Cuadro comparativo entre los sofistas y Sócrates

Share Button

1º. Sócrates:



  • 1.1 Biografía.

Sócrates nacíó en Atenas (470 a. C.— 399 a.C.) de una familia, al parecer, de clase media. Su padre era escultor y su madre comadrona, lo que ha dado lugar a alguna comparación entre el oficio de su madre y la actividad filosófica de Sócrates. Los primeros años de la vida de Sócrates coinciden, pues, con el período de esplendor de la sofística en Atenas. La sabiduría de Sócrates no consiste en la simple acumulación de conocimientos, sino en revisar los conocimientos que se tienen y a partir de ahí construir conocimientos más sólidos. Desde muy joven, llamó la atención de los que lo rodeaban por la agudeza de sus razonamientosy su facilidad de palabra, además de la fina ironíacon la que salpicaba sus tertulias con los ciudadanos jóvenes aristocráticos de Atenas, a quienes les preguntaba sobre su confianza en opiniones populares, aunque muy a menudo él no les ofrecía ninguna enseñanza. Tuvo por maestro al filósofo Arquelaoquien lo introdujo en las reflexiones sobre la físicay la moral.


  • 1.2Naturaleza humana y el intelectualismo ético.

Su gran idea inspiradora  consistía en que podemos llegar a conocer la manera correcta de vivir si nos limitamos a usar la razón adecuadamente. Es sabido que Sócrates afirmó su superioridad, con respecto a los hombres que no piensan sólo en la medida en que él era consciente de su propia  ignorancia, mientras que los otros no lo eran. Sócrates se  centró fundamentalmente en el hombre pero lo hizo desde un punto de vista diferente: desde la perspectiva de la esencia de cada uno (“conócete a ti mismo”). La virtud es ciencia. Afirmó que el hombre que hace el mal obra por ignorancia, por falta de conocimiento, no por maldad intencionada, pues actúa en función de su propio convencimiento y perspectiva, de lo que él cree  que será bueno para él. Pero la virtud se puede  enseñar y está al alcance de todos. Sócrates alentó la búsqueda de la esencia, de la verdad, a través de un  proceso de inducción y utilizando el método de la ironía, para llegar  finalmente a la definición universal, válida para todos.

Así pues, el saber del que habla Sócrates no es un saber teórico sino un saber práctico a cerca de lo mejor y más útil en cada caso. No bastan las aptitudes naturales para alcanzar la bondad y la virtud.


2º. Sofistas:


Los sofistas fueron un grupo de pensadores griegos que vivieron entre la segunda década del siglo V y la segunda década de la centuria siguiente. Los sofistas más importantes son, sin duda, Protágoras , Gorgias, Calicles y Trasímaco.


  • 2.1 Retórica de los sofistas, lenguaje y la naturaleza humana.

La retórica es la disciplina transversal a distintos campos de conocimiento que se ocupa de estudiar y de sistematizar procedimientos y técnicas de utilización del lenguaje, puestos al servicio de una finalidad persuasivao estética, añadida a su finalidad comunicativa. Tiene su origen en la Grecia clásica. La retórica sofista trajo consigo el surgimiento y desarrollo de una amplia gama de ciencias de la cultura. Los sofistas pusieron en duda la posibilidad de un conocimiento objetivo. La esencia de la filosofía reposaba en ladialéctica: la razón y la discusión conducen poco a poco al descubrimiento de importantes verdades.

Al igual que la realidad es lo que le aparece a cada uno, el lenguaje no puede manifestar la realidad objetiva, pues el lenguaje lo único que trasmite es la experiencia particular de cada individuo. El lenguaje es considerado por los sofistas como instrumento de dominio, en la medida que es capaz de provocar sensaciones y hacer cambiar de opiniones a los demás. Y puesto que los sofistas están en una democracia, donde todas las opiniones son válidas, lo importante es que triunfen las ideas de uno mismo, y para ello el lenguaje juega un papel fundamental a la hora de convencer a los demás, es el triunfo de la oratoria y la retórica. Con ello, queda claro que la virtud se identifica con el éxito y el triunfo social.

Con la sofística las leyes de la “physis” son necesarias, las del “nomos” (leyes humanas) son puras convenciones, acuerdos entre los hombres que se pueden modificar en cualquier momento o bien podrían ser otros totalmente distintos. Los sofistas defendieron el carácter convencional, no solo de las leyes políticas, sino también de las costumbres sociales y hasta de las normas morales. Y esto se debía fundamentalmente a dos razones: 1) La falta de unanimidad acerca de lo que es bueno o malo según la cultura que observemos y 2) las conclusiones resultantes de comparar las normas morales vigentes con la propia naturaleza humana.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.