La coherencia entre los principios del conocimiento, los instrumentos del conocimiento y el resultado de conocimiento del proceso de conocimiento

Share Button
MODELOS FILOSÓFICOS 
A lo largo de la historia han ido surgiendo diversos métodos para obtener un conocimiento fiable y verdadero.
a) Método mayéutico. Fue desarrollado por Sócrates y perfeccionado por Platón. Su punto de partida es que el ser humano es fuente de conocimiento. Hay conceptos innatos y de carácter universal en cada uno de nosotros que podemos conocer. La mayéÚtica como método consiste en realizar preguntas a un grupo de discípulos hasta que descubren conceptos que estaban latentes u ocultos en su mente.
El cuestionario es desarrollado por un maestro que debe encargarse, con sus preguntas, de guiar a su discípulo hacia el conocimiento de esos conceptos universales. Este método utiliza la ironía como recurso retórico y para demostrar al interlocutor que aquello que creía conocer se asienta en prejuicios y que no es un conocimiento sólido y fiable.
b) Método físico-ontológico. También conocido como “empírico-racional”. Procede de Aristóteles y lo utilizaron otros filósofos como Tomás de Aquino. El punto de partida de este método es la experiencia, ya que según estos autores no hay nada en la mente que no haya pasado antes por los sentidos. El entendimiento es capaz de extraer conceptos universales a partir de la información sensible. La razón humana es activa en la búsqueda de la verdad.
c) Método racionalista o cartesiano. Fue desarrollado por Descartes en su obra “Discurso del Método”. Parte de que la razón es la única fuente válida y fiable de conocimiento. Al conocimiento de la verdad se puede llegar mediante la intuición y la deducción. La intuición nos permite llegar a ideas o pensamientos claros y evidentes, que no admiten ninguna duda. Entre unas intuiciones y otras la mente establece conexiones e interacciones lógicas que pueden descubrirse gracias al proceso deductivo. Por este motivo, considera que la deducción no es más que una larga cadena de intuiciones que se unen unas a otras de forma lógica para dar lugar a razonamientos complejos. La intuición y la deducción constituyen la dinámica del pensamiento humano, colaborando del siguiente modo:
-Un proceso analítico en el que la mente humana va de lo general a lo particular: Desmenuza los conceptos complejos, filtra los errores e impurezas conceptuales para quedarse con las naturalezas simples.
-Un proceso de síntesis, inverso al anterior, en que a partir de primeros principios seguros y fiables se elaboran razonamientos complejos.
erroga y busca respuestas.


d) Método empirista. Empleado por los empiristas ingleses Locke y Hume. Para quienes el límite de nuestro conocimiento son las impresiones o información sensorial que procede del mundo físico. Las ideas que han en la mente se forman a partir de estas impresiones y el criterio de certeza para saber si una idea es válida o no es relacionarla con la impresión o conjunto de impresiones que la han producido. Hume distingue dos modos de conocer:
-Conocimiento de Hecho. Es el conocimiento de cuestiones relacionadas con la experiencia y que encuentran su fundamento bien en las impresiones o bien en las ideas o recuerdos.
-Conocimiento de relaciones entre ideas. Es de tipo lógico y no tiene un fundamento sensible. Por ejemplo, enunciados como «el todo es mayor o igual que la suma de las partes», nada tienen que ver con los hechos concretos, con lo que suceda en el mundo, sino que se fundamente en la relación existente entre las ideas del todo y la parte. Todos estos conocimientos pertenecen a la lógica y las matemáticas.
e) Método transcendental. Desarrollado por Kant en el S. XVII. Su punto de partida es el sujeto y las condiciones perceptivas y mentales que hacen posible el entendimiento humano. Las primeras son los “a prioris” de la sensibilidad y las segundas los “a prioris” del entendimiento. Ambas determinan la forma bajo la que los seres humanos podemos conocer y realizar juicios. El ser humano construye de manera activa objetos de conocimiento aplicando las categorías a los fenómenos que proceden de la experiencia. Este método ha sido muy empleado por filósofos posteriores. Todavía hoy sigue presente en la filosofía contemporánea, en algunos modelos de la psicología cognitiva y en las teorías lingüísticas de Chomsky sobre gramáticas universales.
f) Método analítico-lingüístico. Procede de la filosofía analítica de la primera mitad del S. XX. Su principal representante es Wittgenstein. Según estos filósofos todos los problemas de comprensión y errores del entendimiento tienen su origen en el uso del lenguaje. El humano se construye y codifica empleando diferentes juegos lingüísticos, desde el lenguaje natural hasta los lenguajes formales de la lógica y las matemáticas. La tarea del filósofo consistirá, según estos autores, en clarificar y resolver los problemas del lenguaje (eliminar equívocos, contradicciones lógicas, asignaciones impropias de significados, redundancias, etc.) de tal modo que el lenguaje empleado por la filosofía y las ciencias se convierta en un instrumento preciso de conocimiento.
g) Método Fenomenológico. Propuesto por Husserl en el S.XX, busca contemplar el mundo desde una actitud personalista, extraer el sentido de las cosas contemplándolas como fenómenos de la conciencia, desde la subjetividad del propio individuo que int
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.