Desarrolla una exposición elemental y contextualizada del materialismo histórico de Karl Marx

Share Button
  • Desarrolla una exposición elemental y contextualizada del materialismo histórico de Karl Marx.

Karl Marx fue un filósofo del s. XIX contemporáneo de Feuerbach y admirador de Hegel quién descubríó la alienación, el trabajo como fuente de alienación y máximo exponente de la dialéctica como método de conocimiento. Decir también que Marx en su obra “La ideología alemana” realizó algunas críticas a filósofos como Bauer o Stirner.

A continuación procederemos a plasmar las diversas versiones sobre las visiones de la historia.
Para comenzar nos encontramos con las visiones críticas de la historia como decadencia del género humano defendidas por Hesidio y Ovideo. En segundo lugar tenemos las visiones cristianas (San Agustín y Menéndes Pelayo). Dentro de la visión ilustrada de la historia como progreso de la humanidad encontramos la visión espiritualista dialéctica de Hegel y Kant quién opina que la Ilustración es un avance, tan sólo es una visión utópica. Está también la visión positivista de los tres estadios de la humanidad: religioso, metafísico, positivismo.Por último nos encontramos con la visión materialista de la historia como lucha de clases, se trata de una pretensión científica avalada por Karl Marx quién mantiene una concepción de la historia como progresiva agudización del conflicto hasta su superación. Esta última visión está asentada sobre una base materialista y una lógica dialéctica.

El materialismo histórico pretende ser un conocimiento científico de la historia humana cuyas fases y destino están determinados dialécticamente, desde su origen en el comunismo primitivo hasta la reconciliación del ser humano en comunidad. El mat. Histórico presupone una concepción materialista y dialéctica tanto del hombre como de la sociedad.
Hemos de apuntar que el conocimiento científico para Marx es científico en dos sentidos: porque atiende a los hechos históricos desde el método dialéctico (explica el porvenir histórico a través de las contradicciones sociales que se dan en el modo de producción histórico y se concretan en la lucha de clases) y porque apunta a la liberación del hombre (cuando viva reconciliado con su esencia, el trabajo).

Marx, en su concepción materialista y dialéctica del ser humano cuenta que podemos distinguir al hombre del animal por la consecuencia o por lo que queramos, pero el hombre verdaderamente cuando empieza a distinguirse de los animales cuando comienza a “producir sus medios de vida”. El hombre al producir sus medios de vida, produce de manera indirecta su propia vida material. Sólo dentro de la comunidad el hombre tiene todo lo necesario para crear sus medios de vida, por tanto solo dentro de la comunidad es posible alcanzar la libertad personal.

Se parte del individuo real, la diversidad de organización depende de las necesidades y su satisfacción depende del proceso histórico. El individuo humano queda caracterizado tanto por lo que produce como por el modo de producción. Dependiendo del modo de producción los individuos contraen relaciones sociales y políticas determinadas. Esta concepción materialista y dialéctica la comparte para la sociedad, diciendo que el estadio histórico de una sociedad depende del grado de desarrollo de sus fuerzas productivas y la división del trabajo. El desarrollo de las fuerzas productivas determina las relaciones de producción y componen la estructura económica de la sociedad. El cambio histórico tiene lugar cuando entran en conflicto el desarrollo de ambos factores que conforman la estructura económica de la sociedad. Lo que hace efectivo el cambio es la revolución. Las relaciones de producción de la estructura social determinan la superestructura jurídico-política (estado y leyes) y la conciencia social (ideas filosóficas, morales y religiosas…)

Desde la postura defendida por Karl Marx, el cambio histórico es e resultado de la lucha de clases: Cuando surge el conflicto planteado anteriormente, entre relaciones y fuerzas de producción se produce un alejamiento mayor entre las clases sociales. Este enfrentamiento  origina el mecanismo efectivo de la transformación histórica de las sociedades.

Esta oposición entre las clases pasa por diferentes fases. El conflicto entre fuerzas de producción y relaciones de producción persigue la abolición de la propiedad privada en la sociedad capitalista. En esta fase (burgueses/ proletarios) las fuerzas productivas están separadas de los individuos enfrentados a ellos por lo que estas intentan apropiarse de todas las fuerzas productivas que existen para poder trabajar y asegurar su existencia.

Marx no duda de que la historia progresa de forma dialéctica hacia la reconciliación de toda la comunidad humana y tampoco duda de que la dialéctica de permite:

  • Analizar los datos históricos.
  • Conocer las leyes que rigen la historia humana.
  • Conocer los estadios por los que pasa.

En Marx encontramos dos concepciones del término “clase social” intentando explicar la transformación de las formas sociales en su conjunto. En cuanto al concepto genérico y social de clase, decir que se refiere a un grupo de individuos que por su forma de vida tienen unos intereses comunes. Así, desde el punto de vista de la producción habla de campesinos, aristocracia, burguésía…

 En segundo lugar, el concepto dialéctico de “clase en sí”, refiriéndose a la posición de los individuos en la estructura social, determinada por las relaciones de producción. Este es el concepto  relevante a la hora de hablar de lucha de clases. La conciencia de clase también le preocupa a Marx, una clase solo puede cumplir su función histórica sí toma conciencia de sí y de su sentido histórico.

Marx vinculó la concepción de la lucha de clases a su concepción dialéctica de la historia. El objetivo incuestionable de estas luchas es la destrucción del estado liberal y de la clase hostil. El dinamismo histórico resulta de la oposición entre las clases sociales (lucha de clases). Fue la división del trabajo y el establecimiento de la propiedad privada las que dieron lugar a modos de producción con trabajo alienado donde se produce un enfrentamiento entre la clase propietaria de los medios y la clase desposeída de su trabajo. “Lucha de clases como motor de la historia”.

Tomando como referencia su obra “La ideología alemana” podemos conocer las fases de desarrollo de la división del trabajo conociendo estas con las fases en el desarrollo histórico de las formas de propiedad.

  • La primera forma de propiedad es la tribu y corresponde a la fase incipiente de la producción conocida como “Comunismo primitivo”, el pueblo se nutría de actividades primarias. La división del trabajo estaba poco desarrollada, se reducía al seno familiar al igual que la organización social.
  • La segunda forma de propiedad pertenece al mundo greco-romano y está representada por la antigua propiedad comunal y estatal que surgíó al unirse varias tribus para formar una ciudad, también se comienza a ver algo de propiedad privada. La división del trabajo aparece ya más desarrollada, apareciendo el enfrentamiento de ciudad y campo. La relación de clases entre ciudadanos y esclavos ha adquirido ya su pleno desarrollo.
  • La tercera forma de propiedad es la feudal o por estamentos carácterística del mundo medieval. El punto de partida era el campo decido a las carácterísticas de la sociedad (escasa población y muy extendida). Existe una organización jerárquica de la propiedad territorial y el enfrentamiento entre señores feudales y siervos.

Hasta llegar a la última, “el capitalismo”, en la que se acaba con la abolición de la propiedad privada y la nacionalización de las fuerzas productivas y del capital por parte del proletariado. Para finalizar decir que algunos autores realizaron críticas a cerca del materialismo histórico defendido por Marx. Karl Popper apunta que hoy en día no puede mantenerse esta visión por ser científica ya que no satisface las exigencias de la explicación y predicción científica, Popper habla de una pseudociencia. Mientras que para Elster en el mejor de los supuestos se trataría de un funcionalismo holista y dialéctico insostenible. El argumento central de Elster es que “En las sociedades no hay un mecanismo general correspondiente a la selección natural que nos permita inferir que las funciones latentes de una estructura puedan mantener en forma la estructura por obra de retroalimentación”.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *