Lacan y Descartes

CONTEXTO : Platón nacíó en Atenas en el siglo V a. C (427 a.C), coincidiendo con una época de enorme florecimiento cultural (con figuras tan importantes como los grandes autores trágicos Sófocles, Eurípides y Esquilo) pero de gran inestabilidad política.  Esta inestabilidad es causada por acontecimientos como las frecuentes guerras entre Atenas, Esparta y Tebas o el Régimen de los treinta tiranos. Además, tras la caída de los Treinta, en plena democracia, aconteció algo que asquearía para siempre a Platón de la política de su tiempo: la condena a muerte de su maestro Sócrates, a quien había conocido con apenas veinte años. Todos estos hechos marcaron el dramático final del siglo de oro de la cultura griega./ Este contexto hace que Platón reflexione sobre cómo mejorar la política y el Estado. Llegará a la conclusión de que sólo la educación a través de la filosofía puede fundar una comunidad humana basada en la justicia. Dentro de este ideal educativo fundará su Academia, (siguiendo el modelo de las comunidades pitagóricas)./ El filósofo intentará, incluso, poner en práctica sus ideas mediante la educación del futuro rey de Siracusa, Dionisio II. El resultado será desastroso, pues nuevamente se encuentra con políticos que no buscan el bien de los ciudadanos, sino el mantenimiento del poder./ En cuanto al contexto filosófico, el pensamiento de Platón supone, por una parte, la continuación y profundización de las enseñanzas socráticas, y, por otra, una reacción a la actitud de los sofistas ante la filosofía y la educación. Al igual que su maestro, Platón defenderá, frente al relativismo, el escepticismo y el pragmatismo de los sofistas, valores morales absolutos como la justicia o el bien. Por otra parte, Platón se inserta también en ese giro antropológico que tiene lugar tanto con Sócrates como con los sofistas: ya no es la naturaleza el centro de la reflexión, como sucedía con los primeros filósofos (presocráticos), sino el ser humano y todo lo que lo rodea. /Un aspecto de la filosofía platónica que se muestra fiel a su maestro es el uso del diálogo, siguiendo el método socrático de la ironía mayéÚtica. También de Sócrates toma Platón su intelectualismo moral (aquél que conozca lo que es el bien obrará bien). Será por esto por lo que para Platón la educación y la filosofía serán imprescindible para conseguir ciudadanos y gobiernos buenos y justos.  /Una segunda fuente importante es la presocrática. De la escuela pitagórica Platón toma la importancia de las matemáticas, la concepción del cuerpo como cárcel del alma, la teoría de la inmortalidad del alma y de la transmigración. En cuanto a las ideas platónicas, éstas tendrán las principales carácterísticas que Parménides atribuyó al ser: únicas, eternas e inmutables. También de Parménides recoge la distinción entre doxa y episteme. En cuanto a Heráclito, Platón recibe la visión del mundo sensible como un mundo en perpetuo fluir, si bien, a diferencia de aquél, Platón no aceptará que ese ámbito sea auténticamente real. 


COMPARACIÓN Platón Nietzsche : Existe una radical oposición entre la filosofía platónica y la nietzscheana. De hecho, esta última puede interpretarse como una reacción al platonismo imperante en la cultura occidental. A continuación, vamos a comparar la filosofía de ambos autores a tres niveles: ontología, epistemología y ética./ Tanto la ontología como la epistemología platónica se caracterizan por su dualismo. Por una parte, encontramos el mundo verdadero, el cual es objetivo, inmutable y eterno. En él impera la idea de Bien. Por otra parte, está el mundo aparente, el cual es subjetivo, cambiante y finito. Al primero se accede a través de la razón, que lleva a la verdad. Al segundo se accede a través de los sentidos, que conducen al error./ Para Nietzsche, este dualismo platónico está presente en toda la historia de la filosofía, así como la consideración de la razón como superior a los sentidos (lo cual se aprecia en filósofos posteriores como Descartes o Kant)./ Frente a este dualismo, Nietzsche defiende que la única realidad es el devenir. El “mundo verdadero” platónico es una invención de la razón, fruto de la decadencia y debilidad de los seres humanos incapaces de asumir su finitud. En cuanto al plano epistemológico, para Nietzsche el conocimiento sensible es el único válido, el cual es múltiple, cambiante y subjetivo. Será por esto por lo que reivindique la metáfora frente al concepto y lo artístico frente a lo racional. / En cuanto a la ética, Platón hereda el intelectualismo moral de Sócrates, estableciendo una correlación entre razón, virtud y felicidad. Sólo los placeres intelectuales son propios del sabio, mientras que los placeres materiales nos alejan del conocimiento del Bien. Según Nietzsche, esto rompía con el ideal aristocrático de la Grecia preclásica, que se expresaba en la fórmula: vida=instintos=felicidad. (Lo que Nietzsche llama “moral de los señores”). Así, la ética platónica es calificada por Nietzsche de patológica. Es una moral contranatural que se opone a los valores vitales que permiten al ser humano desarrollarse plenamente. Para Nietzsche, lo instintivo, lo que favorece a la vida, la satisfacción de lo corporal, son los únicos criterios de validez moral.


  • La filosofía platónica defiende el dualismo. En el mundo sensible todo es imperfecto/aparente/subjetivo (solo 1) pero por otro lado observa la inteligencia de algo universal que solo se puede aprehender.

  • Dentro del mundo de las ideas existe, según platón, una jerarquía. En su base están las ideas de los objetos del mundo sensible. En un siguiente nivel estarían las ideas matemáticas y en la cúspide las ideas puras, como la de justicia o belleza.

  • En la dialéctica, Platón propone que el resultado del conocimiento sensorial, es la opinión (doxa), mientras que lo que proporciona conocimiento racional es la ciencia (episteme). Dentro del primer resultado existen dos niveles: la imaginación (eikasia) y la creencia (pistis).

  • El mundo sensible es aparente, por lo que Platón explica su origen mediante el demiurgo. Es por ello que las cosas de este mundo son reflejos o copias imperfectas de las ideas.

  • Según Platón, el ser humano está compuesto de dos elementos: alma y cuerpo. El primero es inmortal y conoce las ideas, el segundo es mortal y conoce por medio de los sentidos. (importante el orden)

  • En la alegoría de la caverna Platón expone la situación en la que se encuentran los seres humanos en relación con la educación. El autor plantea como ciencia suprema la dialéctica, y que tiene por objeto de estudio la idea del bien que preside el mundo inteligible (verdadero).

  • En su doctrina antropológica Platón plantea tres almas: Aquella que tiene como virtud la templanza se corresponde con el alma concupiscible. La encargada de controlar a las otras dos es el alma racional y la fuente de las pasimes nobles corresponde al alma irascible. 


  • Descartes inaugura el Racionalismo corriente de pensamiento que defiende la existencia de ideas innatas y que toma como ciencia modelo a las matemáticas. Para usar bien la razón, Descartes y los racionalistas ven necesario utilizar un método que nos permita establecer verdades evidentes.

  • La duda cartesiana era una duda metódica, pero no escéptica. Los motivos en los que Descartes fundaba la duda eran las falacias de los sentidos, la confusión del sueño con la vigilia y la existencia de un Dios engañador/ genio maligno.

  • La duda se llama metódica porque la finalidad de Descartes se basa en conseguir verdades indubitables. Será una duda hiperbólica/exagerada por lo que dudara hasta de lo absurdo, como si está despierto o dormido.

  • Según Descartes la razón es la única facultad que puede conducir al hombre al conocimiento de la verdad. Para ello es preciso que siga un método que consta de cuatro reglas. La primera de ellas es la evidencia.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *