Chuleta de ética ciudadanos del mundo

Share Button


APRENDIZAJE CÍVICOtema:
libertad
de expresión, relaciónada
libertad de prensa, como parte denuestrsdebrscívicos.tesis:nocensuraperiodistas, siempre que sea riguroso yverdadropara qlasoc.avance y mejore.ESTRUCTURA:1ª Parte: párrafo1, donde hace la introducción al tema: la dificultad de los periodistas para publicar determinadas informaciones.2ª Parte: párrafos número 2, 3, 4; en ellos habla de la aparición deWikileakscomo ejemplo de lucha contra lacensura:a-FuncionamientodeWikileaks. B- la primera denuncia, el asesinato de unfotógrafo:Lasdenuncias de las torturas de los americanos a los afganos.3º Parte: Justificación de la censura por parte de los gobiernos.4ª Parte: Defensa de la libertad garantizada por la ley: Ejemplo del Tribunal Supremo de Estados Unidos en el casoWaterGate.5ª Parte: Opinión personal del autor en defensa de la libertad de prensa y de lainformación.ANÁLISISDE CONTENIDO: La autora de este artículo hace una defensa de la libertad de prensa como instrumento indispensable para mejorar la sociedad: entiende que la labor de vigilancia de los periodistas para que se sepa la verdad puede limitar la corrupción y fortalecer las instituciones sociales.A partir del ejemplo deWikileaks, Soledad Gallego-Díaz nos demuestra la eficacia del periodismo responsable para desenmascararlas tiranías y plantea que la labor de los medios de comunicación va más allá de contar la verdad por que debería ayudar a los ciudadanos a ser responsables y conscientes de sus obligaciones cívicas como miembros de una sociedad.El hecho de que titule el artículo “Aprendizaje cívico” demuestra que la idea fundamental del mismo es estimular a los ciudadanos para que se sientan parte activa de la sociedad, reconozcan sus derechos (libertadesetc) y también sus obligaciones para mejorar su grupo y vigilar que no se corrompa.La autora nos ha mostrado ejemplos de ese deterioro del poder, de los abusos y de cómo se escudan en falsos argumentos para defender sus intereses; pero también nos enseña el trabajo deWikileakscomo ejemplo a seguir por los periodistas primero y por todos los ciudadanos después, para evitar que esos abusos queden sin castigo.Por supuesto, queda el respaldo de la ley, y la señora Gallego-Díaz también nos cuenta cómo, en contadas ocasiones, ésta ha tomado partido por la libertad y la verdad, haciendo un ejercicio de civismo para que la sociedad no sea engañada y para fortalecer la democracia.ANÁLISIS DE LA FORMA:La autora ha redactado el artículo con un tono rotundo, un vocabulario sencillo y con ejemplos muy claros tanto a favor como en contra. Pero a pesar de su carácter periodístico, no llega a ser objetiva: desde el primer momento deja ver su opinión contraria a la censura y se coloca en el bando dela verdad y la justicia sin disimular su postura en ningún momento. Además, llega, al final del texto, a defender acaloradamente la función del periodismo como líder de la verdad y motor del civismo ciudadano.
EXPLICACIÓN:El tema de la libertad de información siempre ha levantado polémica, pero en los últimos años (especialmente tras los atentados a las Torres Gemelas), los gobiernos han tomado un papel paternalista para proteger a los ciudadanos: una excusa para limitar claramente las libertades individuales y los derechos del pueblo. Así les resulta más cómodo “gobernar” a la población tomándola como una masa de indefensos niños a los que hay que mantener en la ignorancia para evitar que se hagan daño.Pero los ciudadanos no debemos considerarnos ni masa, ni niños.La autora intenta hacernos verque somos adultos, con derechos y obligaciones; como miembros de una sociedad somos responsables de su funcionamiento.
Por lo tanto, debemos participar activamente intentando que mejore y evolucione.El papel de la prensa, según Soledad Gallego-Díaz (y segúnWikileaks) es el de estimular ese sentido cívico de los ciudadanos, hacerlos conscientes de que la sociedad es nuestra y no debemos dejar que hagan con ella lo que quieran, por que en el fondo, nos afecta a cada uno de nosotros.PROFUNDIZACIÓN:La educación cívica es uno de los fundamentos de la asignatura de filosofía que se da en los institutos. Ante la apatía que se venía observando en los últimos tiempos por parte de los jóvenes respecto a su implicación en los asuntos civiles y políticos los dirigentes europeos pidieron una reforma en la educación que incluyera conocimientos sobre este aspecto humano, incluyendo en los planes de estudios la Educación Cívica, la Ética y la Moral.Se trata de mover a los jóvenes, de enseñarles que la formación humana, la cultura, comprende un aspecto indispensable para vivir en sociedad: el civismo. Debemos sentirnos parte del grupo y aprender a convivir     organizando nuestra vida de acuerdo con los demás para evitar conflictos, como explicaCommteSponville  al hablarnos sobre la necesidad de lapolítica.Lafilosofía, estudiando al hombre, analiza su carácter individual, pero también su faceta social, como miembro de un grupo. Como tal, debe plantearse lo que es bueno para él y para el grupo, si es necesario renunciar a ciertas libertades individuales a favor del grupo (como explica Rousseauen  “ElContrato social” ). Desde los filósofos clásicos existe esta preocupación por que el hombre aprenda a actuar correctamente en bien del grupo procurando el bienestar de todos los miembros.Cuando Soledad Gallego-Díaz habla de “aprendizaje cívico” se refiere a la labor de concienciación que se pide a los ciudadanos para que se ocupen de su sociedad. Propone, en este caso, partir de la libertad de prensa para que los medios de comunicación despierten en el pueblo el sentido cívico.El primer paso sería darles a conocer toda la verdad para que vean cómo les están manejando y reaccionen para impedirlo. El segundo paso sería garantizar que esas libertades sean protegidas por la ley, para que no haya miedo a publicar la verdad. El tercer paso sería la vigilancia para que se mantengan las libertades y que los ciudadanos cumplan con sus obligaciones de forma correcta para la sociedad. Por último, sería necesario (la autora nos muestra el caso del Tribunal Supremo de EEUU) que aquellos  que no cumplen con sus obligaciones sean castigados y no los veamos protegidos por los poderes, los gobiernos o los grupos dominantes en los medios de comunicación que ocultan sus abusos.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.