El juicio ordinario

Share Button

COMIENZO DE LA ÉTICA

La ética no comienza con la filosofía, es un problema de la vida práctica (lo que vivimos). Está dentro del ámbito existencial .Somos seres morales y racionales que no actúan instintivamente, sino que reflexionan sobre las acciones propias y la de los demás, y por ello hacemos juicios morales.

DISTINCIÓN ENTRE ÉTICA Y MORAL

La moralidad es una condición previa constitutiva del ser humano.
TODOS somos seres morales, aunque el contenido de la moral pueda cambiar entre personas.NO ES RELATIVO, AUNQUE Varíe ENTRE PERSONAS. Es responsabilidad de cada uno formar su conciencia para poder llegar al conocimiento moral correcto.  La Ética es la ciencia que estudia al ser humano y su moralidad. Estudia la acción y conducta humana en cuanto se encaminan a su fin ultimo, la felicidad. La felicidad es lo mas apropiado a la condición humana. A través de la inteligencia y reflexión se conoce si ciertas conductas o acciones son adecuadas o no. La cuestión del fin de la vida humana, de la existencia de cada individuo. La experiencia subjetiva de cada individuo y la experiencia colectiva de distintas culturas dan muchas respuestas. De la respuesta obtenida marca la orientación de la vida y el objetivo que una comunidad debe perseguir. Las respuestas no tienen solución, el bien sería algo que se averiguaría a medida que se tomaran decisiones concretas, pero no se podría anticipar de modo teórico (no se puede saber como acertar con decisiones). Esto se debe a que se trata de propias opiniones que se imponen al resto. Existe otra opción, y es obligar a aceptar la opinión. Se llaman relativismo y fundamentalismo morales. No hay razones suficientes para utilizarlos. Existe también la consideración de que se pueden hallar razones para justificar porque un tipo de vida es mejor que otro. La Ética trata de analizarlo a través del estudio de los aspectos de la vida humana.

COMIENZO METODOLÓGICO DE LA ÉTICA: CONOCIMIENTO EXPERIMENTAL

Hay problemas generales y concretos. En la vida humana son mas concretos. No valen teorías universales, sino reglas de conductas precisas sobre como actuar. La Ética asciende desde los singular a lo general. Parte de lo particular (acciones individuales, carácter) y a partir de las generalizaciones mas o menos precisas puede aspirar a proposiciones de carácter universal. Para aprender a tomar decisiones correctas es necesario vivir la propia vida. Las cuestiones que requieren de una respuesta correcta y exacta suelen ser las mas importantes para la vida cotidiana. Para tomarlas nos valemos de nuestro RAZONAMIENTO Y EXPERIENCIA. Se trata de un conocimiento EXPERIMENTAL

DESARROLLO DEL JUICIO MORAL MEDIANTE LA EXPERIENCIA EN LA EXISTENCIA

Ser libres conlleva tener que estar constantemente eligiendo, para ello hay que ver las diferencias entre opciones. ¿Cuales son nuestros criterios de elección? Nuestra cultura, educación. Son MARCOS DE Valoración. Al mismo tiempo tenemos experiencia de error y fracaso, esto demuestra que no sabemos hasta que pasa el tiempo lo que nos conviene.
LAS VALORACIONES SE HACEN MIRANDO A COMO QUIERO SER.  JERARQUÍA DE AMORES: a la hora de tomar decisiones, nos preguntamos si beneficia o no. Creemos que hay cosas que nos acercan a la felicidad y otras que no. La experiencia de valorar si conviene o no proviene de tiempo atrás desde la existencia del genero humano.

COMO LLEVAR A CABO ESA Valoración

Que cada uno de nosotros vaya a morir (Ser y tiempo, Martín Heidegger) es un dato esencial para saber qué nos conviene y como valorar. Igual que lo es que tengamos cuerpo y que podamos sufrir heridas y enfermedades; nos da un marco de valoración suficiente. Lo primero es mantenerse con vida lo que los filósofos han llamado el instinto de conservación o supervivencia y después de conservada esta se puede aspirar a otros asuntos.En las comunidades lo primero que resulta reprobable es el asesinato porque matar significa que soy una amenaza, porque no respeto ni siquiera la propia vida como algo valioso.  Muchas culturas han recogido miles de consejos producto de su experiencia y de la de otros muchos hombres. En resumen, se puede decir que la primera distinción que hicieron era entre aquello que convénía hacer en orden a no fracasar.

  • Incluían decretos como «Respetar las tradiciones» y lo que no convénía hacer a riesgo de malograrse como «No matar»
  • Incluían también enseñanzas para la vida en común entre aquello que era malo y aquello que era bueno

Por tanto, debemos resaltar la importancia de tradición de las culturas y su sabiduría, la conciencia de la muerte y la vulnerabilidad. Sin embargo, también aquí́ nos vemos obligados a hacer distinciones de valor y de conveniencia porque algunas culturas dicen cosas mejores a otras.  A medida que han reflexionado sobre la cuestión de qué prohibir y qué fomentar en las comunidades, cada cultura ha tomado partido por una u otra opción, y las consecuencias diferentes así́ lo demuestran.

Distinción ENTRE PROPUESTAS CULTURALES

Las culturas han sido múltiples, y aunque hay asuntos a los que han dado la misma respuesta no ha ocurrido con todos. Pero a la respuesta de cada cultura se la debe ver como un nuevo interlocutor, con una visión determinada y por eso parcial, en mi búsqueda de lo que me conviene de entrada no lo sé. Esa búsqueda, decía Sócrates, es el motor y la señal de que se está en camino de encontrar lo que de verdad me conviene, y no de algo que simplemente me apetece momentáneamente. También mediante el dialogo entre culturas se puede contribuir a la respuesta por el bien y fin del ser humano. Y por eso es una fuente de información a la que acude la ética.  Podemos concluir que el método de la ética tiene que ver con la pregunta y el dialogo tanto con otras personas como entre culturas. No hay una respuesta absoluta y única, sino que es necesario el esfuerzo por conseguir aclararse con el paso del tiempo.  Sin embargo, hay verdades que solidifican porque muestran su validez a lo largo de las épocas y lugares. Son verdades que conviene mantener y enseñar.

Método PARA COMPRENDER LOS ASUNTOS HUMANOS

La pregunta por el método siempre es secundaria respecto de las dudas y problemas de la existencia humana. La supervivencia y después el conocimiento (la verdad) y la felicidad son los auténticos fines a los que aspira el ser humano. Se trata de un conocimiento aproximado.  No obstante, que sea aproximado no quiere decir que sea relativo, puesto que no todas las respuestas valen lo mismo. Es aproximado porque debe respetar la libertad humana. La ética tiene en cuenta las tradiciones culturales y trata de extraer cuales son los rasgos esenciales, los elementos que todas valoran como positivas o negativas, que están por encima de las cuestiones meramente culturales.  Además, la ética también tiene en cuenta las reflexiones filosóficas que ha habido a lo largo de la historia y el desarrollo que dichas teorías (hedonismo, estoicismo) han tenido en la practica para distinguir cuales son más acordes con como es el ser humano. El punto de partida de la ética es que el ser humano actúa y decide buscando su bien, y para ello conoce lo que le rodea, aprende y elabora técnicas y ciencias con el fin de mejorar su existencia.  Mediante la reflexión y sistematización de las diferentes acciones que realiza el ser humano, trata de señalar cuales le acercan a su bien y cuales se lo impiden. A partir de los resultados de las diferentes acciones humanas es posible averiguar cuales convienen al ser humano, y cuales lo alejan de su felicidad. Pero, en la medida, en que una acción es siempre algo singular, no tiene la solución para problemas particulares, sino que solo sirve de apoyo.  Por eso, la ética es un conocimiento practico. Puedo generar a partir de la experiencia lo que me conviene o no. La ética puede darme su apoyo, pero al final debo decidir siempre yo mismo. Por ultimo, también debo tener en cuenta la importancia del aprendizaje moral que tienen los errores y rectificaciones en mi vida. Mediante ello, me doy cuenta de lo que más me conviene para alcanzar una vida lograda.

APRENDIZAJE DEL JUICIO MORAL

La búsqueda de una respuesta significa que solo a través del contraste, la experiencia y el aprendizaje llego a tener una capacidad adecuada para tomar decisiones que me convengan.  Cualquier cuestión para llegar a ser conocida con rigor y profundidad implica el aprendizaje. La esfera de aprendizaje suele estrecharse y delimitarse para poder abarcar un determinado campo. Pues llegar a saber un oficio con destreza implica una inmensa inversión de tiempo. Sócrates y sus discípulos como Platón y Aristóteles ensenaron que del mismo modo que hay un saber y un aprendizaje de asuntos útiles para ganarse la vida, así́ hay un saber que versa no sobre algo circunscrito a  Una etapa o capacidad de mi vida, para averiguar como conducir la propia vida. No es valida cualquier valoración de lo que me conviene.

APRENDIZAJE MEDIANTE ERROR Y Rectificación

Aprender es una actividad que implica una acumulación de saber a lo largo del tiempo mediante el esfuerzo. Pero no de cualquier saber sino de uno que es valido o adecuado para lo que dice servir.  Un saber real o verdadero tiene que ser capaz de producir lo que dice que sabe. Del mismo modo mediante la experiencia se va creando en el ser humano un saber acerca de como se alcanza un cierto bienestar en la vida. No tiene por qué ser perfecto, sino simplemente funcionar.  Para perfeccionarlo como en cualquier aprendizaje tengo que acertar con mis decisiones acerca de qué es lo que me conviene. Al mismo tiempo, existen personas que no aciertan con lo que les conviene, y a esa vida que llevan se suele decir que es una vida malograda o fracasada.  En momentos difíciles nos alegramos de poder tener a alguien a quien acudir en busca de consejo y ayuda. No queremos que nuestra vida fracase, y cuando vemos venir la mera posibilidad huimos de ella. Huimos al refugio de alguien quien nos pueda ayudar. Y por eso lamentamos que alguien no haya tenido a nadie que le pudiese aconsejar a tiempo. Alguien con el que hubiese podido aprender a conducirse en su vida.  Cuando uno no sabe qué hacer se enfrenta a un genuino momento ético, aquel en el que pone en juego las dimensiones más profundas de su ser. Acude a su saber más intimo con el que valora porque quiere acertar. No le vale cualquier respuesta, sino aquella que ponga fin a su sufrimiento y le consiga lo que quiere.

CUANDO ES EL JUICIO MORAL ADECUADO

El juicio moral es adecuado cuando es resultado de la deliberación correcta sobre el fin de la vida humana.  Se acierta en sus decisiones vitales.  Las personas que tienen un juicio moral adecuado manifiestan un orden interno de valoraciones en su propia vida, que los lleva tener una existencia que querríamos vivir.

Esas personas suelen causarnos admiración, y en ocasiones, incluso deseos de imitarlas. Luego sigamos esa intuición: el ser humano que decide puede llegar a saber decidir, y por tanto no es cuestión de suerte o destino, sino de conocimiento.  Parece evidente que son esas personas las que tienen el saber que buscamos, y de hecho sí podemos, acudimos a ellas.  Se saben conducir en la vida, a través de todas sus situaciones y circunstancias. Aciertan con sus decisiones y les va bien. En definitiva, saber vivir bien no significa ni tener éxito.

LA PRUDENCIA COMO Sabiduría PRACTICA Y RESULTADO ESTABLE DEL APRENDIZAJE MORAL

A ese saber que permite conducirse en la vida, y al que aspiramos para saber lo que nos conviene, no sufrir innecesariamente ni equivocarnos, se le llama prudencia o sabiduría practica. Un saber que no se ocupa solo de unos determinados asuntos humanos, sino de la vida de uno mismo en general. Un saber que acierta con los medios y fines que hay que perseguir en la vida para no fracasar. Como decimos, uno fracasa cuando falla con sus decisiones. Una vida se echa a perder no en un instante sino a lo largo del tiempo, hacen falta muchas decisiones para que una vida fracase. Del mismo modo para que una vida llegue a ser valiosa antes son necesarias una multitud de decisiones que acierten con el valor y la conveniencia. De ahí́ la necesidad de acudir a los que saben con ese tipo de saber que vemos manifestado en su propia vida para, a partir de su consejo, tomar nosotros también decisiones acertadas.  Quien se propone seguir las lecciones del prudente, llegará a poseer esa sabiduría que le guiará en sus decisiones. Y mediante la pregunta y el dialogo accederá́ a una sabiduría que está velada a aquellos para quienes todo se reduce a sus apetencias y vaivenes del carácter.  En la persona que consideramos prudente vemos la vida buena, que luego vemos reflejada de manera múltiple en las actuaciones y cosas valiosas.  Se trata de sacar conocimiento de su modo de actuar y conducirse.  La pregunta más interesante para la ética decía Aristóteles, es: ¿Qué es lo propio y distintivo del hombre prudente?  Aristóteles hace algunos breves ejercicios de generalización, inducción y tipología en la Ética a Nicómaco, para averiguar qué es lo carácterístico de la persona con sabiduría practica. Y a partir de ellos trata de establecer algunos principios que sirvan para identificar lo esencial de la prudencia. Todos ellos se distinguieron por se excelentes legisladores y gobernantes que supieron acertar con las decisiones necesarias para alcanzar un bien común. Podemos encontrar también en nuestra época personajes admirados por su capacidad de gobierno y de conducir su vida. Esto no quiere decir que no tengan detractores, sino que comunidades enteras les consideran sabios en la materia.  La prudencia es un habito del intimo del existente humano en cuanto tal que le capacita para acertar con sus decisiones en las circunstancias y situaciones de cada día, y en las decisiones que afectan a su vida como un todo. Como se ve por la definición, no es un habito prescindible, sino que afecta a una dimensión importante de nuestra vida. Todos pensamos antes de actuar. Para eso es necesario dominarse a uno mismo y además saber deliberar y ponderar lo asuntos en su justa medida.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *