Filosofia Nitheze

Share Button

Arte frente a filosofía=Vitalismo


1.Para N. Todos los problemas de la filosofía son problemas de valores. Las concepciones del mundo y de la vida se basan en los valores, para tener una idea hay que preferir un valor antes que una realidad determinada. 2. La vida es el fundamento de los valores (los valores solo existen si los dicta la vida). El ser, la realidad (la vida) está en constante cambio (es devenir), y conocerla depende del punto de vista del sujeto (la perspectiva), por lo que no hay verdades absolutas ni objetivas. La vida es el fundamento de todos los valores. Es un modo de realidad, la forma más conocida del ser. Es un movimiento espontáneo que se expresa como actividad, desarrollo, energía y fuerza. La vida no es solo la adaptación al medio para mantener el organismo, es una fuerza de lucha y resistencia. La vida es una fuerza psicobiológica superior a la fuerza física. El mundo hay que interpretarlo como un animal viviente, en términos psicológicos. 


3.N. Opone la espontaneidad a la estructura racional de la vida. La humanidad, desde Platón, ha rechazado lo sensible, lo espontáneo y la vida, inventando un mundo trascendente (ideal, espiritual) de valores, que dificulta el desarrollo y manifestación de los instintos vitales. Este es el mayor error de la tradición platónica-cristiana y científica, convertida en una filosofía dogmática. En consecuencia, criticando esta filosofía dogmática se critica toda la cultura occidental. N. Hace distintas críticas: – Crítica a la moral, como contranaturaleza. – Crítica a la metafísica tradicional estaticista y dualista. (Error ontológico y erros epiestemológico). – Crítica a las ciencias positivas (las que estudian los fenómenos: física, química, biología…).


2. El significado de la muerte de Dios: el Nihilismo


Para N. Los problemas filosóficos son problemas de valores, todo lo que consideramos valioso es lo que nos lleva a problemas. El valor más grande es la vida. El Nihilismo se produce cuando Dios (metafísica + religión + ciencia + moral) muere. Tiene dos momentos: 1. Estado de desesperación y desorientación al que llega un ser humano cuando pierde la seguridad que Dios le proporcionaba en la vida. Estos hombres no tienen ya ideales ni proyectos y no se atreven a superar esa situación. No son capaces de aceptar la vida porque la vida incluye el dolor, y su voluntad es una voluntad de la nada, con pensamientos pesimistas que niegan la vida y lu humano. 2. Pero hay muchos nihilistas que dejan de estar desesperados y pasan a criticar la actitud anterior, llegan a la reflexión racional y crítica. 


Ahora niega los valores tradicionales y ya no es pesimista. Hay gente que consigue superar el Nihilismo, que llega un momento en el que no se contenta con criticar, sino que quiere crear valores, y despreciar los anteriores. Primero reconoce sus errores, y luego supera la situación nihilista mediante una labor creadora de su instinto. Así, crea nuevos valores y recobra su inocencia, olvida el monoteísmo y se basa en el politeísmo, convirtiéndose en un superhombre.
El Nihilismo se supera mediante la “voluntad de poder”, y a partir de ese momento se valora la vida de otra forma, alcanzando: § Nueva concepción del ser y del mundo (la voluntad del poder). § Nueva moral (la moral de señores). § Nueva antropología (el superhombre; la divinización del hombre). § Nueva concepción del tiempo (el eterno retorno de lo idéntico). 


Metáfora de N.=Muerte de Dios


La mayor parte de los humanos nos comportamos como camellos (nihilista negativo), animal de carga. Deja que le pongan carga encima, no se queja de nada, solo soporta y obedece. El nihilista reprime sus instintos, hasta que aparece el nihilista crítico: el camello se convierte en león. Pero el león solo critica, no ofrece valores nuevos. Para ello, el león se convierte en niño: inocente, sin influencia negativa ni positiva, y siempre intentando hacer lo que le apetece. El superhombre empieza de cero, crea valores e intenta cumplir todos sus deseos, como el niño. Dios: es un fundamento suprasensible, es la máxima idea trascendente, y el último fundamento de la existencia del mundo y del hombre y sus valores. Dios va contra la vida y la existencia. La muerte de Dios tiene tres sentidos: – Separación de los discursos teológicos y morales, porque ningún Dios garantiza la universalidad de lo moral. 


– Con él muere el idealismo y el concepto, y todas las realidades trascendentes que han superpuesto un mundo ideal al real. Mueren: § La metafísica. § La Diosa razón ilustrada. § El predominio del pensamiento conceptual. § La moral tradicional cristiana. § La historia, como lugar donde progresa la humanidad. § El estado, única representación de la vida social. § La ciencia positivista y mecanicista, y su progresismo. – (Desde el punto de vista epistemológico). Con él muere el dogmatismo. Muere el Dios monoteísta, único y todopoderoso. Nace el perspectivismo, el politeísmo, el individualismo, el nominalismo, el subjetivismo, el irracionalismo y el relativismo. Nuestro conocimiento de la realidad son los valores. La realidad depende del punto de vista desde el que se mire, puesto que hay valores objetivos y subjetivos. Nuestro conocimiento no es enteramente científico, es en parte subjetivo, y esto es lo que le hace ser perspectivo. 


La crítica a la metafísica dogmática tradicional


Error fundamental


El mundo, el comportamiento humano, la existencia y la historia tienen contenido y finalidad, que no surgen de la voluntad de poder. Existe un mundo superior (que tiene las cosas valiosas que permiten conocer la realidad) contrapuesto al mundo terreno. Las cosas de valor supremo tienen un origen distinto, provienen de Dios, el mundo superior.
Segundo error (error ontológico): apoya el estaticismo. La realidad es fija y en ella no hay cambios. El ser no se deja ver cómo es en realidad en este mundo, donde todo es apariencia y falsedad de los sentidos, sino que tiene su propio mundo. Como el hombre solo conoce este mundo irreal, lo que el hombre conoce del ser es solo apariencia, y tiene que buscar en el otro mundo para hallar la verdad. Los dogmáticos buscan por encima del mundo, porque no podemos estudiar nada en el ir y venir de esta vida, ya que es errónea.

Tercer error

Apoya el dualismo. 


La realidad está dividida en dos: lo real y lo aparente. La separación entre lo real y lo aparente aporta una valoración negativa a la vida, porque pone más peso en el mundo de las ideas (superior, real) que en el de los sentidos (inferior, irreal, aparente). En realidad no existe un mundo aparente y uno verdadero, sino el devenir constante del ser creando y destruyendo el mundo. Hay que negar todo aquello que menosprecie la vida tal y como es. La ontología tradicional se basa en los prejuicios contra la vida, como el horror a la muerte, a la vejez, al cambio… Por ello, la perspectiva que se tenga del ser se relaciona con la moralidad. N. Uníó la división del mundo en real y aparente con la moral contranatural, que era una amenaza para el mundo de los sentidos, propia del cristianismo.

Cuarto error:

hay un mundo más allá del mundo sensible, el mundo trascendente. 


La nueva ontología: la voluntad de poder


N. Interpreta la realidad como voluntad de poder. Cuando muere Dios, el hombre investiga las causas del Nihilismo y luego debe sustituirlo por la voluntad de poder: el único funcamento para el pensamiento es la esencia de la vida. La voluntad de poder: – No es la voluntad de dominar o tener poder, ni de apoderarse de algo que no se tiene. – No es la voluntad de obtener la verdad. – Es una pasión o afección que no supera el mundo sensible, no es ser ni devenir. – Es una capacidad de dominar, de tener autoestima, de ver la existencia como algo que siempre va creciendo. – Es sentirse agusto consigo mismo. 


– Es la propia afirmación de la vida, el despliegue de esta, aceptando el dolor (el deseo de querer convertirse en algo mejor implica dolor, y hay que aceptarlo). – Une pulsión, conocimiento y valoración (instintos, conocimientos y moral). La voluntad de poder se encarna en el superhombre, y las personas creativas tienen más fácil llegar a se uno de ellos. La voluntad de poder del superhombre está limitada en el tiempo y es voluntad de futuro. Es necesario conocer bien el tiempo (que se expresa con el “eterno retorno de lo idéntico”). 


La nueva antropología: el superhombre


El superhombre: + Tiene una autoestima enorme. – No es una consecuencia inevitable de la evolución biológica ni de la historia. – Es una meta artística de los politeístas. – Es una necesidad creada, decidida por los hombres más fuertes y nobles. – Es un ideal de ser que supera al hombre. + Se afirma en el devenir de la vida. + Se caracteriza solo por ser. + Es fuerte y está seguro de la vida. + Sabe por sí mismo que la propia existencia es contingente, y esto le angustia. – Se llega a ser un superhombre aceptando el devenir y el eterno retorno del tiempo. Ser superhombre es un estado. + Dominará la Tierra gracias a su sobreabundancia y generosidad. + Nunca se siente culpable de la miseria y debe evitar sentir compasión por los hombre débiles. – La gran política experimental prepara el mundo para la llegada del superhombre creando valores y formas de vida aducados. 


El eterno retorno de lo idéntico


Es el saber más profundo del tiempo. Sin el tiempo no puede existir ningún ser. Es la verdad más profunda para N., la verdad que supera a toda verdad. La vida es espontánea y circular, no tiene carácterísticas racionales ni ideales, no tiene sentido vectorial, y es producto del azar. El tiempo es un círculo, todo lo que ocurre en el presente es algo que ya ha ocurrido anteriormente. Esto es así porque la voluntad de poder agota sus posibilidades de combinación, por lo que volverá a a aparecer eternamente lo que ya ha pasado. N. Pensó que con esta concepción del tiempo los acontecimientos se comprenderían totalmente. Consecuencias y sentido ético de la doctrina del tiempo: el hombre ha de vivir un número infinito de vidas en un ciclo incondicional, que se repetirá infinitamente, y deberá vivir de un modo que se desee volver a vivir. Además de soportar todos los acontecimientos de nuestra vida, deberemos amarlos. 
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *