El Empirismo en el conocimiento de lo social

Share Button

Fanático: Defiende con tenacidad desmedida y apasionamiento creencias u opiniones, sobre todo religiosas o políticas.

Conocer: Es la actividad mediante la cual el ser humano se apropia del mundo que le rodea.

Objeto: Es aquella parte de la realidad que es susceptible de ser captada por nuestras estructuras cognitivas. Es objetivo todo lo que hace referencia al objeto.

Sujeto: Es quien conoce y su intención es apropiarse intelectualmente de un objeto que antes no conocía. Posee unas estructuras cognitivas que limitan sus posibilidades de conocer el objeto y además está condicionado por factores de carácter sociológico, histórico, cultural, etc. Es subjetivo todo lo que hace referencia al sujeto.

Conocimiento


Es el resultado del proceso de apropiación intelectual por parte del sujeto al objeto.

Empirismo:
El conocimiento comienza y termina con la experiencia, a partir de la información que proporcionan los sentidos. Los empiristas parten de la idea de que la mente humana es como una página en blanco sobre la que se imprimen todos los conocimientos a partir del contacto con la realidad.

Racionalismo: Todos los racionalistas comparten la confianza en la razón como el instrumento de los seres humanos para descubrir los procesos que ocurren en la realidad. Los sentidos tienen un papel secundario.

Criticismo: Para Kant, los sentidos aportan el material del conocimiento, pero es la razón humana quien lo organiza de una forma determinada, común para todos.

Sensaciones: Todos los seres vivos tienen en común que son sensibles a los estímulos externos. Aunque cada organismo manifieste esa sensibilidad de distinta manera, los órganos de los sentidos son la estructura mediante la cual el sistema nervioso se comunica con el mundo.

Percepción: La percepción del ser humano es un proceso a través del cual organiza, elabora e interpreta la información del que dio que le rodea. Percibir es asimilar las sensaciones dándoles un dignificado.

Los conceptos: El pensamiento representa los objetos mediante conceptos; por ello, un concepto es la representación mental y simbólica de un objeto, prescindiendo de sus carácterísticas concretas e individuales, para recoger las que comparte con otros. En resumen, el proceso de conocimiento comienza con una serie de estímulos externos que se convierten en reacciones orgánicas y que dan lugar a conceptos generales, abstractos, que no tienen correspondencia inmediata con ningún individuo concreto.

El lenguaje: Es un sistema de signos que expresa e ideas, es un instrumento de comunicación y el vehículo del conocimiento. 

Idealismo: Mantiene que no se puede conocer directamente la realidad, sino que la estructura cognitiva del ser humano se impone y determina el modo de ver las cosas. Hay una distancia insalvable entre lo que las cosas son y lo que le parece al sujeto, por lo que el criterio de verdad está en el sujeto, no en el objeto.

Realismo: Defiende la posibilidad de un conocimiento objetivo. Se puede llegar a conocer objetivamente la realidad, como su no mediara en el proceso de ningún sujeto. El mundo es la única fuente de conocimiento y el único criterio de verdad.

Otro tipo de teorías de la verdad: No prestan atención a la relación sujeto/objeto, sino que sitúan el criterio de verdad en el acuerdo entre los individuos de una comunidad. Se trata de teorías del consenso y de teorías pragmáticas.


Dogmatismo: Cree que es posible conocer la verdad con total seguridad. La persona dogmática es una persona totalmente convencida de que sus convicciones e ideas son absolutamente verdaderas. Para estas personas no hay lugar para la duda. El dogmático se aferra a su verdad y la blinda contra cualquier tipo de crítica, argumento o prueba.

Escepticismo: Los pensadores escépticos en cambio tienen una opinión contraria. El escepticismo es una posición filosófica inalcanzable, lo máximo que podemos conocer son afirmaciones probables o verosímiles, pero nunca podemos tener la completa seguridad de estar en posesión de la verdad.

Relativismo: Llamamos relativismo a la teoría según la cual no existe ninguna verdad universal y absoluta. Los defensores del relativismo creen que lo que consideramos verdadero es falso o relativo, porque depende del punto de vista así como del momento y el lugar en el que lo situemos.

Cosmogonía: Relato mítico para explicar el origen y la consistencia del universo.

Cosmogonía: En ella se da una integración de la física, las matemáticas y la astronomía.

Ciencia: Actitud investigadora que se basa en el razonamiento, en la razón y en la experiencia para producir el conocimiento.

Ciencias formales: La lógica y las matemáticas, fundamentalmente no se refieren a objetos observables por los sentidos y no ofrecen, por tanto, información sobre el mundo. Son, precisamente por ello, universales y necesarias. Encuentran su consistencia en la propia coherencia de la razón que las construye. Método deducción.

Ciencias empíricas: Física, biología, etc. Parten de la observación de los hechos y, por lo tanto, aportan información sobre el mundo. Por lo mismo, no son universales ni necesarias; son generalizaciones de la experiencia. Método hipotético-deductivo: Es un procedimiento inductivo, una generalización de la experiencia.

Ciencias sociales: Historia, psicología, etc. Su objeto son los hechos humanos, caracterizados por la intencionalidad, algo que no es observable. Además, en casi todas estas ciencias, uno mismo es a la vez observador y objeto observado. Por tanto, son ciencias con una capacidad de generalización y de predicción menor y una neutralidad y una objetividad relativas. Método hermenéÚtica: Interpretación de los hechos o ciencia que se ocupa de la interpretación de los hechos.

Método: Consiste en una serie de pasos en una dirección determinada para alcanzar un fin, en este caso, el conocimiento científico.

Globalización: Consiste en un fenómeno de internacionalización de las relaciones a todos los niveles. Se ha hecho hincapié sobre todo en la globalización económica, sin embargo la globalización también es un fenómeno cultural, social y político.

Mínimos morales: Tienen que ver con el establecimiento de una serie de normas morales vinculantes para todos, independientemente de la cultura de procedencia, establecidas a partir del reconocimiento de los otros y del consenso.

Máximos morales: Tiene que ver con el reconocimiento por todos los miembros de la comunidad del derecho a la diferencia. Los máximos morales están relacionados con las éticas de la felicidad, que son distintas para cada individuo o comunidad, en tanto que cada uno maneja un ideal diferente de qué es la vida feliz.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.