filosofia

Aquino y Ockham:


Ockham es un franciscano lógico. Decía que lo importante no es la razón, es la voluntad, Dios esta muy separado de nosotros, es perfecto y puede hacer lo que quiera (voluntad dividida) esta voluntad es infinita. Todo lo que hace Dios lo hace por algo, por tanto si nos ha dado la razón será para utilizarla.

–>Definición de polis:

la polis es en primer lugar el conjunto de ciudadanos (pero no como un censo, sino entendido como un cuerpo vivo ya que participan activamente en la política). También recoge la constitución o el conjunto de  leyes. Alguien es ciudadano en la medida en la que puede participar en la política.

–> El hombre busca la felicidad. La felicidad para el hombre es vivir bien social y racionalmente.

Ciudad->Fin 7/ tiene tres etapas7 -La familia: el individuo nace y la función de la familia es tener hijos y cuidarlos, vivir y poder vivir. Si todas las familias se dividen en aldeas, la experiencia sería mas fácil, de ahí surge la polis. Pero es la última etapa, porque ahora es un proyecto que todavía no ha concluido. El acto es siempre antes que la potencia.


Aquino y Ockham:


Ockham es un franciscano lógico. Decía que lo importante no es la razón, es la voluntad, Dios esta muy separado de nosotros, es perfecto y puede hacer lo que quiera (voluntad dividida) esta voluntad es infinita. Todo lo que hace Dios lo hace por algo, por tanto si nos ha dado la razón será para utilizarla.

–>Definición de polis:

la polis es en primer lugar el conjunto de ciudadanos (pero no como un censo, sino entendido como un cuerpo vivo ya que participan activamente en la política). También recoge la constitución o el conjunto de  leyes. Alguien es ciudadano en la medida en la que puede participar en la política.

–> El hombre busca la felicidad. La felicidad para el hombre es vivir bien social y racionalmente.

Ciudad->Fin 7/ tiene tres etapas7 -La familia: el individuo nace y la función de la familia es tener hijos y cuidarlos, vivir y poder vivir. Si todas las familias se dividen en aldeas, la experiencia sería mas fácil, de ahí surge la polis. Pero es la última etapa, porque ahora es un proyecto que todavía no ha concluido. El acto es siempre antes que la potencia.


Evidencia de Dios:


La pregunta que se hace Sto. Tomás es si la existencia de Dios es evidente o no. En caso de que sea evidente no tendría sentido intentar una demostración, en caso de que no lo fuera, si que tendría sentido plantárselo.

A) Evidencia en sí: es aquel tipo de evidencia que se impone inmediatamente al sujeto. Las proposiciones analíticas, aquellas en las que el predicado no añade información al sujeto.

B) Evidencia para nosotros: en la que contamos con un conocimiento suficiente como para descubrir esa evidencia. La existencia de Dios es una evidencia en sí, pero no para nosotros por lo que es posible plantearse si dicha existencia se puede demostrar racionalmente.

Existencia de Dios:


La existencia de Dios es demostrable, y además se puede hacer de dos maneras:

A) Demostración «propter quid» («por lo que»): se basa en la causa y transcurre de lo anterior a lo posterior. Sería una demostración a priori, que parte de la esencia del ser supremo y desemboca en la existencia como una de sus propiedades.

B) Demostración «quia»: parte del efecto, y se apoya en lo que es anterior únicamente respecto a nosotros. Aunque la existencia de Dios no sea verdad evidente respecto a nosotros, es demostrable por los efectos que conocemos. Es una demostración a posteriori: va del efecto a la causa, por lo que se parte de los efectos conocidos para llegar a su causa. Tomás opta por este tipo de demostración.


Evidencia de Dios:


La pregunta que se hace Sto. Tomás es si la existencia de Dios es evidente o no. En caso de que sea evidente no tendría sentido intentar una demostración, en caso de que no lo fuera, si que tendría sentido plantárselo.

A) Evidencia en sí: es aquel tipo de evidencia que se impone inmediatamente al sujeto. Las proposiciones analíticas, aquellas en las que el predicado no añade información al sujeto.

B) Evidencia para nosotros: en la que contamos con un conocimiento suficiente como para descubrir esa evidencia. La existencia de Dios es una evidencia en sí, pero no para nosotros por lo que es posible plantearse si dicha existencia se puede demostrar racionalmente.

Existencia de Dios:


La existencia de Dios es demostrable, y además se puede hacer de dos maneras:

A) Demostración «propter quid» («por lo que»): se basa en la causa y transcurre de lo anterior a lo posterior. Sería una demostración a priori, que parte de la esencia del ser supremo y desemboca en la existencia como una de sus propiedades.

B) Demostración «quia»: parte del efecto, y se apoya en lo que es anterior únicamente respecto a nosotros. Aunque la existencia de Dios no sea verdad evidente respecto a nosotros, es demostrable por los efectos que conocemos. Es una demostración a posteriori: va del efecto a la causa, por lo que se parte de los efectos conocidos para llegar a su causa. Tomás opta por este tipo de demostración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *