Apuntes 2 bachiller santo tomas de aquino

Share Button

En primer lugar, Santo Tomás de Aquino establece que sólo hay una verdad última (Dios) a la que se puede llegar por los dos caminos que tenemos para conocer: la razón (filosofía) y la fe (teología)
. Llegado este punto, Santo Tomás intenta distinguir ambas, y a la vez, aclarar su relación: razón y fe son independientes, pero complementarias, y confluyen en una verdad única. De esta forma, se entiende que la razón sea considerada “un preámbulo de la fe”, de modo que dicha razón no vaya contra ella sino que la lleva a un orden superior y la completa. De esta forma se distinguen las verdades de fe o verdades reveladas, que sobrepasan la capacidad de la razón humana, las estudia la teología, pues no puede demostrarse racionalmente y han de ser aceptada sin discusión porque manan de Dios; y las verdades de razón, es decir, las verdades de la filosofía, que si pueden ser comprendidas por el entendimiento humano y son demostrables racionalmente.

Por otro lado, existen algunos casos en los que confluyen la fe y la razón, aquí la teología puede utilizar esta última para conocer la verdad revelada, esta seria la teología natural . La filosofía está, por tanto, al servicio de la teología, y como la verdad es única la filosofía de la razón se equivoca si llegan a conclusiones incompatibles con la fe. Por el contrario la teología dogmática estudia a Dios en sí mismo, sin ayuda de la razón.

Teología una de las verdades reveladas por la fe, pero susceptible de demostración racional, es que Dios existe. La existencia de Dios no es evidente para nosotros, pero se puede demostrar racionalmente, por eso desarrolla una serie de pruebas para la existencia de Dios en su obra la Suma Teológica. Elabora así cinco vías a favor de la existencia de Dios, que son argumentos a priori, basándose en los efectos de Dios, pues estos son mas evidentes que su causa. La primera bien es la del movimiento (se deduce la existencia de un primer motor inmóvil). La segunda es la de la causa eficiente (se deduce la existencia de una primera causa incausada de la que derivan el resto de causas subordinadas.). La tercera es la vía de la contingencia o ser necesario (se necesita un ser necesario que tienen sí mismo la razón de existir). La cuarta es la vía de los grados de perfección (se necesita un ser que posea toda la perfección de aquellos valores para asi poder comparar). La quinta es la vía del gobierno del mundo (se deduce la existencia de un ser que es capaz de ordenar y dirigir al Universo).

la Creación, Santo Tomás distingue entre esencia y existencia, esto es entre la naturaleza de un ser, entendida como simple potencialidad (esencia), y su existencia efectiva, en acto. En Dios, esencia y existencia coinciden, porque su naturaleza implica existir necesariamente, ya que su ser infinitamente perfecto. En cambio, los demás seres son contingentes: su esencia no implica necesariamente existir, y, por ello participan de la existencia gracias al acto creador de Dios (vía de la contingencia).

Antropologia aplica la teoría hilemórfica aristotélica pero adoptando matices extraídos del neoplatonismo de San Agustín. De esta forma el nombre, es un compuesto de materia (cuerpo) y forma (alma). Tal unión no es accidental, como en el agustinismo platónico, sino sustancial, y ha sido creada directamente por Dios. El alma humana tiene tres facultades: vegetativa, que posibilita la alimentación y el desarrollo, propia de todos los seres vivos; sensitiva, posibilita las sensaciones dotadas por los sentidos, deseos y movimientos, propia de todos los animales; y la racional, que posibilita el pensamiento y es exclusiva de los seres humanos.

conocimiento tomista también está basada en Aristóteles, y entiende el conocimiento como un proceso abstracción, por el cual el alma desmaterializa las formas inscritas en la materia, colaborando en dicho proceso, por este orden, los sentidos, la memoria, el entendimiento agente (que abstrae las formas), y, por último, el entendimiento paciente (que recibe la especie o forma inteligible y conoce el concepto general). Por otro lado, Tomás de Aquino también tomó posición en el problema de los universales. Para este filósofo, los universales se dan de tres maneras diferentes: Ante rem (previo a las cosas), In re(en las cosas), Post rem(posteriores a las cosas).

ética eudemonista y reconoce que todos los hombres tienden a un fin: la felicidad (Dios), que es equivalente alcanzar la perfección y la excelencia. Por tanto, identifica felicidad y virtud, distingue, como Aristóteles, entre dos tipos de virtudes: teóricas y éticas. Estas virtudes son las vías para alcanzar la felicidad. Por otro lado, Aquino afirma la existencia de la ley natural, la forma moral en que Dios ha impuesto en el alma humana su ley eterna respetando su libertad. La ley natural tiene varios preceptos que se fundamentan en uno: el deber de desarrollar la propia esencia humana realizando el bien y evitando el mal. De éste se derivan tres preceptos primeros en relación a las facultades del alma: el deber de conservar la vida, que desarrolla la facultad vegetativa; el deber de procrear y educar a los hijos, que desarrolla la facultad sensitiva; y el deber de respetar la justicia social y de buscar la verdad (el conocimiento de Dios), desarrollando así la facultad racional.

política, Santo Tomás parte de la idea de que el ser humano es por naturaleza un animal social (zoon politikon), pero que al mismo tiempo tiene un fin trascendente. Esta condición humana se refleja la organización social, que gira en torno al poder terrenal y al sobrenatural. Tomás de Aquino piensa que el poder político y religioso son autónomos y compatibles, pero que en último término el poder temporal esta subordinada la religión, pues la finalidad de las leyes de los estados ha de ser la de promover el cumplimiento de la ley natural.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *