Metafísica y ciencia Kant

Share Button
los tipos de juicio.
Kant propuso someter la razón teórica a crítica, es decir, a riguroso examen, para descubrir los fundamentos del conocimiento teórico y de la ciencia.
Concluyó que los juicios se dividen en dos clases:Juicios analíticos: aquellos en los que el concepto del predicado se incluye en el concepto del sujeto.Estos juicios son a priori, porque no requieren experiencia para saber si son verdaderos; también son universales y necesarios, ya que son verdaderos o falsos siempre. Estos juicios no aumentan nuestro conocimiento.Juicios sintéticos: aquellos en los que el predicado no está comprendido en el sujeto. Estos juicios sí aumentan el conocimiento, porque incorporan un conocimiento nuevo sobre el sujeto, pero son a posteriori, pues se requiere experiencia para conocer su verdad. En consecuencia, no son universales ni verdaderos. Sin embargo, Kant consideró un tercer tipo de juicios, los sintéticos a priori, que son los que emplea la ciencia, las matemáticas y la ciencia. Son sintéticos porque se aplican a los objetos de la experiencia, de modo que aumentan el conocimiento; pero, al mismo tiempo, son a priori, pues su verdad se funda en conceptos que no provienen de la experiencia, por lo que son universales y necesarios.2.1.Estética transcendental: teoría de la sensibilidad.Kant se ocupó de estudiar la primera facultad de la razón, que es la sensibilidad o facultad de tener percepciones sensibles.Para Kant, todo conocimiento consiste en una síntesis entre materia y forma: la materia es su contenido, lo recibido a través de los sentidos; la forma es lo que pone el sujeto que conoce.La materia del conocimiento depende de la experiencia sensible y es a posteriori; la forma es independiente de la experiencia a priori.La materia aporta el contenido empírico a la ciencia y hace avanzar nuestro conocimiento.La forma da a la ciencia los caracteres de universalidad y necesidad, y le otorga la objetividad.El conocimiento sensible.El conocimiento sensible es una síntesis de las sensaciones con el espacio y el tiempo. Las sensaciones son materia del conocimiento sensible; el espacio y el tiempo son formas a priori de la sensibilidad, ya que podemos pensarlos sin cosas o acontecimientos, pero no podemos pensar cosas o acontecimientos sin espacio ni tiempo.
Para Kant, el espacio y el tiempo son formas que la sensibilidad del sujeto aplica a las impresiones sensibles. Además son intuiciones de la sensibilidad.Kant las denominó intuiciones puras, ya que son a priori y no se mezclan con la experiencia; las diferenció de las intuiciones a posteriori o intuiciones empíricas. Estas son nuestras sensaciones estructuradas en
las coordenadas espacio-temporales. Llamó fenómeno empírico al objeto indeterminado de las intuiciones empíricas, es decir, apariencia sensible. Los juicios sintéticos a priori en las matemáticas. Kant relaciónó las matemáticas con el conocimiento sensible porque pensó que los juicios sintéticos a priori en esta ciencia dependían de que el espacio y el tiempo fuesen introducciones a priori. Esto lo explicó con el siguiente  razonamiento:La geometría y la aritmética tratan del espacio y del tiempo, respectivamente.Los juicios de las matemáticas son anteriores a la experiencia, porque tienen por objeto el espacio y el tiempo, que son intuiciones a priori. Por lo tanto, son universales y necesarios.Al mismo tiempo, son sintéticos.2.1.3. Analítica transcendental: análisis del entendimientoKant examinó el entendimiento, que es la facultad o capacidad de elaborar juicios para entender los fenómenos empíricos.Según Rousseau, todos los individuos eran iguales y libres en el estado de la naturaliza, donde se comportaban como buenos y pacíficos hermanos. Las desigualdades y ataduras procedían de la cultura y vida
en la sociedad.El conocimiento intelectua.La función del entendimiento según Kant, es comprender las intuiciones empíricas. Según él, entender es formular juicios, afirmar o negar un predicado de un sujeto. Pero solo es posible juzgar si se utilizan conceptos que unifiquen los fenómenos sensibles. Este juicio incluye otros conceptos, que provienen de la facultad del entendimiento, y se puede decir que son puros.Kant llamó categorías a estos últimos.Kant estimó que las categorías son condiciones necesarias para el conocimiento de los fenómenos empíricos. Concluyó, de este modo, que el conocimiento intelectual es el resultado de una segunda síntesis entre las intuiciones sensibles en el espacio y el tiempo, que son lo dado por la sensibilidad, y las categorías, que son lo puesto por el entendimiento(su forma).Así pues, la sensibilidad aporta las intuiciones empíricas al conocimiento y, sin ellas, carecería de contenido, mientras que el entendimiento proporciona las categorías, sin las cuales las intuiciones sensibles serían ininteligibles.Los juicios sintéticos a priori en la física. Los juicios o leyes de la física son a priori y, por tanto, universales y necesarios, porque en ellos se emplean las categorías, que son a priori.A la vez, son sintéticos. Los juicios de la física se apoyan particularmente en la categoría causa-efecto. Fenómeno y noúmeno.Kant introdujo los conceptos de fenómeno y noúmeno. El fenómeno es la cosa en mí, lo que aparece ante el sujeto que conoce, el objeto que el sujeto elabora cuando aplica las categorías a la experiencia sensible. El noúmeno, en cambio, es la cosa en sí, el objeto al margen de su relación con la sensibilidad.La filosofía kantiana es un idealismo, pero un idealismo transcendental, porque los fenómenos siempre se conocen según unas condiciones transcendentales.2.1.4. Dialéctica transcendental: el papel de la razón. Kant estudió la razón en cuanto que facultad de elaborar razonamientos.Las ideas transcendentales de la razón.Según Kant, la actividad de la razón consiste en conectar unos juicios con otros formando razonamientos de acuerdo con las leyes de la lógica. La razón trata de buscar juicios generales.Si la razón no se sale de la experiencia, su uso es correcto, y contribuye al desarrollo del conocimiento y la ciencia.Sin embargo, la razón tiende a traspasar la barrera de la experiencia, lo que significa que los conceptos contenidos en esos juicios son puros. Kant los llamó ideas trascendentales, que produce la razón para tratar de conocer la cosa en sí. Consideró que hay tres ideas trascendentales, que se corresponden con los objetos de la metafísica racionalista:La idea de alma o yo trata de sintetizar y fundamentar los procesos psíquicos y las vivencias.La idea de mundo pretende fundamentar todas nuestras impresiones sensibles.La idea de causa suprema o Dios intenta unificar y fundamentar todas nuestras experiencias en general.Kant llamó ideal de la razón pura a la idea trascendental de Dios y sostuvo que es imposible demostrar su existencia. Rechazó el argumento ontológico, porque presupone el ser como un predicado real.Otros argumentos, llamados cosmológico y teleológico, se reducen, según él, al argumento ontológico, porque concluyen en una cusa suprema que tendría que existir necesariamente por ser perfecta.Imposibilidad de la metafísica como ciencia.Kant juzgó que la metafísica no puede ser ciencia, porque pretende conocer realidades que están más allá de la experiencia. Hace un uso incorrecto de las ideas de la razón, que da lugar a la ilusión trascendental de pensar que estas nos dan a conocer sustancia o cosas en sí.Sin embargo, existe un uso adecuado de las ideas, un uso regulativo.En opinión de Kant, la metafísica no puede utilizar juicios sintéticos a priori. La metafísica solo puede consistir en una teoría del conocimiento, cuyo fin es estudiar las condiciones trascendentales del conocimiento racional.


Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *