filósofo-rey es la propuesta política de Platón frente a unos estados que “están sin excepción mal gobernados”. El enfrentamiento de Platón con el régimen político vigente en Atenas, la democracia, que había condenado injustamente a muerte a su maestro Sócrates, así como su disconformidad con la oligarquía del gobierno de los Treinta tiranos; lo llevan a proponer su propio sistema de gobierno: una aristocracia gobernada por los mejores. Esto se debe a que no podemos dejar que cualquiera gobierne la ciudad, tan solo aquellos que saben cómo hacerlo, y estos son los filósofos. Bajo esta postura subyace la teoría platónica de las Ideas, ya que los filósofos son los únicos que pueden llegar al conocimiento de éstas para después gobernar la ciudad siguiendo su modelo eterno. De esta manera, cuando el filósofo conozca la Idea de Justicia y la Idea de Bien, gobernará la ciudad justamente. Esto se debe a que la virtud viene dada por el conocimiento, de tal modo que si alguien no actúa bien lo hace por desconocimiento.//No obstante, no todos los hombres pueden llegar a ser gobernantes, sino tan solo aquellos que tienen más desarrollada la parte racional del alma, controlando a las otras dos partes, la irascible y la apetitiva. Sólo estos ciudadanos podrán llegar a gobernar con Justicia tanto la ciudad como sus propias vidas. Y aquellos que estarán más capacitados para desarrollar la parte irascible son los que pertenecen a la clase social de los guardianes, los que tienen como predominante la parte apetitiva serán los guardianes y los que poseen la racional tras años de educación los gobernantes.// La educación de los futuros filósofos tiene como finalidad el conocimiento de las Ideas y la aplicación de éstas a los asuntos humanos. Para llegar a dicho conocimiento es necesario dejar de lado todo lo material ya que corrompe al alma impidiéndole el conocimiento de lo que verdaderamente existe, las Ideas. Para esto hay que despreciar los sentidos, ya que solamente nos aportan informaciones erróneas sobre las cosas materiales, y centrarse en el uso de la razón, único instrumento verdadero de conocimiento. Esta tarea no resulta fácil en absoluto, por lo que no se puede pasar directamente a la dialéctica sino que es necesario pasar antes por una serie de enseñanzas matemáticas.// Las disciplinas matemáticas sirven para ayudar al alma a alejarse de lo sensible y a familiarizarse con el pensamiento abstracto y racional. No obstante, se encuentran por debajo de la Dialéctica.//Una vez superado el conocimiento de las disciplinas matemáticas, se puede acceder ya a la Dialéctica, la cual consiste en formular una serie de hipótesis que deben ser cuestionadas por la razón, hasta alcanzar una hipótesis verdadera y con ella el conocimiento de una Idea; para luego ir conociendo todas las demás hasta llegar a la Idea suprema de Bien. Es en esto en lo que consiste la Dialéctica ascendente. Pero cuando ya se han conocido las Ideas, la relación entre ellas y con las cosas que las copian imperfectamente, el filósofo no puede quedarse en el mundo inteligible, el exterior en el Mito de la caverna;
Sino que ha de regresar al Mundo de lo sensible, al interior de la caverna, para ocuparse del gobierno del Estado, y renunciando al placer personal que le supondría quedarse contemplando las esencias. Platón antepone el bien del Estado al bien individual. Con todo esto, el filósofo-rey  ya podría gobernar justamente tanto el Estado como su vida personal, permitiendo que los ciudadanos desarrollen sus virtudes y sean hombres felices.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.